Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Diabetes tipo 1 y 2 y embarazo

Problemas de la diabetes en el embarazo

Foto: Niño pequeño con mujer embarazada Las mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 o tipo 2 que no controlan sus niveles de azúcar en la sangre pueden sufrir problemas de salud al igual que sus bebés: 


Defectos de nacimiento

Los órganos del bebé se forman durante los primeros dos meses del embarazo, a menudo antes de que la mujer sepa que está embarazada. El azúcar en la sangre que no está controlada puede afectar esos órganos mientras se están formando y causar graves defectos de nacimiento en el desarrollo del bebé, como del cerebro, la columna vertebral y el corazón.


Un bebé demasiado grande

La diabetes que no se controla bien causa un aumento en el azúcar de la sangre del bebé. El bebé está “sobrealimentado” y crece demasiado. Además de causar incomodidades en los últimos meses del embarazo, tener un bebé demasiado grande puede causar problemas durante el parto tanto para la madre como para él. Puede ser que la madre necesite una cesárea para poder dar a luz. También es posible que el bebé nazca con daño en los nervios debido a la presión en los hombros durante el parto. 


Cesárea

La cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre. Una mujer con diabetes mal controlada tiene una probabilidad más alta de requerir una cesárea para dar a luz al bebé. Cuando el bebé nace por cesárea, a la madre le toma más tiempo recuperarse del parto.


Presión arterial alta (preeclampsia)

Cuando una mujer embarazada presenta presión arterial alta, proteína en la orina y una inflamación frecuente en los dedos de las manos y los pies que no se alivia, puede ser que tenga preeclampsia. Este es un problema grave que amerita ser vigilado muy de cerca por el doctor. La presión arterial alta puede causar daños tanto a la madre como a su bebé en gestación. Puede provocar un nacimiento prematuro del bebé y también convulsiones o accidentes cerebrovasculares (un coágulo sanguíneo o sangrado en el cerebro con posible daño cerebral) en la mujer durante el trabajo de parto y el alumbramiento. Las mujeres con diabetes tienen presión arterial alta con más frecuencia que las mujeres que no la tienen.


Nacimiento prematuro (antes de término)

Un bebé que nace de manera muy prematura puede tener complicaciones, como problemas para respirar, problemas cardiacos, sangrado en el cerebro, problemas intestinales o de la visión. Las mujeres con diabetes tipo 1 o 2 tienen más probabilidad de dar a luz a un bebé prematuro que las mujeres que no tienen diabetes.


Bajo nivel de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Las personas con diabetes que toman insulina u otros medicamentos para la diabetes puede que sufran una baja en su nivel de azúcar en la sangre. El bajo nivel de azúcar en la sangre puede ser grave y hasta mortal si no se atiende rápidamente. Las mujeres pueden evitar una disminución peligrosa de su azúcar en la sangre si vigilan cuidadosamente sus niveles y se tratan en forma oportuna.

Si la madre no se ha controlado su diabetes durante el embarazo, puede que los niveles de azúcar en la sangre del bebé disminuyan rápidamente después de nacer. Los niveles de azúcar del bebé se deberán mantener bajo observación durante varias horas después de su nacimiento.


Abortos espontáneos o mortinatos

Un aborto espontáneo es la interrupción de un embarazo antes de las 20 semanas. El mortinato ocurre después de 20 semanas de gestación. Los abortos espontáneos y los mortinatos pueden ocurrir por varias causas. Una mujer que tiene diabetes no controlada tiene una probabilidad mayor de tener un aborto espontáneo o un mortinato.

 

7 consejos para las mujeres con diabetes

La mujer que tiene diabetes y mantiene controlado su azúcar en la sangre antes y después del embarazo puede reducir sus probabilidades de tener un bebé con defectos de nacimiento. El control del azúcar en la sangre también reduce el riesgo de que la mujer sufra las complicaciones comunes de la diabetes, o de que esas complicaciones empeoren durante el embarazo.

Medidas que pueden tomar las mujeres antes y después del embarazo para evitar complicaciones:

  1. Planifique su embarazo

    Antes de buscar un embarazo, consulte a su médico. Este tiene que evaluar los efectos que la diabetes ha causado en su cuerpo, aconsejarle cómo lograr y mantener el control del nivel de azúcar en la sangre, cambiarle los medicamentos si es necesario y planear un seguimiento frecuente. Si usted tiene sobrepeso, el médico podría recomendarle que intente perder peso antes de quedar embarazada como parte del plan para controlar su azúcar en la sangre.  

  2. Foto: Estetoscopio escuchando el vientre de la mujer embarazadaConsulte a su médico desde etapas iniciales y con frecuencia

    Durante el embarazo, una mujer que tiene diabetes necesita ver a su médico con más frecuencia que las mujeres embarazadas que no tienen la enfermedad. Usted y su médico pueden trabajar juntos para prevenir o detectar problemas en forma temprana.

  3. Coma alimentos saludables

    Coma alimentos saludables incluidos en un plan de comidas para personas con diabetes. Un nutricionista puede ayudarle a crear un plan de comidas saludable. También le puede enseñar a controlar su azúcar en la sangre durante el embarazo.

    Sabrosas recetas para personas con diabetes y sus familias »

    Para encontrar a un nutricionista:
    Asociación Americana de Dietistas
    1–800–877–1600
    www.eatright.org (clic en "Find a Nutrition Professional")

  4. Haga ejercicio con regularidad

    El ejercicio es otra manera de controlar el azúcar en la sangre. Ayuda a equilibrar el consumo de alimentos. Después de consultar a su médico, puede realizar ejercicio regular antes, durante y después del embarazo. Procure hacer un mínimo de 30 minutos de actividad física, de moderada a intensa, al menos cinco días a la semana. Esto puede ser caminar a paso rápido, nadar o jugar activamente con los niños.

    Aprenda más sobre actividad física durante el embarazo (en inglés) »

  5. Tome los medicamentos y la insulina como se lo indiquen

    Si su médico le prescribe medicamentos o insulina, tómelos de la manera indicada para ayudar a controlar su azúcar en la sangre.

  6. Controle y trate rápidamente los niveles bajos de azúcar en la sangre

    Mantener un estricto control del azúcar en la sangre puede ocasionar una baja en el azúcar. Si usted está tomando tabletas para la diabetes o insulina, es muy útil tener siempre azúcar a la mano, como un caramelo, tabletas o gel de glucosa. También es aconsejable enseñar a sus familiares, compañeros de trabajo y amigos a cómo prestar asistencia en caso de que usted presente una baja grave de su nivel de azúcar en la sangre.

    Aprenda más sobre el bajo nivel de azúcar en la sangre »

  7. Controlar con frecuencia el azúcar en la sangre

    Dado que el embarazo causa cambios en las necesidades de energía del cuerpo, los niveles de azúcar en la sangre pueden cambiar muy rápido. Usted necesita revisar su azúcar en la sangre a menudo, como se lo indique su médico. Es importante aprender a ajustar el consumo de alimentos, el ejercicio y la insulina, dependiendo de los resultados de las pruebas de azúcar en la sangre.

    Aprenda más sobre cómo controlar su diabetes »

 

Información adicional

¿Tiene diabetes? ¿Está pensando tener un bebé?¿Tiene diabetes? ¿Está pensando tener un bebé?
Vea, descargue e imprima este folleto sobre la diabetes y el embarazo.



Para obtener más información sobre cómo mantener controlado el azúcar en la sangre, visite el sitio web de la Asociación Americana de Diabetes.

 

 


El páncreas no produce insulina o la produce en forma insuficiente para que el cuerpo pueda convertir el azúcar de la sangre en energía. La diabetes tipo 1 debe controlarse con la administración diaria de insulina.


El cuerpo produce muy poca insulina o no la puede aprovechar para convertir el azúcar de la sangre en energía. Algunos casos de diabetes tipo 2 se pueden controlar con una alimentación adecuada y haciendo ejercicio de manera regular. Muchas personas con diabetes tipo 2 tienen que tomar pastillas para la diabetes, insulina o ambas.


Una cesárea es una operación para sacar al bebé a través del vientre de la madre.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

 

 

Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
  • Comuníquese con CDC-INFO

GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z