Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Artritis en general

Si bien la palabra artritis la utilizan los médicos para referirse específicamente a inflamación de las articulaciones, en salud pública su uso es más generalizado y abarca más de 100 enfermedades o trastornos reumáticos que afectan las articulaciones, los tejidos que las rodean y otros tejidos conectivos.  Las características, gravedad y localización de los síntomas varían según la forma específica de la enfermedad. Por lo general, las enfermedades reumáticas se caracterizan por dolor y rigidez dentro o alrededor de una o más articulaciones.  Los síntomas pueden manifestarse de manera gradual o repentina. Algunas enfermedades reumáticas también pueden implicar alteraciones en el sistema inmunitario y varios órganos internos.

I. Información general

  • La artritis se puede definir desde un punto de vista clínico, epidemiológico o de otras maneras, en función de la perspectiva del análisis. Para los fines de salud pública, utilizamos dos enfoques estándar para definir la artritis:
    • Para calcular la prevalencia en la población con base en encuestas con información autorreportada, utilizamos la definición de caso de “artritis diagnosticada por un médico”, la cual se determina si el encuestado responde ‘sí’ a la pregunta: “¿Alguna vez le ha dicho un médico u otro profesional de la salud que tiene alguna forma de artritis, artritis reumatoide, gota, lupus o fibromialgia?” Esta pregunta la utilizan el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento o BRFSS (2002 en adelante) y la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud (2002 en adelante). Dado que los encuestados a menudo no están familiarizados con el tipo específico de artritis que padecen, la información que reportan solo se utiliza en la definición más general de artritis, pues es posible que den una clasificación errónea de las categorías de la enfermedad incluidas en la definición de caso.
    • Para las estimaciones del sistema de atención médica o de otros sistemas de información que se basan en los códigos de la CIE-9-MC, utilizamos un conjunto de códigos estándar de la CIE-9-MC [PDF - 53K] para “artritis y otras enfermedades reumáticas” (AOER),    elaborado por el Grupo de Trabajo Nacional sobre la Artritis en 1994.
         
  •  Diagnóstico. La mayoría de estas enfermedades se diagnostica clínicamente utilizando el historial del paciente, la exploración física y una selección de estudios radiológicos y de laboratorio de apoyo. Solo unas cuantas enfermedades de este grupo se pueden diagnosticar de manera definitiva (p. ej., la gota).

  • Tratamientos. Los tipos no inflamatorios (p. ej., artrosis) se suelen tratar con medicamentos para el dolor, actividad física, pérdida de peso (si hay sobrepeso) y educación del paciente en autocontrol. Los tipos inflamatorios (p. ej., artritis reumatoide) se tratan con estas modalidades así como con medicamentos antiinflamatorios (corticosteroides y antiinflamatorios no esteroideos [AINE], fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME) y un grupo relativamente nuevo de medicamentos conocidos como "medicamentos biológicos".

Inicio de la página

II. Prevalencia

  • Alrededor del 22% de los adultos estadounidenses, es decir 50 millones de personas de 18 años o más de la población civil no institucionalizada, declaran tener artritis diagnosticada. (1)
       
  • Las proporciones de la prevalencia en adultos fueron más altas en:
    • Adultos mayores (50% de las personas >65 años, 29.8% de las personas de 45-64 años y 7.6% de las personas de 18-44 años). (1)
    • Mujeres (25,9% en mujeres frente a 18.3% en hombres, ajustado por edad). (1)
    • Personas blancas o negras no hispanas e indoamericanas o nativas de Alaska (22.3%, 21.8% y 28.6% respectivamente, ajustado por edad) frente a hispanos (15.6%) y asiáticos o isleños del Pacífico (10.6%). (8)
    • Personas obesas y con sobrepeso. Obesas (31.1%, ajustado por edad) frente a personas con sobrepeso (21.4%) o personas de peso normal o bajo (16.9%). (1)
    • Personas sedentarias (23.5%, ajustado por edad, de personas sedentarias frente a 18.7% de adultos con artritis que cumplen con las recomendaciones de actividad física). (1)
  • Alrededor del 9% de los adultos estadounidenses, es decir 21 millones de personas de 18 años o más, tienen limitaciones atribuibles a la artritis 1 definidas como una respuesta "sí" a la pregunta "¿Enfrenta actualmente limitaciones en alguna de sus actividades cotidianas a causa de los síntomas de artritis o de síntomas en las articulaciones?" (1)

Inicio de la página

III. Incidencia

  • No hay datos disponibles sobre incidencia.

Inicio de la página

IV. Mortalidad

  • Con los datos sobre mortalidad para el periodo 1979-1998 se estimaron 146,377 muertes por artritis u otras enfermedades reumáticas (AOER) como causa subyacente. El número de fallecimientos aumentó de 5537 por año a 9367 por año durante ese periodo de 20 años, en correspondencia con una tasa anual estandarizada por edad de alrededor de 3/100,000. (2)
       
  • Las muertes ocurrieron en todos los grupos etarios, incluidos los niños; 12.1% de los fallecimientos correspondió a personas de 15 a 44 años de edad. (2)
       
  • Las tasas de mortalidad estandarizadas por edad fueron más altas en mujeres y en personas de raza negra. (2)
       
  • Tres de las 10 categorías de la AOER representaron casi el 80% de las muertes: enfermedades difusas del tejido conectivo (34%; principalmente lupus eritematoso sistémico y esclerosis sistémica), otros trastornos reumáticos específicos (23%, principalmente vasculitis) y artritis reumatoide (22%). (2)
       
  • Durante el periodo de 20 años, en otras 585,446 personas figuró la AOER como causa de muerte asociada. (2)   

  • Estas estimaciones puede que no reflejen la mortalidad por efectos adversos relacionados al tratamiento, como hemorragias digestivas inducidas por los AINE.

Inicio de la página

V. Hospitalizaciones

  • Un análisis de los datos de la Muestra Nacional de Pacientes Internados del 2004 calculó 992,000 hospitalizaciones en las que el diagnóstico principal fue AOER. (3a)

    Un estudio que utilizó datos similares de 1997 mostró que, en comparación con los pacientes hospitalizados con artritis, estas personas eran de mayor edad, tenían pocas enfermedades concomitantes, sus estadías en el hospital fueron más cortas, era más probable que se les practicara algún procedimiento quirúrgico y que se les diera de alta para su remisión a centros de cuidados a plazo corto o prolongado. Los diagnósticos y procedimientos quirúrgicos más comunes se asocian a la artrosis. Este perfil es congruente con el de la población hospitalaria más sana que la población hospitalaria promedio admitida para procedimientos quirúrgicos electivos y su consiguiente rehabilitación. (3)
       
  • En el 2004 se registraron otros 3.6 millones de hospitalizaciones en las que la AOER figuró como diagnóstico secundario. (3a)

    Un estudio que utilizó datos similares de 1997 mostró que, en comparación con las personas hospitalizadas que no padecían artritis, estas personas eran de mayor edad, tenían más enfermedades concomitantes y sus estadías en el hospital fueron más largas. Este perfil es congruente con el de la población hospitalaria más enferma que el de la población hospitalaria promedio admitida por razones no electivas independientes a su AOER, especialmente enfermedades cardiovasculares, cuya AOER complica su hospitalización. (3)

  • Más del 9% de las hospitalizaciones por todas las causas de enfermedad estuvieron relacionadas con AOER. (3)

Inicio de la página

VI. Atención médica ambulatoria

  • Con base en datos del 2004 de la Encuesta Nacional de Atención Médica Ambulatoria (NAMCS) y la Encuesta Nacional de Atención Hospitalaria Ambulatoria (NHAMCS),    se realizaron alrededor de 44.2 millones de visitas para obtener un diagnóstico primario de AOER en consultorios médicos (89%),    centros de consulta externa hospitalaria para atención aguda (6%) y salas de emergencias (5%). (3a)
  • Los especialistas más consultados en las visitas fueron los médicos de atención primaria (45%) y los cirujanos ortopédicos (36%). Otro tipo de personal del consultorio que dispensó atención en las consultas incluyó personal de enfermería (41%) y personal médico de nivel medio (3%). (3a)
       
  • Tres de las 11 categorías de AOER representaron más del 50% de las consultas médicas: osteoartritis y trastornos asociados (25%), dolor articular/ efusión/ otros trastornos articulares inespecíficos (23%) y fibromialgia (6%). (3a)
       
  • En un estudio de 1997 con información de ese año, el número de consultas ambulatorias por AOER fue superior al de consultas por otras enfermedades crónicas comunes, como enfermedades cardiovasculares y otros trastornos circulatorios, hipertensión arterial idiopática, asma, EPOC, bronquitis crónica, cáncer y diabetes. (4) Estas consultas fueron hechas por personas de todas las edades, aunque la proporción fue más elevada en las personas de mayor edad; las mujeres representaron casi el doble de consultas que los hombres. (4)

  • En el 2004, la AOER fue el diagnóstico secundario de otros 22.3 millones de consultas ambulatorias. (3a)

Inicio de la página

VII. Costo

  • Los análisis conservadores basados en la Encuesta del Panel de Gastos Médicos (MEPS, por sus siglas en inglés) calcularon el costo de la artritis en $128.000 millones, 48% más que los $86.200 millones de 1997 (o 24% más en dólares constantes del 2003). Los costos directos (gastos médicos) atribuibles a AOER fueron $80.800 millones y los indirectos (pérdidas del ingreso) fueron de $47.000 millones. [Análisis ajustados a seis características demográficas, nueve enfermedades concomitantes de costo elevado y posesión de seguro médico.] (5)

  • Los componentes más grandes de los costos directos correspondieron a atención ambulatoria (52.1%), atención hospitalaria (20.0%) y medicamentos recetados (19.3%). (5)

Inicio de la página

VIII. Impacto en la calidad de vida relacionada con la salud (HRQOL)

  • No existen mediciones del impacto en la calidad de vida relacionada con la salud que utilicen las actuales definiciones de caso de artritis mencionadas anteriormente.

  • Los análisis que utilizan una definición de caso virtualmente equivalente a “artritis diagnosticada por un médico o posible artritis”, usando preguntas ligeramente distintas, mostraron que los adultos con artritis tuvieron un peor impacto en la calidad de vida que aquellos sin artritis. Este fue el caso de las personas que refirieron salud regular/mala (23.8 frente a 7.3%) y, en el mes anterior, el número de días con problemas de salud física (~5.0 frente a 1.0), días con problemas de salud mental (~3.5 frente a 1.7), (días con problemas físicos o mentales (~7.6 frente a 2.5) y días con limitación en la actividad (~3.0 frente a 0.7). (6)

  • Aquellas personas especialmente afectadas encajaron en estas categorías: personas de 45 a 64 años de edad, de raza negra, hispanas, separadas de su pareja, con nivel educativo inferior a secundaria superior, desempleadas por más de un año, amas de casa, incapacitadas para trabajar, sedentarias, con bajo peso, carentes de seguro médico, fumadores actuales y personas que no toman alcohol. (6)

Inicio de la página

IX. Características particulares

  • Se pueden consultar las estimaciones de prevalencia de artritis diagnosticada por un médico y de limitaciones en la actividad atribuidas a la artritis para el 2009 y las proyecciones para el 2030 por estado. (en inglés)
       
  • Estas estimaciones genéricas de artritis están dominadas por el tipo más común de artritis, la artrosis.

Inicio de la página

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

El moverse ayuda a combatir la artritis. Aprenda mas.
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
    24 Horas/Todos los días
  • cdcinfo@cdc.gov
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z