Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

Artritis

Vistazo a la artritis

Pareja de hispanos caminando para hacer ejercicio


¿Qué es la artritis?

La artritis comprende más de 100 enfermedades y afecciones reumáticas, siendo la artrosis la más común.

Otras formas frecuentes de artritis son la artritis reumatoide, el lupus, la fibromialgia y la gota. Los síntomas comunes consisten en dolor, rigidez e inflamación dentro y alrededor de las articulaciones. Algunas formas de artritis, como la artritis reumatoide y el lupus, pueden afectar a varios órganos y causar síntomas generalizados.

A pesar de que la artritis es más frecuente en los adultos de 65 años de edad en adelante, puede afectar a personas de todas las edades (incluidos los niños).

Casi dos terceras partes de la personas con artritis son menores de 65 años. La artritis es más frecuente en mujeres (24.3%) que en hombres (18.7%) en todos los grupos etarios, y afecta a personas de todos los grupos étnicos y raciales. También es más frecuente en los adultos obesos que en los que tienen peso normal o bajo.

¿Por qué la artritis constituye un problema de salud pública?

Alta prevalencia. Se calcula que 50 millones de adultos estadounidenses (cerca de 1 de cada 5) reportan artritis diagnosticada por un médico. Con el envejecimiento de la población estadounidense, se anticipa un gran aumento en esta proporción. De acuerdo con las proyecciones, el número de adultos con artritis diagnosticada por un médico llegará a 67 millones hacia el 2030 y, como resultado, más de una tercera parte de estos tendrán limitaciones en sus actividades. Además, un estudio reciente indicó que 1 de cada 250 niños sufre alguna forma de artritis o de enfermedad reumática.

Arthritis-Attributable Activity Limitations Increase With Weight. Text description below.

[La descripción de este gráfico también está disponible en texto.]

 

“Al igual que con tantas enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiacas, la diabetes y el cáncer, el riesgo de padecer artritis es mayor al aumentar de peso. Las mejoras en el control del peso y la actividad física regular, tan importantes en la prevención y el control de la artritis, son esenciales para la salud y la calidad de vida. La prevención de la artritis puede tener un gran efecto en la prevención de las enfermedades crónicas en general y en el fomento de la salud”.

Ursula Bauer, PhD, MPH
Directora del Centro Nacional para la Prevención de las Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC.


Discapacidad común. La artritis es la causa más común de discapacidad en Estados Unidos. Todos los años, cerca de 21 millones de adultos estadounidenses refirieren limitaciones en sus actividades debido a la artritis.  De los adultos estadounidenses en edad productiva (18 a 64 años), el 5.3% (6.9 millones) refirió que su artritis limita su trabajo. De los 23 millones de adultos con artritis en este grupo etario, alrededor de 1 de cada 3 presenta limitaciones ocupacionales atribuidas a la artritis.

Riesgo alto de por vida. Un estudio comunitario reciente estimó en un 45% el riesgo que se tiene en el transcurso de la vida de padecer artrosis de rodilla grave manifestada con dolor. El riesgo aumenta a 57% para las personas que han tenido lesiones de rodilla. El riesgo de padecer artrosis de rodilla en el transcurso de la vida aumenta con el peso y se incrementa a 60% en las personas obesas.

Costo elevado. En el 2003, el costo total de la artritis fue de $128.000 millones, de los cuales, $81,000 representaron costos directos (médicos) y $47,000 costos indirectos (pérdida de ingresos). Todos los años, la artritis es motivo de 992,100 hospitalizaciones y 44 millones de consultas ambulatorias.

Obstáculos especiales para la actividad física. De acuerdo con algunas investigaciones, el dolor o el temor al dolor, el temor a que empeoren los síntomas o a sufrir daños en las articulaciones y la falta de información sobre los ejercicios que no representan riesgo constituyen impedimentos para que las personas con artritis hagan actividad física. El sedentarismo es un factor de riesgo de muchas otras enfermedades crónicas e interfiere en su control. Más de la mitad de los adultos estadounidenses con diabetes o enfermedades cardiacas también tienen artritis. Para controlar eficazmente enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardiacas y la obesidad, es necesario ayudar a que las personas con artritis superen los obstáculos a la actividad física relacionados con su artritis.

¿Qué se puede hacer para manejar la artritis?

Aprender técnicas para controlar la artritis. Las intervenciones para educar en el autocontrol, como el Programa de Autoayuda de la Fundación de la Artritis, pueden enseñar a las personas a manejar su artritis y aminorar sus efectos. Múltiples estudios concluyeron que esta intervención mejora la salud individual al disminuir la depresión, la fatiga y la aflicción por la salud. Pese a su eficacia, estos tipos de programas no están al alcance de todos los que los necesitan. Un uso más extendido de esta intervención y de cursos similares, como el Programa de Autocontrol de Enfermedades Crónicas, que aborda la artritis junto a otras enfermedades crónicas, mejorará la calidad de vida de las personas con artritis.

Mantenerse físicamente activo. Para las personas con artritis, las actividades físicas como caminar, andar en bicicleta y nadar, han demostrado beneficios significativos, como reducción del dolor y mejora en las funciones físicas, la salud mental y la calidad de vida. El Programa de Ejercicios y el Programa Acuático de la Fundación de la Artritis así como el Programa para personas de la tercera edad Enhance Fitness® son tres ejemplos de intervenciones con mejoras demostradas para la salud.

Mantener un peso saludable y proteger las articulaciones. Las medidas para controlar el peso y prevenir las lesiones pueden reducir el riesgo de sufrir artrosis. La pérdida de peso también puede disminuir los síntomas en las personas con sobrepeso que padecen artrosis de rodilla.

Consultar al médico. El diagnóstico temprano y el control adecuado son particularmente importantes para las personas con artritis inflamatoria. También resulta fundamental consultar al médico, porque las recomendaciones de un proveedor de atención médica son el factor que más contribuye a persuadir a las personas a que realicen actividad física y tomen un curso para controlar la artritis.

Respuesta de los CDC

Los CDC están comprometidos en liderar esfuerzos estratégicos de salud pública para promover el bienestar, prevenir las enfermedades crónicas y lograr una igualdad en salud. Con fondos por $13 millones para el año fiscal 2011, los CDC están colaborando con la Fundación de la Artritis, los Directores de la Asociación Nacional de Enfermedades Crónicas (NACDD), directores de programas estatales sobre la artritis y otros aliados para mejorar la calidad de vida de los adultos con artritis. Estos esfuerzos consisten en implementar el Plan Nacional contra la Artritis: Estrategia de Salud Pública y en diseminar y poner en marcha las recomendaciones de la Agenda Nacional de Salud Pública para la Artrosis (OA Agenda), publicadas en el 2010. Mediante las estrategias del plan nacional contra la artritis y la OA Agenda, los CDC y sus aliados se encaminan a alcanzar la meta nacional de reducir el dolor y la discapacidad relacionados con la artritis y a mejorar el funcionamiento de las personas.

Imagen de una pareja de hispanos haciendo labores de jardinería, Imagen de unos abuelos hispanos con sus nietos, Imagen de un trabajador hispano con una máquina.



Actividades que patrocina el Programa de los CDC contra la artritis

La meta principal del Programa de los CDC contra la Artritis es mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la artritis. El programa logra esta meta a través de la promoción de las siguientes cinco actividades clave:

  1. Colaborar en los cambios de políticas y sistemas.
    • Los CDC formaron recientemente una coalición nacional llamada OA Action Alliance, en conjunto con la Fundación de la Artritis y otros aliados para promover las metas y recomendaciones de la nueva agenda contra la artrosis (OA Agenda). Los CDC también trabajan con múltiples socios en la elaboración de criterios y estrategias ambientales para ayudar a que las personas con artritis realicen actividad física.

    • Los CDC mantienen actividades de vigilancia epidemiológica para incorporar la recolección de datos de utilidad para los responsables de la elaboración de políticas y la toma de decisiones. Ejemplos de estos datos son estimaciones del costo y de las limitaciones ocupacionales atribuibles a la artritis en los ámbitos estatal y nacional así como información de la ocurrencia de artritis en personas con diabetes y enfermedades cardiacas.  Las futuras actividades de los CDC y los estados incluirán la evaluación de los factores de riesgo como punto de partida para los cambios en las políticas.

  2. Apoyar las actividades de los departamentos estatales de salud.
    • Los departamentos estatales de salud han utilizado fondos de los CDC y han trabajado con aliados, como la Fundación de la Artritis, para aumentar la concientización pública, mejorar la capacidad estatal para monitorizar la carga de la artritis y promover la incorporación de intervenciones basadas en la evidencia en los programas actuales.

    • En el 2008, los CDC comenzaron a otorgar a 12 estados un promedio de $500,000 al año como parte de un acuerdo de cooperación a 4 años (ver mapa en información adjunta sobre Casos exitosos). Estas subvenciones ayudan a los estados a aumentar el alcance de las intervenciones contra la artritis basadas en la evidencia recomendadas por los CDC. También se insta a los estados a aplicar políticas innovadoras , Respuesta de los CDC (continuación) comunicación y alianzas estratégicas para alcanzar las metas de sus programas. Además, los CDC están trabajando con la NACDD para apoyar al Consejo sobre la Artritis y los esfuerzos de nueve estados (Alaska, Illinois, Indiana, Iowa, Kentucky, Maryland, Massachusetts, Misisipi y Nueva York) orientados a integrar las intervenciones contra la artritis en los actuales programas de enfermedades crónicas. Con el patrocinio de los CDC, la NACDD otorga a los departamentos de salud de estos estados alrededor de $50,000 al año como parte de un proyecto a 3 años.

  3. Difundir mensajes al público.
    • Departamentos estatales de salud y capítulos locales de la Fundación de la Artritis han implementado dos campañas de comunicación diseñadas por los CDC para promover la actividad física en las personas con artritis. “Physical Activity. The Arthritis Pain Reliever”. Esta campaña en inglés está dirigida a personas de raza blanca y negra de 45 a 70 años de edad, mientras que Buenos Días,Artritis está enfocada a los adultos hispanos. Cada programa estatal contra la artritis y varios capítulos de la Fundación de la Artritis han difundido al menos una de las campañas en su estado. Los apoyos de lanzamiento de campaña brindados por los CDC y la NACDD han ayudado a las sucursales de la YMCA en ocho estados a ofrecer el programa para personas de la tercera edad Enhance Fitness® en el 2010.

      Este programa ha demostrado que ayuda a la gente con artritis a mejorar su fuerza y resistencia físicas. La YMCA planea ofrecer más este tipo de programas para en un futuro abarcar a más gente. Además, dado que algunas personas no pueden asistir a las clases de gimnasia grupales, los CDC están trabajando con la Asociación de Educación Nacional para ofrecer a sus miembros un kit de autoestudio sobre el control de la artritis.

  4. Mejorar la base científica.
    Los CDC apoyan las investigaciones para aprender más sobre la artritis y las estrategias eficaces de control. Por ejemplo:
    • Los CDC están evaluando programas de actividad física en curso y elaborando otros nuevos para las personas con artritis que más los necesitan. La agencia patrocinó los estudios de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill que derivaron en el 2010 en el lanzamiento de un programa de caminata individual y grupal para adultos con artritis denominado Programa Caminata Fácil de la Fundación para la Artritis. La Fundación de la Artritis distribuirá el programa y ofrecerá capacitación a los grupos participantes.

    • Un análisis del Programa de Autoayuda de la Fundación de la Artritis y el Programa de Autocontrol de Enfermedades Crónicas que conjugó los resultados de múltiples estudios documentó mejoras persistentes en la calidad de vida. Estos hallazgos orientarán a los médicos clínicos y de salud pública y a los legisladores a tomar decisiones sobre la importancia de implementar este tipo de intervenciones.

    • El lupus eritematoso sistémico (lupus) es una enfermedad inflamatoria autoinmune que afecta a múltiples sistemas y aparatos del cuerpo. Puede ser difícil diagnosticarlo y las estimaciones de prevalencia varían ampliamente. Los CDC apoyan la labor de investigadores de las universidades de Michigan y de Emory, a través de los departamentos estatales de salud de Michigan y Georgia, con el fin de utilizar datos provenientes de registros de la población que arrojen estimaciones más fiables sobre el lupus en personas de raza blanca y negra. Los CDC también han creado registros para recopilar datos sobre hispanos o latinos, asiáticos, indoamericanos y nativos de Alaska.

  5. Medir la carga de la artritis.
    • Los CDC utilizan encuestas como el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento (BRFSS) y la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud para determinar la carga de la artritis, monitorizar las tendencias y evaluar los efectos de la artritis en la calidad de vida. Las investigaciones han mostrado que la artritis puede ser un obstáculo para realizar actividad física en las personas con diabetes o enfermedades cardiacas. Se necesitan más estudios para encontrar maneras de mejorar la salud de las personas que sufren múltiples afecciones.

Los CDC se asocian con la Fundación para la Artritis y otras entidades para servir mejor al público

La Fundación para la Artritis utiliza recursos de los CDC y de otros socios para realizar todos los años actividades de alcance dirigidas a millones de personas. En el 2010, la Fundación para la Artritis colaboró con los CDC para:

  • Poner en marcha el Programa Nacional de Salud Pública para la osteoartritis,  un plan de acción que establece 10 recomendaciones de estrategias para reducir la carga de la osteoartritis y controlar mejor sus síntomas.  
  • Apoyar a la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos para crear e implementar planes de acción con organizaciones comunitarias hispanas en seis estados.
  • Realizar investigaciones para encontrar la manera idónea de transmitir mensajes de salud pública a poblaciones con artritis que hablan español.
  • Ofrecer dos versiones del programa Caminata Fácil de la Fundación para la Artritis, para individuos y grupos. Ambas han demostrado aumentar la actividad física,  la distancia y la velocidad de la caminata, así como una disminución del dolor y la depresión.
  • Trabajar con legisladores estatales para organizar foros comunitarios para educar a los pacientes con osteoartritis sobre la importancia de la actividad física regula. 

Los CDC también colaboran con otras organizaciones para ampliar el alcance de intervenciones de eficacia demostrada. Por ejemplo:

  • Colaboración con la NACDD, una nueva asociación de los los CDC con la YMCA que hace posible la puesta en marcha de EnhanceFitness ® , una intervención basada en evidencia que se ofrecerá a personas con artritis a través de la YMCA en ocho estados. 
  • Los CDC y la Administración de Promoción de la Salud y Educación se han asociado con la Red de Asociaciones de Educación Nacional de Información de Salud para poner a prueba estrategias de mercadotecnia y ofrecer el kit de herramientas de autoestudio sobre la artritis para sus 3,2 millones de miembros. 

Orientación futura

Los CDC continuarán trabajando con sus aliados para ampliar la disponibilidad de los programas contra la artritis y ayudar que los programas estatales promuevan políticas, sistemas y cambios ambientales diseñados para hacer más accesibles las intervenciones de salud pública a las personas que las necesitan.

Los CDC también dedican esfuerzos a elaborar intervenciones novedosas que alcancen a las poblaciones diversas.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

El moverse ayuda a combatir la artritis. Aprenda mas.
Contáctenos:
  • Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
    1600 Clifton Rd
    Atlanta, GA 30333
  • 800-CDC-INFO
    (800-232-4636)
    TTY: (888) 232-6348
    24 Horas/Todos los días
  • cdcinfo@cdc.gov
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z