Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Tratamiento

Hospital temporal en construcción en África

No existe una vacuna o medicina (p. ej., medicamento antiviral) que se haya comprobado que es eficaz contra la enfermedad del Ébola.

Los síntomas de la enfermedad del Ébola se tratan a medida que aparecen. Las siguientes medidas básicas de intervención, si se usan desde un comienzo, pueden aumentar la probabilidad de supervivencia.

  • Proporcionar líquidos intravenosos y mantener el balance hidroelectrolítico (sales corporales).
  • Mantener los niveles adecuados del oxígeno y de la presión arterial.
  • Tratar otras infecciones si se presentan.

El tratamiento oportuno de la fiebre hemorrágica del Ébola es importante, pero representa un desafío por lo difícil que es realizar el diagnóstico clínico en las primeras etapas de la infección. Debido a que los primeros síntomas, como el dolor de cabeza y la fiebre, no son específicos de los virus del Ébola, la fiebre hemorrágica del Ébola podría no ser diagnosticada correctamente en un principio.

Sin embargo, si una persona tiene los síntomas tempranos de la fiebre hemorrágica del Ébola y existe alguna razón para considerar que se trata de esta enfermedad, el paciente debe ser puesto en aislamiento y se debe notificar a los profesionales de salud pública. La terapia de apoyo puede continuar si el personal de atención médica usa ropa de protección adecuada hasta que las muestras del paciente sean analizadas para determinar si existe la infección.

Algunos tratamientos de tipo experimental han sido probados y han demostrado ser eficaces en modelos animales, pero no han sido usados en seres humanos.

Ir Arriba