Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Preguntas y respuestas sobre la enfermedad y el virus del Ébola

El brote de la enfermedad del Ébola es el más grande de la historia y el primero en países de África Occidental. El actual brote está afectando a varios países de África Occidental (consulte los países afectados), pero no presenta un riesgo significativo para los Estados Unidos. Un pequeño número de casos en Nigeria han sido asociados a un hombre proveniente de Liberia que viajó a Lagos y murió por la enfermedad del Ébola; aunque no parece que el virus se haya propagado ampliamente.

Los CDC están trabajando con otras agencias gubernamentales estadounidenses, la Organización Mundial de la Salud y otros socios nacionales e internacionales y ha activado su Centro de Operaciones de Emergencia para ayudar a coordinar la asistencia técnica y las actividades de control con nuestros socios. Los CDC también han enviado equipos de expertos en salud pública a África Occidental y continúa enviando expertos en salud pública a los países afectados.

 

Información general

¿Qué es la enfermedad del Ébola?

Esta enfermedad mortal y muy poco frecuente (que también se conoce como la enfermedad del virus del Ébola o coloquialmente como ébola) es causada por la infección por una de las cepas del virus del Ébola (virus de Zaire, Sudán, Bundibugyo o del bosque Tai). Los virus del Ébola se encuentran en varios países africanos. El virus del Ébola se descubrió en 1976 cerca del río Ébola, en lo que hoy es la República Democrática del Congo. Desde entonces, se han presentado brotes esporádicos de la enfermedad del Ébola en varios países de África.

¿Se ha identificado al paciente cero?

Informes que aparecen en documentos científicos y otras publicaciones han tratado de identificar al paciente que podría haber sido la primera persona infectada en el brote de la enfermedad del Ébola en África Occidental. Las descripciones de esos informes están disponibles por Internet. Es importante para los CDC saber lo más que se pueda acerca del origen de cualquier brote y cómo se propagó inicialmente.

Con respecto al brote de la enfermedad del Ébola en África Occidental, rastrear la manera en que el virus del Ébola se ha propagado hasta la fecha puede ayudar a los CDC a aplicar esos conocimientos en mejores técnicas de prevención y atención. Los conocimientos que se adquieran en estas actividades pueden implicar obtener información detallada sobre pacientes específicos. Sin embargo, los CDC se abstienen, por lo general, de identificar a los pacientes específicos en cualquier aspecto de un brote.

 

Signos y síntomas

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad del Ébola?

Los signos y síntomas de la enfermedad del Ébola incluyen fiebre (de más de 38.6 °C o 101.5 °F) y dolor de cabeza intenso, dolores musculares, vómitos, diarrea, dolor de estómago o sangrado o moretones sin causa aparente. Los síntomas pueden aparecer entre 2 y 21 días después de la exposición al virus del Ébola, pero es más común que ocurran entre los 8 y los 10 días.

 Inicio de página

 

Cómo se propaga el virus del Ébola

Cómo se propaga el virus del Ébola

El virus se trasmite por el contacto directo (a través de la piel agrietada o abierta, o las membranas mucosas) con la sangre y los líquidos corporales (orina, heces, saliva, vómitos y semen) de una persona con la enfermedad del Ébola; o con objetos, como agujas, que hayan sido contaminados con el virus. El virus del Ébola no se transmite a través del aire o el agua, ni por lo general, a través de los alimentos; sin embargo, en África, el virus del Ébola se puede propagar al manipular la carne de animales salvajes (caza de animales salvajes para la alimentación) y por el contacto con murciélagos infectados.

¿Quién corre más riesgo de contraer la enfermedad del Ébola?

Los proveedores de atención médica que atienden a pacientes con la enfermedad del Ébola y los familiares y amigos de personas con la enfermedad del Ébola y que tengan contacto cercano con ellas tienen el mayor riesgo de enfermarse porque pueden entrar en contacto directo con la sangre o los líquidos corporales de las personas enfermas.

En algunos lugares afectados por el brote actual, la atención médica se puede prestar en clínicas con recursos limitados (por ejemplo, sin agua corriente, aire acondicionado, pisos o suministros médicos adecuados), y los trabajadores pueden estar en esos sitios por varias horas con varios pacientes infectados por el virus del Ébola. Además, ciertas tareas y responsabilidades laborales, como hacerse cargo de los cadáveres, pueden requerir un equipo de protección individual (EPI) diferente al que se usa para prestar atención médica a los pacientes infectados en un hospital.

¿Puedo contraer la enfermedad del Ébola de una persona infectada que no tenga fiebre o alguno de los síntomas?

No, las personas infectadas por el virus del Ébola no son contagiosas sino hasta que aparecen los síntomas.

Si alguien sobrevive a la enfermedad del Ébola, ¿puede todavía propagar el virus?

Una vez que alguien se recupera de la enfermedad del Ébola, ya no puede propagar el virus. Sin embargo, el virus del Ébola se puede encontrar en el semen hasta por 3 meses. Se recomienda a las personas que se recuperaron de la enfermedad del Ébola que se abstengan de tener relaciones sexuales o que usen condones en los 3 meses siguientes.

¿El virus del Ébola se puede transmitir a través de los mosquitos?

No existe evidencia de que los mosquitos u otros insectos puedan transmitir el virus del Ébola. Solamente los mamíferos (por ejemplo, los seres humanos, los murciélagos, los monos y los simios) han mostrado la capacidad de propagar el virus del Ébola y de infectarse por este.

¿Puede el virus del Ébola ingresar a los EE. UU. a través de animales importados?

Debido a las fuertes restricciones que el gobierno federal de los EE. UU. ha establecido para la importación de animales provenientes de África, es poco probable que el virus del Ébola entre a los EE. UU. a través de animales importados.

Los animales que se han asociado con más frecuencia al virus del Ébola son los primates no humanos (por ejemplo, los simios y monos) y los murciélagos. Tanto los CDC como el Servicio de Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EE. UU. regulan la importación de primates no humanos y murciélagos. Estos animales, así como sus productos derivados y las muestras para investigaciones de esos animales solo pueden ser importadas a los Estados Unidos con un permiso. Este permiso especifica que los animales, sus productos derivados o las muestras para investigaciones ingresan al país SOLO para propósitos científicos, educacionales o de exhibición. La importación de estos animales a los Estados Unidos como mascotas o carne salvaje para su consumo es ilícita.

 Inicio de página

 

Tratamiento

¿Cómo se trata la enfermedad del Ébola?

No se ha comprobado que una vacuna o medicamento específico cure la enfermedad del Ébola. Los signos y síntomas de la enfermedad del Ébola se tratan a medida que aparecen. Las siguientes medidas básicas de intervención pueden aumentar la probabilidad de supervivencia si se usan desde un comienzo.

  • Proporcionar líquidos y electrolitos.
  • Mantener los niveles adecuados del oxígeno y la presión arterial.
  • Tratar otras infecciones que se presenten.

Es importante detectar temprano la enfermedad del Ébola para proporcionar atención adecuada al paciente y para prevenir la propagación de la infección. Los proveedores de atención médica deben estar atentos a la posibilidad de que sus pacientes tengan la enfermedad del Ébola y evaluar a aquellos que se sospeche que la tienen.

 

Prevención

¿Cómo me protejo contra el virus del Ébola?

Si usted se encuentra en un área afectada por un brote de la enfermedad del Ébola, o va a viajar a alguna, protéjase siguiendo las siguientes medidas:

  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Evite el contacto con sangre y líquidos corporales de cualquier persona, en especial de las que estén enfermas.
  • No toque objetos que pueden haber estado en contacto con la sangre o los líquidos corporales de una persona infectada.
  • No toque el cuerpo de una persona que haya muerto por la enfermedad del Ébola.
  • No toque murciélagos ni primates no humanos ni su sangre o los líquidos corporales de ellos, y no toque ni coma carne cruda preparada proveniente de esos animales.
  • Evite ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la enfermedad del Ébola. La embajada o consulado de los EE. UU. puede generalmente proporcionar información sobre esos establecimientos médicos.
  • Busque atención médica de inmediato si presenta fiebre (temperatura de 101.5 oF/38.6 oC) y cualquiera de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, dolor muscular, diarrea, vómitos, dolor de estómago o sangrado o moretones sin causa aparente.
    • Limite su contacto con otras personas hasta que pueda ver a un médico. No vaya ni viaje a ningún otro lugar que no sea un establecimiento de atención médica.

Los CDC has emitido un aviso para los viajeros o advertencia de nivel 3 para tres países. Los ciudadanos estadounidenses deben evitar todos los viajes no esenciales a Guinea, Liberia y Sierra Leona. Los CDC han emitido un aviso para los viajeros a Nigeria o alerta de nivel 2. Los viajeros a Nigeria deben tomar precauciones adicionales para prevenir la enfermedad del Ébola. Para consultar los avisos para los viajeros y otra información para ellos, visite la página web de los CDC sobre La salud de los viajeros y la enfermedad del Ébola.

 Inicio de página

 

Control de infecciones

¿Pueden los hospitales en los Estados Unidos atender a pacientes con la enfermedad del Ébola?

Cualquier hospital de los EE. UU. que siga las recomendaciones para el control de infecciones de los CDC y que pueda aislar a un paciente en una habitación individual con un baño privado tiene la capacidad de atender a un paciente con la enfermedad del Ébola en forma segura.

  • Estos pacientes necesitan cuidado de apoyo intensivo; todo hospital que tenga esta capacidad puede atender en formar segura a estos pacientes.
  • Se recomienda tomar medidas de precaución estándar y contra infecciones por el contacto y por gotitas.

¿Cómo se pueden proteger los proveedores de atención médica?

Los proveedores de atención médica pueden seguir varias medidas de control de infecciones para protegerse al atender pacientes con la enfermedad del Ébola.

  • Todas las personas que entren a la habitación del paciente deben usar por lo menos guantes, bata y protección para los ojos (gafas de protección o protector facial) y una mascarilla.
  • Se puede necesitar equipo de protección individual (EPI) adicional en ciertas ocasiones (por ejemplo, cuando hay gran cantidad de sangre, vómito, heces u otros líquidos corporales).
  • Los proveedores de atención médica deben seguir con frecuencia las medidas de higiene de las manos antes y después del contacto con pacientes, con materiales posiblemente infecciosos, y antes de ponerse y después de quitarse el EPI, incluidos los guantes.

 Inicio de página

 

Viajeros

¿Qué se está haciendo para evitar que los viajeros enfermos aborden aviones en África Occidental?

Los CDC trabajan con otras agencias socias en los puertos de entrada de los Estados Unidos, para ayudar a prevenir la importación y propagación de enfermedades infecciosas al país. Los CDC tienen personal que trabaja las 24 horas del día en 20 oficinas de salud fronteriza, ubicadas en aeropuertos internacionales y fronteras terrestres). El personal de los CDC está listo las 24 horas del día para investigar los casos de viajeros enfermos en aviones y barcos que lleguen a los Estados Unidos.

Aunque alguien podría infectarse por el virus del Ébola en Guinea, Liberia, Nigeria o Sierra Leona y luego viajar por avión a los Estados Unidos, es poco probable que pueda propagar la enfermedad a los otros pasajeros. Las personas infectadas por el virus del Ébola no son contagiosas, sino hasta que aparecen los síntomas. Sin embargo, los CDC y los proveedores de atención médica en los Estados Unidos necesitan estar preparados para la remota posibilidad de que un viajero pueda contraer la enfermedad del Ébola y regresar a los Estados Unidos enfermo.

Los CDC trabajan con socios clave como la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, el Departamento de Agricultura de los EE. UU., la Guardia Costera de los EE. UU., el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de los EE. UU., los departamentos de salud locales y estatales, y el personal de servicios médicos de emergencia locales. Los CDC también trabajan de cerca con las aerolíneas y la industria de cruceros, y con los barcos de carga para asegurarse de que se reporten los presuntos casos de enfermedades infecciosas a las estaciones de cuarentena de los CDC y de que se tomen las medidas adecuadas para prevenir la propagación de la enfermedad. Cuando se notifica a los CDC que hay un viajero enfermo en un avión, nuestro personal trabaja con los servicios médicos de emergencia para evaluar al pasajero en el avión y, de ser necesario, hacer los arreglos para transportar al viajero enfermo a un hospital local para realizar las pruebas y los tratamientos necesarios. Cuando los CDC reciben una notificación de que hay un viajero enfermo en un crucero o en un barco de carga, trabajamos con la línea marítima para evaluar el riesgo para la salud pública y para coordinar cualquier respuesta necesaria.

Los CDC están dando información a sus socios, como los de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y de las aerolíneas, sobre los signos y los síntomas que deben observar en los viajeros que llegan de países en los que hay un brote de la enfermedad del Ébola y que deben de ser notificados al personal de la estación de cuarentena de los CDC.

¿Qué debo hacer si regreso a los EE. UU. de un área donde está ocurriendo un brote?

Después de su regreso, esté atento a su salud.

  • Vigile su salud por 21 días si estuvo en un área donde hay un brote de la enfermedad del Ébola, especialmente si tuvo contacto con sangre o líquidos corporales; con objetos que estuvieron en contacto con sangre o líquidos corporales; con animales o carne cruda; o estuvo en hospitales donde se atiende a pacientes con la enfermedad del Ébola; o si ha participado en rituales de sepultura.
  • Busque atención médica de inmediato si presenta fiebre (temperatura de 101.5 oF/38.6 oC) y cualquiera de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, dolor muscular, diarrea, vómitos, dolor de estómago o sangrado o moretones sin causa aparente.
  • Dígale a su médico sobre su viaje reciente y los síntomas antes de ir al consultorio o sala de emergencias. Informar esto con anticipación le permitirá a su médico atenderlo y proteger a otras personas que puedan estar en el consultorio.

¿Qué debo hacer si estoy viajando a un área donde hay un brote?

Si va a viajar a un área con un brote de la enfermedad del Ébola, protéjase tomando las siguientes medidas:

  • Lávese las manos con frecuencia.,
  • Evite el contacto con sangre y líquidos corporales de cualquier persona, en especial de las que están enfermas.
  • No toque objetos que puedan haber estado en contacto con la sangre o los líquidos corporales de una persona infectada.
  • No toque el cuerpo de una persona que haya muerto por la enfermedad del Ébola.
  • No toque murciélagos ni primates no humanos ni su sangre o los líquidos corporales de ellos, y no toque ni coma carne cruda preparada proveniente de esos animales.
  • Evite ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la enfermedad del Ébola. La embajada o consulado de los EE. UU. puede generalmente proporcionar información sobre esos establecimientos.
  • Busque atención médica de inmediato si presenta fiebre (temperatura de 101.5 oF/38.6 oC) y cualquiera de los siguientes síntomas: dolor de cabeza, dolor muscular, diarrea, vómitos, dolor de estómago o sangrado o moretones sin explicación.
    • Limite su contacto con otras personas hasta que pueda ver a un médico. No vaya ni viaje a ningún otro lugar que no sea un establecimiento de atención médica.

¿Las personas que viajan a África deben estar preocupadas por el brote?

Hasta ahora solo se han reportado casos de la enfermedad del Ébola en Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria. Un pequeño número de casos en Nigeria han sido asociados a un hombre proveniente de Liberia que viajó a Lagos y murió por la enfermedad del Ébola; pero no parece que el virus se haya propagado ampliamente. Los CDC emitieron un aviso para los viajeros o advertencia de nivel 3 para que los ciudadanos estadounidenses eviten cualquier viaje no esencial a Guinea, Liberia y Sierra Leona. Los CDC también emitieron un aviso para los viajeros o alerta de nivel 2 para quienes viajen a Nigeria, pidiéndoles que se protejan al evitar el contacto con la sangre y los líquidos corporales de personas que tengan la enfermedad del Ébola. Usted puede encontrar más información sobre estos avisos para los viajeros en http://wwwnc.cdc.gov/travel/notices.

Los CDC no están recomendando en este momento que los viajeros eviten viajar a otros países de África. Si bien es posible que el brote se extienda a otros países, los CDC están trabajando con los gobiernos de las naciones afectadas para controlar el brote. El riesgo de contraer la enfermedad del Ébola es muy bajo para la mayoría de los viajeros. El contagio ocurre mediante el contacto directo con la sangre u otros líquidos corporales de una persona enferma, así que los viajeros se pueden proteger al evitar estar con personas enfermas y en hospitales donde se está atendiendo a pacientes con la enfermedad del Ébola.

¿Por qué se trasladaron a los EE. UU. para recibir tratamiento a los estadounidenses con la enfermedad del Ébola? ¿Cómo están los CDC protegiendo al público estadounidense?

Los ciudadanos estadounidenses tienen el derecho a regresar a los Estados Unidos. Aunque los CDC pueden utilizar varias medidas para prevenir la importación de enfermedades a los EE. UU., la agencia debe mantener un equilibrio entre el riesgo para la salud pública y los derechos de las personas. En esta situación, los pacientes que regresaron a los Estados Unidos para recibir atención fueron transportados siguiendo los procedimientos apropiados de control de infecciones apropiados y establecidos para prevenir la transmisión de la enfermedad a otras personas.

La enfermedad del Ébola no presenta un riesgo significativo para la población estadounidense en general. Los CDC reconocen que la enfermedad del Ébola causa gran preocupación en la población, pero la misión de los CDC es proteger la salud de todos los estadounidenses, incluso de aquellos que se pueden enfermar en el extranjero. Los pacientes con la enfermedad del Ébola pueden ser trasladados y atendidos en forma segura si se toman las precauciones adecuadas.

¿Qué significa para los viajeros estadounidenses el nivel 3 de alerta para viajes de los CDC?

Los CDC recomiendan que las personas que viven en los Estados Unidos eviten los viajes que no esenciales a Guinea, Liberia y Sierra Leona. Si debe viajar (por ejemplo, para realizar labores de ayuda humanitaria en respuesta al brote) protéjase siguiendo las recomendaciones de los CDC de evitar el contacto con la sangre y los líquidos corporales de las personas con la enfermedad del Ébola. Para más información sobre las alertas para los viajeros, consulte la página web sobre la salud de los viajeros y la enfermedad del Ébola.

Los avisos para los viajeros son diseñados para informar a los viajeros y a los médicos sobre problemas de salud actuales relacionados con destinos específicos. Estos problemas pueden surgir por brotes de enfermedades, eventos y reuniones especiales, desastres naturales u otros factores que puedan afectar la salud del viajero. Una alerta de nivel 3 significa que existe un riesgo alto para los viajeros y que los CDC recomiendan que se eviten los viajes no esenciales.

 Inicio de página

 

En los Estados Unidos

¿Hay casos de personas que contrajeron la enfermedad del Ébola en los Estados Unidos?

No se han reportado casos confirmados de la enfermedad del Ébola en los Estados Unidos, con la excepción de los dos trabajadores estadounidenses del sector de la salud que se infectaron por el virus del Ébola en Liberia y que fueron trasladados a un hospital en los Estados Unidos. Ambos pacientes han sido dados de alta del hospital después de que las pruebas de laboratorio confirmaron que el virus del Ébola ya no estaba en su sangre. Los CDC han indicado al hospital que su alta hospitalaria no constituye una preocupación en el área de la salud pública y que no existen riesgos de contagio para las personas que tengan contacto con ellos en sus casas o en la comunidad.

Los CDC han recibido muchas llamadas de departamentos de salud y hospitales sobre supuestos casos de la enfermedad del Ébola en viajeros provenientes de los países afectados. Estas llamadas se han clasificado y atendido apropiadamente, y algunas muestras se han enviado a los CDC para que se les hagan pruebas. Todas las muestras enviadas a los CDC hasta la fecha han dado resultados negativos.

¿Qué están haciendo los CDC en los EE. UU.?

Los CDC han activado su Centro de Operaciones de Emergencia (EOC) para ayudar a coordinar la asistencia técnica y las actividades de control con sus socios. Los CDC también han enviado varios equipos de expertos en salud pública a África Occidental y planean enviar más expertos a los países afectados para ampliar las actividades de respuesta actuales.

En la remota posibilidad de que un viajero enfermo ingrese a los EE. UU., los CDC tienen protocolos de protección establecidos contra la propagación de la enfermedad. Estos protocolos incluyen que la tripulación de la aeronave notifique a los CDC que hay pasajeros enfermos en el avión antes de su llegada, la evaluación de los pasajeros enfermos, su aislamiento y transporte a un establecimiento médico de ser necesario. Los CDC, junto con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, también han proporcionado directrices a las aerolíneas sobre el manejo de los pasajeros y tripulantes enfermos y sobre la desinfección de las aeronaves. Los CDC han emitido un aviso de alerta de salud que recuerda a los trabajadores estadounidenses del sector de la salud la importancia de tomar medidas para prevenir la propagación de este virus, cómo hacer pruebas y aislar a los pacientes con presuntos casos, y cómo protegerse de la infección.

 Inicio de página

Ir Arriba