Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

noviembre de 2013

DHHS (NIOSH) publicación N.º 2014–103

Vista frontal de una maestro sentada abrazando a una niña

Foto de ©Thinkstock

Ideas erróneas comunes sobre la influenza entre personas que trabajan en entornos de cuidados infantiles

La influenza no es tan grave.

La influenza es contagiosa y puede causar enfermedad grave incluso en niños y adultos sanos. El número de muertes relacionadas con la influenza en los EE. UU. se calcula que oscila entre 3 000 y 49 000 por temporada.


Mi trabajo no presenta un riesgo de contraer influenza.

La influenza puede propagarse rápidamente en entornos de cuidados infantiles. Los niños tienen menor probabilidad de tener una respuesta inmune a los virus de la influenza, por lo tanto tienen mayor tendencia a infectarse. En los entornos de cuidados infantiles, los niños están constantemente en contacto unos con otros y con las personas que cuidan de ellos; los juguetes y otros objetos generalmente se comparten y es posible que los niños pequeños no sepan lavarse bien las manos o cubrirse la boca y la nariz cuando tosen o estornudan. Estos factores aumentar el riesgo de propagar la influenza en estos entornos.


No necesito vacunarme.

Todas las personas de 6 meses de edad o más deben vacunarse contra la influenza cada año. Incluso los niños y los adultos sanos pueden enfermarse debido a la influenza. Las mujeres embarazadas, los adultos de 65 años y mayores, los niños menores de 5 años y las personas con ciertas afecciones corren un riesgo mayor de enfermarse gravemente contra la influenza. Es importante que las personas que trabajan en entornos de cuidados infantiles se pongan la vacuna para protegerse, proteger a sus familias y los niños que cuidan. Los bebés menores de 6 meses son muy pequeños como para que se les administre la vacuna y tienen más probabilidad de enfermarse de influenza gravemente, por esta razón es particularmente importante que las personas que los cuidan se vacunen.


Me vacuné contra la influenza el año pasado, así que no necesito vacunarme este año.

Los virus de la influenza cambian constantemente. Las vacunas contra la influenza se actualizan cada año para brindar protección contra los virus más comunes que estén circulando. Además, la protección que brinda la vacuna contra la influenza disminuye con el transcurso del tiempo, por lo tanto es importante vacunarse cada año. Es posible que las vacunas contra la influenza de años anteriores no eviten que contraiga esta enfermedad este año.


La vacuna contra la influenza no es eficaz.

Aunque la protección de la vacuna contra la influenza puede variar, ponerse la vacuna es la mejor forma de evitar esta enfermedad. Las vacunas contra la influenza son más eficaces cuando corresponden a los virus que circulan en la comunidad.


La vacuna contra la influenza puede transmitirme la enfermedad.

La vacuna contra la influenza no le puede dar la enfermedad. Las inyecciones contienen virus muertos y el atomizador nasal contiene virus debilitados. Ninguno de los dos tipos de la vacuna contra la influenza puede causar la enfermedad. Sin embargo, es posible que algunas personas presenten síntomas similares a los de la influenza después de recibir la vacuna. La exposición a un virus que no sea el de la influenza podría ser la causa de estos síntomas. Usted también puede tener síntomas similares a los de la influenza, si estuvo expuesto al virus de la influenza antes de recibir la vacuna o durante las dos semanas en que la vacuna tarda en surtir efecto. A veces, también es posible exponerse a un virus de la influenza que no se haya incluido en la vacuna de esta temporada.


La vacuna no es segura.

Cientos de millones de personas han recibido la vacuna contra la influenza de manera segura en los últimos 50 años.


¡Vacúnese hoy contra la influenza!


Para encontrar un sitio cerca de usted que ofrezca la vacuna contra la influenza, visite http://vaccine.healthmap.org/.

Para más información sobre la influenza y las maneras de protegerse, y proteger a su familia y a niños que cuide, visite www.cdc.gov/flu/ o www.flu.gov.

Publicación número 2014-103 de DHHS (NIOSH)
Noviembre de 2013

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z