Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal
febrero del 2006
DHHS (NIOSH) publicación N.º 2006-117
Portada para la publicación 2006-117: Para levantar y mover sin peligro a los residentes de asilos de ancianos

Para levantar y mover sin peligro a los residentes de asilos de ancianos

Contenido

El reto de levantar a los residentes de asilos de ancianos

Uno de los problemas más importantes de los asilos de ancianos es el frecuente levantamiento de cargas pesadas y reposicionamiento de residentes que sobrepasan la capacidad de levantar peso de la mayoría de los cuidadores1. Numerosos estudios han demostrado que la capacitación de los cuidadores en cómo usar la mecánica corporal adecuada para levantar a los residentes, no es una medida de prevención eficaz porque el acto de levantar pacientes adultos es intrínsecamente riesgoso. Debido a la tendencia a acortar las internaciones hospitalarias, la fragilidad de los ancianos que son transferidos a los asilos ha ido en aumento. Los factores que contribuyen a la dificultad de levantar y mover a los residentes incluyen el tamaño y el peso del residente, el grado de combatividad y la propensión a caerse o perder el equilibrio. Además, trasladar a los residentes en el confinamiento de pequeños baños y dormitorios abarrotados de equipos médicos y muebles, va en contra de la capacidad del cuidador para poder ejercer una buena mecánica corporal. Cuando se levanta o se reposiciona en la cama a un residente, la cama generalmente impide que el cuidador pueda flexionar sus rodillas para adoptar la postura adecuada para levantar a la persona. Muchas de las actividades para levantar o mover pacientes requieren que el cuidador se incline hacia adelante, lo cual pone a la columna vertebral del cuidador en la más vulnerable de las posiciones. Aunque se encuentren bajo las condiciones ideales para levantar a la persona, el peso de un adulto excede muy por encima la capacidad para levantar pesos de la mayoría de los cuidadores, de los cuales el 90% son mujeres.

Estas condiciones contribuyeron a las 211,000 lesiones ocupacionales que sufrieron los cuidadores durante el 2003 (Oficina de Estadísticas Laborales, 2003). Debido al rápido crecimiento de la población de ancianos en los EE. UU., la proyección de empleo para auxiliares de enfermería, auxiliares en salas hospitalarias y ayudantes muestra un aumento del 25% entre el 2002 y el 2012, lo que agrega un estimado de 343,000 puestos de trabajo (Oficina de Estadísticas Laborales, 2004). En virtud de la continua demanda de servicios de atención especializada, se anticipa un aumento de lesiones musculoesqueléticas de la espalda, los hombros y las extremidades superiores de los cuidadores.

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z