Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo al contenido
Página principal

niosh logo
NIOSH en Inglés
Programa de análisis de casos de muerte ocupacional y evaluación de controles (FACE)

Un joven de 16 años falleció al caerse desde una altura de 27 pies (aprox. 8.5 m) en un edificio residencial en construcción - Alabama

FACE 2000-16

Resumen

Un joven de 16 años (la víctima), miembro de una cuadrilla de construcción de armazones, falleció al caerse desde el tercer piso, a una altura de 27 pies (aprox. 8.5 m), de un edificio de dormitorios residencial en construcción (Foto de la portada). La víctima se encontraba cargando armaduras de techo que serían ancladas en el sitio con una pistola clavadora y estaba montado sobre una viga estructural de madera de 8 pulgadas de ancho. La víctima no cargaba ni estaba usando ningún equipo de protección contra caídas. Cuando la víctima cayó al piso principal dentro del edificio, por lo menos una de las armaduras de 8 pies por 4 pies cayó con él o detrás de él y le golpeó la cabeza cuando él hizo impacto contra el piso. Sus compañeros de trabajo informaron al supervisor, quien inmediatamente llamó al 911, y, junto a otros testigos, fueron a ayudar a la víctima. El personal de socorro llegó en pocos minutos y, al observar la gravedad de la lesión en la cabeza, trasladó a la víctima hasta un hospital local, donde el joven fue pronunciado muerto. Los investigadores del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales (NIOSH, por sus siglas en inglés) concluyeron que, para ayudar a prevenir situaciones similares, los empleadores deben:

  • asegurar que todos los obreros reciban el equipo de protección contra caídas cuando estén expuestos al riesgo de caídas.
  • diseñar y poner en práctica un programa global de seguridad por escrito y asegurar su cumplimiento
  • dar a sus empleados una capacitación global sobre seguridad que incluya, sin limitación, prácticas seguras de trabajo y conocimiento, identificación y prevención de riesgos
  • asegurar que los obreros de una cuadrilla de trabajo multilingüe entiendan las instrucciones sobre los procedimientos seguros de trabajo que deben seguir en las tareas que les son asignadas
  • asegurar el cumplimiento de las leyes sobre trabajo infantil que prohíben que jóvenes menores de 18 años realicen trabajos considerados especialmente peligrosos.

Además,

  • los contratistas generales deben asegurarse al redactar los contratos que todos los subcontratistas que estén en la obra tengan programas adecuados de seguridad.


Introduccion

El 19 de abril de 2000, un joven de 16 años, miembro de una cuadrilla de construcción (la víctima) falleció al caer al piso desde el techo, a 27 pies de altura (aprox. 8.5 m), de un edificio de dormitorios residencial en construcción. La División de Sueldos por Hora del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos dio parte del incidente al Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacionales, División de Investigación de Seguridad (DSR, por sus siglas en inglés). Un especialista en salud y seguridad ocupacionales de la DSR llevó a cabo una investigación del incidente entre el 5 y el 8 de junio de 2000. Dicho especialista visitó el sitio del siniestro y entrevistó al maestro de obra del contratista general, quien había estado presente en la obra el día del incidente, aunque no estaba ahí cuando ocurrió. El investigador de la DSR se reunió con representantes de la Administración Federal de Seguridad y Salud Ocupacionales (OSHA, por sus siglas en inglés) y de la División de Salarios por Hora del Departamento del Trabajo. Se revisaron las declaraciones de los testigos, los informes del investigador y las fotografías tomadas en el sitio del siniestro. Los representantes del subcontratista que habían empleado al joven declinaron ser entrevistados.

La víctima era miembro de una cuadrilla de construcción de armazones de 8 hombres, quienes trabajaban para un subcontratista de construcción con sede en Tejas, que a su vez fue contratado por un contratista de construcción de armazones con sede en Oklahoma. El contratista de construcción de armazones de Oklahoma había sido contratado por el contratista general de construcción de la obra de Alabama, donde ocurrió el incidente. El subcontratista de Tejas había trabajado como contratista de construcción de armazones durante aproximadamente un año y contrataba a los miembros de su cuadrilla según las necesidades. Muchos de ellos eran ciudadanos mejicanos que hablaban inglés poco o nada. El subcontratista de Tejas tenía un plan de seguridad en inglés por escrito en el sitio de la obra, el cual contenía las prácticas seguras de trabajo, pero no incluía un plan de protección contra caídas. El contratista de armazones de Oklahoma se había dedicado a estas actividades durante aproximadamente 7 años y se había constituido legalmente en el Estado de Oklahoma hacía 1 año. El contratista general había trabajando en el área de la construcción en el Estado de Alabama desde 1987 y había empleado aproximadamente a 60 personas. El contratista general tenía un maestro de obra en el sitio de la construcción. El contratista general tenía un plan de seguridad por escrito para sus empleados, pero no incluía a los empleados de los subcontratistas. El maestro de la obra realizaba reuniones de seguridad semanales solamente con los supervisores de primera línea del contratista general.


Investigación

La cuadrilla de construcción de armazones del subcontratista había trabajado en la construcción del edificio de dormitorios residencial durante aproximadamente 3 1/2 semanas en la instalación de armaduras de piso y techo. Su semana de trabajo era de 40 horas con turno normal de día, aproximadamente entre las 8:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde todos los días. La cuadrilla estaba a uno o dos días de terminar la obra acordada en el contrato.

El 4 de abril de 2000, la cuadrilla se encontraba instalando las armaduras de techo en la parte superior del tercer piso del edificio de dormitorios en construcción (Ver foto 1). El tiempo estaba despejado y las pasarelas y superficies de trabajo estaban secas. Una grúa acababa de colocar una pila de armaduras de 4 pies por 8 pies en la parte más alta del edificio. Las armaduras eran de madera reforzada de 2 pulgadas por 4 pulgadas. Los miembros de la cuadrilla se encontraban ordenando las armaduras en la parte superior de la armazón del edificio para luego fijarlas en su sitio con clavos mediante una pistola clavadora neumática.

Aproximadamente a las 9:35 de la mañana vieron a la víctima colocar una armadura de techo en su lugar mientras se sostenía en una viga estructural de madera de 8 pulgadas de ancho(Foto 2). En un momento dado, la víctima cayó al piso de tierra dentro del edificio, desde una altura de 27 pies (aprox. 8.5 m) (Fotos 3 y 4). Nadie verdaderamente presenció la caída. El área del piso donde cayó estaba cubierta de materiales de construcción y restos de madera. Una o varias armaduras cayeron con el obrero o justo detrás de él y una de ellas le golpeó la cabeza después de que éste hiciera impacto contra el piso.

Un obrero de otra cuadrilla vio a la víctima tirada en el piso. Los compañeros de trabajo, al ver que se había caído, se acercaron a él para ayudarlo. Se informó al maestro de obra, quien llamó al 911. Los primeros socorristas llegaron a pocos minutos de la llamada y, al ver la gravedad de la lesión en la cabeza de la víctima, lo trasladaron directamente a un hospital local, donde fue pronunciado muerto de inmediato. Se llamó a un médico forense del estado para que viera el sitio del siniestro y examinara el cuerpo de la víctima.

El maestro de obra del contratista ordenó interrumpir todo trabajo en la obra aproximadamente a las 10:00 de la mañana después del incidente. Debido a que el trabajo de instalación de las armaduras estaba casi terminado, se permitió que el subcontratista encargado de la cuadrilla de construcción del armazón abandonara el sitio de la obra. La cuadrilla se fue del estado el día siguiente.


Causa de la muerte

El médico forense declaró que la causa de la muerte había sido un trauma en cabeza producido por un golpe contundente.


Recomendación / Discusión

Recomendación # 1: Los empleadores deben asegurar que todos los empleados reciban el equipo de protección contra caídas cuando estén expuestos al riesgo de caerse.

Los subcontratistas tienen la obligación de entregar a sus obreros el equipo de protección contra caídas cuando sea necesario y el contratista general, quien controla la obra, tiene la obligación de asegurar que los obreros de la obra cumplan con las normas OSHA. Ésta es una tarea difícil en el ambiente de trabajo de construcción de un nuevo edificio de varios pisos, donde hay mucha actividad y mucho movimiento. Cuando los obreros están trabajando en el extremo más alto de un edificio o cerca de esa altura, es decir, a 6 pies (aprox. 1.8 m) o más por encima de un nivel inferior, la norma de construcción establece que hay que suministrar y usar el equipo de protección contra caídas. Los investigadores observaron que en la obra había equipos contra caídas de personas, pero no vieron a nadie usarlos. Si la víctima hubiera utilizado este equipo para sujetarse a una cuerda de seguridad debidamente fijada, probablemente habrían podido evitarse las lesiones fatales. Los requisitos en cuanto a la protección contra caídas aparecen en la norma 29 CFR 1926.501 (b) (1).


Recomendación # 2: Los empleadores deben diseñar un programa global de seguridad por escrito, ponerlo en práctica y exigir su cumplimiento.

Según las normas 29 CFR 1926 (20) (b) (1) y 29 CFR 1926 (20) (b) (2), los empleadores tienen la obligación de diseñar programas de seguridad que deben poner en práctica en las obras de construcción con el fin de evitar lesiones laborales. Estos programas de seguridad deben estipular la realización de inspecciones periódicas y frecuentes en el sitio de la obra por parte de una persona competente capacitada o con experiencia para realizar dichas inspecciones.

El subcontratista de Texas tenía un plan de seguridad por escrito. Después de interrogar a su cuadrilla de construcción de armazones con la ayuda de un intérprete, los investigadores de OSHA tuvieron la impresión de que los obreros no tenían conocimiento del plan de seguridad ni para qué servía.


Recomendación # 3: Los empleadores deben ofrecer a sus empleados un programa completo de capacitación que incluya, sin restricción, prácticas seguras de trabajo, y conocimiento, identificación y prevención de riesgos.

Según la norma 29 CFR 1926 (21) (b) (2), los empleadores tienen la obligación de enseñar a cada empleado a reconocer y a prevenir condiciones inseguras de trabajo y el reglamento aplicable en el ambiente de trabajo. Los empleadores deben ofrecer un programa de capacitación que tome en cuenta las tareas propias del área a fin de asegurar prácticas laborales seguras. No había prueba alguna de que la cuadrilla de construcción del armazón hubiera recibido ningún adiestramiento sobre seguridad. Los obreros utilizaban algunos equipos de seguridad, como por ejemplo implementos para proteger la cabeza. Es esencial que todos los obreros de una obra de construcción reciban el adiestramiento de seguridad. Es prudente ofrecer capacitación sobre prácticas laborales prohibidas para menores de edad cuando se emplea a jóvenes de menos de 18 años en una obra de construcción.


Recomendación # 4: Los empleadores deben asegurar que los obreros de una cuadrilla multilingüe entiendan las instrucciones en cuanto a procedimientos seguros de trabajo en las tareas que les son asignadas.

No se sabe si las barreras del idioma tuvieron algo que ver en este incidente. Se sabe que la víctima y la mayoría de los miembros de la cuadrilla hablaban o entendía poco inglés. Incluso el supervisor inmediato, el subcontratista de Texas, hablaba poco inglés, sin embargo, los investigadores tuvieron la impresión de que dicho supervisor entendía bastante cuando se le hablaba en inglés. El contratista para la construcción de armazones de Oklahoma tenía un empleado en el sitio de la construcción que hablaba poco o nada de español; sin embargo, según los testigos, éste si mantenía algún tipo de comunicación de trabajo con la cuadrilla encargada de construir el armazón y el supervisor de ésta, el subcontratista del Texas. Entre las recomendaciones para mejorar la seguridad en una obra con personal multilingüe están el uso de intérpretes, de programas de seguridad bilingües o multilingües, de señales y letreros de seguridad.


Recomendación # 5: Los empleadores deben asegurar el cumplimiento de las leyes sobre trabajo infantil, que prohíben que jóvenes de menos de 18 años realicen trabajos considerados especialmente peligrosos.

Durante la investigación del siniestro realizada por todos los funcionarios estuvo claro que ninguno de los contratistas tenía una idea clara de las Leyes sobre Trabajo Infantil del Departamento del Trabajo.

La ley sobre Normas de Trabajo Justas (Fair Labor Standards Act) prohíbe a personas menores de 18 años de edad realizar operaciones de construcción de techos (Hazardous Occupation Order 16). Las operaciones de techos se definen como “todo trabajo realizado en relación con la aplicación de materiales y sustancias de impermeabilización, tales como papel alquitranado, y la colocación y clavado de ripias, la instalación de planchas de escurrimiento de metal, reparaciones de mantenimiento, pintado de las áreas del techo, etc". Los testigos informaron que la víctima había utilizado una pistola clavadora neumática y había cortado madera con una sierra circular. Las leyes federales sobre el trabajo infantil también prohíben el uso de máquinas eléctricas para trabajar con madera (Hazardous Occupation Order 5).

Los empleadores están en la obligación de entender en su totalidad las Leyes sobre Trabajo Infantil si es que van a emplear personas menores de 18 años. Sería prudente que los empleadores tuvieran en los sitios de las obras de construcción un sistema que les permitiera verificar que todo nuevo empleado que llegue a la obra cumpla con los requerimientos legales relativos a las tareas que le son asignadas.


Además, los contratistas generales deben asegurarse, al redactar los contratos, que todos los subcontratistas de la obra tengan los programas de seguridad requeridos.

El subcontratista que empleó a la víctima sí tenía un plan de seguridad por escrito, pero en inglés, y todo parecía indicar que la cuadrilla entendía inglés poco o nada. Las pruebas recogidas durante los interrogatorios que OSHA hizo a los miembros de la cuadrilla indicaron que ésta no tenía conocimiento del plan de seguridad. En la redacción de los contratos, los contratistas generales deben asegurarse de que los subcontratistas tengan programas globales de seguridad que describan de manera adecuada las tareas que realizan sus obreros. Como se planteó anteriormente, en este caso un programa de seguridad bilingüe o multilingüe habría permitido a los obreros entender mejor la manera más segura de instalar el armazón.


Referencias

Code of Federal Regulations 2000th edition. 29 CFR 1926.501. U.S. Government Printing Office, Office of the Federal Register, Washington, D.C.

Code of Federal Regulations 2000th edition. 29 CFR 1926.20 (b) (1). U.S. Government Printing Office, Office of the Federal Register, Washington, D.C.

Code of Federal Regulations 2000th edition. 29 CFR 1926.20 (b) (2). U.S. Government Printing Office, Office of the Federal Register, Washington, D.C.

Code of Federal Regulations 2000th edition. 29 CFR 1926.21 (b) (2). U.S. Government Printing Office, Office of the Federal Register, Washington, D.C.

DOL [1991]. Child Labor Requirements in Nonagricultural Occupations Under the Fair Labor Standards Act, U.S. Department of Labor, Employment Standards Administration, Wage and Hour Division, WH-1330, revised September 1991.


Información del investigador

Esta investigación fue realizada por Gregory J. Smith, Especialista en Seguridad y salud Ocupacionales, NIOSH, División de Investigación sobre Seguridad, Rama de Vigilancia e Investigación de Campo, Equipo de Asesoría de Fatalidades y Evaluación de Control.

Sitio del siniestro

Sitio del siniestro


Construcción de un edificio residencial de tres plantas
Foto 1. Sitio del edificio residencial de tres plantas en construcción de 3 pisos, donde cayó la víctima desde el Punto A, a 27 pies de altura (aprox. 8.5 m), al piso de tierra en el interior del edificio.

Ubicación de la víctima
Foto 2. La víctima estaba parada en el Punto A sobre una viga estructural de madera de 8 pulgadas de ancho. Estaba tratando de mover una sección de 8 pies de la armadura de madera cuando se cayó.


La víctima cayó en este punto.
Foto 3. La víctima cayó desde una altura de 27 pies (aprox. 8.5 m) hasta el Punto B, sobre un piso de tierra cubierto de desechos y escombros. Una sección de 8 pies de una armadura de madera cayó con la víctima o después de la caída de la víctima y le golpeó al hacer impacto contra el piso.


Sitio del siniestro varias semanas después del suceso fatal.
Foto 4. Sitio del siniestro varias semanas después del suceso fatal. Mejor representación de la altura real desde donde ocurrió la caída, desde Punto A en el techo hasta el Punto B a nivel del piso, entre las paredes interiores del edificio.

El trabajo de Investigación FACE es la piedra angular de todo el programa de NIOSH para la prevención de accidentes ocupacionales fatales. Los objetivos de este esfuerzo incluyen la investigación de accidentes ocupacionales fatales con el fin de evaluar y caracterizar las circunstancias en las cuales ocurren estos sucesos y preparar informes de evaluación sucintos y descriptivos para ser distribuidos entre grupos que se ocupan de la seguridad y salud ocupacionales en todo el país. Este trabajo es realizado por el equipo de investigación de FACE. Se espera que los informes ejerzan un impacto importante al definir los factores causales detrás de los accidentes ocupacionales fatales, al atraer la atención de la nación hacia este problema y al ampliar el conocimiento sobres los esfuerzos de prevención necesarios. Sin embargo, el programa no determina las fallas ni responsabiliza a ninguna compañía o a ningún obrero en particular.

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z