Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Manejo del SFC

Aspectos emocionales

Además de los síntomas habituales del SFC, las personas con esta enfermedad son propensas a muchos problemas emocionales a la par de los síntomas, como:

  • Problemas para enfrentar síntomas variables e imprevisibles
  • Incertidumbre sobre el futuro de su salud personal
  • Sentimientos de culpa, abandono y soledad

Como resultado de tener SFC, pueden presentarse los siguientes cambios de vida:

  • Pérdida de la independencia, de los medios para trabajar y de la seguridad económica
  • Cambios en las relaciones con familiares y amigos
  • Una disminución en la resistencia que interfiere con las actividades cotidianas
  • Problemas de la memoria y la concentración que afectan seriamente el desempeño en el trabajo o la escuela

Es normal que las personas con SFC se sientan abrumadas. Sin embargo, para sentirse mejor, necesitan buscar apoyo para el control de sus emociones.

Soluciones

Para sentirse más saludable, es importante adaptarse y enfrentar las realidades que conlleva el SFC. Una persona con SFC puede fortalecer su capacidad para manejar los problemas emocionales y psicosociales de tres maneras.

  1. Asesoramiento psicológico profesional. Busque asesoramiento psicológico profesional, el cual es útil en el manejo de la enfermedad para personas con SFC. Un asesor psicológico puede ayudar a las personas a manejar sus sentimientos de ansiedad, depresión, duelo, ira y culpabilidad con el uso de técnicas para la resolución de problemas, psicoterapia convencional y métodos de consejería psicológica. La combinación de medicamentos y psicoterapia puede ser idónea en algunas situaciones.
  2. Grupos de apoyo. Los grupos de apoyo para pacientes con SFC pueden representar un recurso positivo y un medio de socialización para las personas que sufren esta enfermedad. Los miembros del grupo de apoyo intercambian consejos y comparten experiencias sobre lo que es vivir con SFC. La asistencia a las reuniones del grupo también puede incentivar a los pacientes con SFC a que salgan de su casa y se conecten con otros que entienden su situación.
  3. Trabajar o no trabajar con una discapacidad. Las personas que no tienen energía suficiente para trabajar deben buscar un trabajo adecuado a sus necesidades y vivir de la manera más independiente posible.

Para los pacientes con SFC que están gravemente impedidos para trabajar, es importante que acepten su situación laboral y que encuentren formas de enfrentar esto temporalmente de modo que utilicen las prestaciones por discapacidad. Los médicos pueden ayudar a las personas con SFC manteniendo buenos registros y utilizando herramientas de evaluación simple para mantener un seguimiento de su salud con fines de documentación.

Ir Arriba