Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Elaboración del diagnóstico

Cómo hacer el diagnóstico

Con el fin de elaborar el diagnóstico, los profesionales de la salud deben descartar la presencia de enfermedades o alteraciones psiquiátricas que tengan una sintomatología similar, mediante:

  1. Un historial médico detallado del paciente
  2. Un examen físico completo
  3. Pruebas para evaluar el estado mental
  4. Pruebas de detección de laboratorio

Pruebas de detección de laboratorio recomendadas

  • CBC diferencial
  • Proteínas totales
  • Glucosa
  • Proteína C reactiva
  • Fósforo
  • Electrolitos
  • Fosfatasa alcalina
  • Creatinina
  • Nitrógeno ureico en la sangre (BUN)
  • Albúmina
  • ANA y factor reumatoide
  • Globulina
  • Calcio
  • Alanina aminotransferasa (ALT) o aspartato transaminasas (AST)
  • Pruebas de función tiroidea (TSH y T4 libre)
  • Uroanálisis

Definición de caso internacional de SFC (1994)

  1. Fatiga crónica intensa durante 6 meses o más que no se deba a afecciones médicas o psiquiátricas diagnosticadas
  2. Tener 4 o más de los 8 síntomas siguientes:
    1. malestar general después de un esfuerzo físico durante más de 24 horas
    2. sueño no reparador
    3. deterioro significativo de la memoria a corto plazo o la concentración
    4. dolor muscular
    5. dolor en varias articulaciones sin inflamación ni enrojecimiento
    6. dolor de garganta
    7. sensibilidad en los ganglios linfáticos
    8. cefalea de una clase e intensidad no sufrida anteriormente.

Enfermedades que pueden parecerse al SFC

Es importante que las personas con SFC consulten a su médico. Los síntomas de SFC son similares a los de muchas enfermedades y trastornos psiquiátricos tratables. Entre estos se incluyen trastornos del sueño, depresión, abuso de alcohol o estupefacientes, diabetes, hipotiroidismo, mononucleosis (mono), lupus, esclerosis múltiple (EM), hepatitis crónica y varios tipos de cáncer. Las pruebas de laboratorio, el historial médico y los exámenes pueden ayudar a identificar enfermedades específicas.

Si las afecciones identificadas son tratadas adecuadamente y los síntomas del SFC persisten, se puede considerar que el paciente tiene SFC. Esto no debe ser impedimento para continuar el seguimiento médico del paciente.

SFC y otras enfermedades

Las personas con SFC también son más propensas a tener obesidad, resistencia a la insulina, síndrome metabólico, síndrome de colon irritable, depresión no melancólica, fibromialgia, trastorno de sensibilidad a sustancias químicas; estas afecciones deben ser evaluadas en pacientes que parecen ser sintomáticos. Para las personas con SFC, es importante que consulten a su proveedor de atención médica y que notifiquen si tienen cambios en los síntomas. A veces una persona a la que se le ha diagnosticado SFC puede tener otros signos y síntomas que pueden curarse con el tratamiento.

Ir Arriba