Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal
diciembre de 2004
DHHS (NIOSH) publicación N.º 97-146
Nota: Reemplazada por 2005-109

La Protección de los Trabajadores que Tienen un Riesgo de Histoplasmosis

Hoja de Datos sobre Histoplasmosis

¿Qué es la histoplasmosis?

La histoplasmosis es una enfermedad infecciosa causada por la inhalación de esporas de un hogo llamado Histoplasma capsulatum. La histoplasmosis no es contagiosa; no puede ser transmitida de una persona o animal enfermo a alguien sano.


¿Cúales son los síntomas de la histoplasmosis?

La histoplasmosis afecta principalmente los pulmones y sus síntomas son muy variables. La gran mayoría de las personas infectadas son asintomáticas (no tienen efectos aparentes de enfermedad) o presentan síntomas tan leves que no requieren atención médica. Si es que hay síntomas, generalmente empiezan 3 a 17 días después de la exposición, con un promedio de 10 días. La histoplasmosis puede aparecer como una enfermedad respiratoria tipo influenza leve y tiene una combinación de síntomas que incluyen decaimiento (sensación de enfermedad), fiebre, dolor al pecho, tos seca o no productiva, dolor de cabeza, pérdida de apetito, disnea (dificultad para respirar), dolores musculares y de articulaciones, calofríos y ronquera. Una radiografía de tórax puede mostrar hallazgos específicos en los pulmones de la persona enferma. La enfermedad pulmonar crónica por histoplasmosis se parece a la tuberculosis y puede empeorar a través de los meses o años. La forma más severa y rara de esta enfermedad es la histoplasmosis diseminada, que involucra la invasión del hongo a otros órganos fuera de los pulmones.


¿Quién puede contraer histoplasmosis?

Cualquier persona que trabaje o esté presente cerca de actividades que involucren el que material contaminado con H. capsulatum se haga volátil, puede desarrollar histoplasmosis si inhala suficientes esporas. Después de una exposición, la severidad de la enfermedad es muy variable y probablemente dependa del número de esporas inhaladas y de la edad y susceptibilidad de la persona a contraer la enfermedad. El número de esporas que es necesario inhalar para contraer la enfermedad es desconocido. Los niños pequeños y los adultos mayores, particularmente aquellos con enfermedad pulmonar crónica, sufren mayor riesgo de desarrollar histoplasmosis sintomática. Las personas con deficiencias del sistema inmune sufren mayor riesgo de desarrollar histoplasmosis severa y diseminada. Incluídos en este grupo de alto riesgo se encuentran las personas con SIDA o cáncer y las personas que están recibiendo quimioterapia; terapia con altas dosis de esteroides por tiempo prolongado; o terapia con otras drogras inmunosupresoras.

Se puede saber si una persona ha sido previamente infectada con H. capsulatum a través de una prueba cutánea con histoplasmina. Esta prueba, similar a la prueba cutánea con tuberculina, está disponible en la oficina de muchos médicos y clínicas médicas. La infección previa puede otorgar inmunidad parcial contra la reinfección. Dado que una prueba cutánea positiva no significa que una persona sea completamente inmune a la reinfección, medidas apropiadas de protección contra la exposición deben ser adoptadas, independientemente de la positividad de la prueba cutánea de los trabajadores, en cualquier situación en que se manipule materiales que puedan estar contaminados con H. capsulatum.


¿Cúal es el tratamiento de la histoplasmosis?

Los casos leves de histoplasmosis usualmente se resuelven sin tratamiento. Los casos severos requieren medicamentos especiales antihongos (fungicidas) para controlar la enfermedad. La histoplasmosis diseminada es mortal si no se trata, pero la muerte también puede ocurrir aún cuando se reciba tratamiento médico.


¿Dónde se encuentran las esporas de H. capsulatum?

El H. capsulatum se encuentra en el suelo a través del mundo. En los Estados Unidos, el hongo es endémico (más prevalente) y la proporción de gente infectada por H. capsulatum es mayor en los estados del este y el centro, especialmente a lo largo de los valles de los ríos Ohio, Mississippi, St Lawrence y el Río Grande. El hongo parece crecer mejor en suelos con alto contenido do nitrógeno, especialmente aquellos enriquecidos con guano de murciélago o pájaros. La manipulación de material contaminado hace que las pequeñas esporas de H. capsulatum se hagan volátiles o aerolicen. Una vez volátiles, las esporas pueden ser fácilmente transportadas por corrientes de viento a grandes distancias.


¿Cómo se puede saber si el suelo o el guano están contaminadas con esporas de H. capsulatum?

Para saber si el suelo o el guano están contaminados con H. capsulatum, se deben tomar muestras para cultivo. Actualmente, el método usado para aislar H. capsulatum es caro y requiere varias semanas para completarlo. Si no se toman suficientes muestras, áreas pequeñas, pero muy contaminadas pueden ser ignoradas. Hasta que exista un método más rápido y menos caro, el examen de muestras seguirá siendo poco práctico para la mayoría de las situaciones. Consecuentemente, cuando no se hace un examen extensivo, el enfoque más seguro es asumir que el suelo en regiones endémicas y cualquier acumulación de guano de murciélago o pájaros, están contaminados con H. capsulatum y, por lo tanto, tomar las medidas necesarias para prevenir la exposición.


¿Qué trabajos y actividades tienen riesgo de exposición a H. capsulatum?

A continuación hay una lista parcial de ocupaciones y hobbies que tienen riesgo de exposición a esporas de H. capsulatum. Medidas adecuadas para prevenir la exposición deben ser tomadas por estas personas, cuando quiera que se manipule suelo contaminado, o guano de murciélago o pájaros.

  • Inspector o pintor de puentes
  • Aseador de chimeneas
  • Trabajador de la construcción
  • Trabajador de demolición
  • Granjero, trabajador agrícola
  • Jardinero
  • Instalador o agente de servicio de sistemas de aire acondicionado y calefacción
  • Trabajador de laboratorio microbiológico
  • Trabajador de control de pestes
  • Restaurador de edificios históricos o abandonados
  • Trabajador de techos
  • Explorador de cuevas


¿Cómo se puede controlar la exposición a H. capsulatum y prevenir la histoplasmosis?

La mejor forma de prevenir la exposición a las esporas de H. capsulatum es evitar aquellas situaciones donde materiales contaminados puedan hacerse volátiles y las esporas ser subsecuentemente inhaladas. Esto es especialmente importante para aquellas personas con depresión del sistema inmune.

Los métodos de supresión de polvo, tal como humedecer cuidadosamente con agua, pueden ser útiles para reducir la cantidad de material que se volatiliza durante una actividad. Para algunas actividades, tales como remover una acumulación de guano de murciélago o pájaro desde un lugar cerrado, cómo un ático, se debe usar un respirador aprovado por NIOSH y otros artículos de protección personal pueden ser necesarios para disminuir el riesgo de exposición a H. capsulatum. Sin embargo, sólo las personas entrenadas en la selección y el uso adecuados del equipo de protección personal deben llevar a cabo actividades donde este equipo sea requerido.

Los desinfectantes han sido usados ocasionalmente para tratar el suelo y la acumulación de guano de murciélago o pájaros, cuando la remoción ha sido imposible, o como una precaución antes de iniciar el proceso de remoción. Las soluciones de formaldehído son los únicos desinfectantes que han probado ser efectivos para descontaminar suelos que contienen H. capsulatum. Dado que las consecuencias para la salud de la exposición al formaldehído pueden ser potencialmente graves, este quimico debe ser manejado solamente por personas que saben como aplicarlo en forma segura.


¿Dónde se puede obtener más información sobre la histoplasmosis?

Esta hoja informativa sobre la histoplasmosis fue preparada por el Instituto Nacional de Salud Ocupacional (NIOSH) y el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas (NCID), ambos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades.

Para respuestas a otras preguntas sobre histoplasmosis o sobre pruebas cutáneas con histoplasmina, por favor contacte a su médico, a su departamento de salud local, o a NCID en Atlanta, Georgia, al telefóno (404) 639-3158. La dirección en el Internet de NCID es http://www.cdc.gov/spanish/default.htmncidod/ncid.htm. Para otras consultas sobre la salud de los trabajadores y medidas de precaución a usar durante la manipulación de suelo, guano de murciélago o pájaros potencialmente contaminados con esporas de H. capsulatum, llame a NIOSH en Cincinnati, Ohio, al teléfono 1-800-CDC-INFO (1-800-356-4636).

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z