Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

septiembre de 2013

DHHS (NIOSH) publicación N.º 2013-153

Una persona que lava las manos

Choques automovilísticos relacionados con el trabajo: Prevención de lesiones en conductores jóvenes

Lo que los empleadores deben saber

Los adolescentes y adultos jóvenes tienen tasas de choques automovilísticos más altas que las de cualquier otro grupo. En los Estados Unidos, los choques automovilísticos son la causa principal de muertes relacionadas con el trabajo en personas jóvenes de entre 16 y 24 años.

Desde el 2003 hasta el 2010, 843 trabajadores de 16 a 24 años murieron en choques automovilísticos en el trabajo. Estos incidentes representaron el 22% de todas las muertes en el trabajo en este grupo de edad. En el 67% de estos casos, un trabajador joven estaba conduciendo el vehículo involucrado en el choque. El riesgo más alto para los trabajadores jóvenes se da en las industrias de manejo de desechos, minería y agricultura (ver gráfico). En muchas de las industrias que se muestran en el gráfico, los trabajadores más jóvenes tienen un riesgo más alto de morir en un choque automovilístico en su empleo que los trabajadores adultos de 25 años o más.1

Las leyes federales sobre el trabajo infantil limitan estrictamente la conducción de vehículos en el trabajo por parte de menores de 18 años. Aunque la ley permite que la mayoría de los adultos jóvenes manejen en su empleo a partir de los 18 años, ellos no tienen la madurez ni la experiencia de conducción de sus compañeros de trabajo mayores. Los conductores jóvenes también pueden tener más probabilidades de tener comportamientos que aumenten el riesgo de lesión o muerte al manejar, como no usar cinturones de seguridad y conducir distraídos.

Esta hoja informativa ayudará a los empleadores a ser más conscientes del riesgo de choques automovilísticos entre los trabajadores jóvenes. Brinda información sobre las leyes estatales y federales que cubren la conducción de vehículos durante el trabajo y ofrece recomendaciones a los empleadores para prevenir choques automovilísticos en trabajadores jóvenes. Finalmente, provee enlaces a recursos útiles en Internet.

1 Esta investigación se realizó con acceso restringido a los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics, BLS). Las opiniones expresadas aquí no reflejan necesariamente las de la BLS.


¿Qué factores de riesgo pueden causar choques automovilísticos en los conductores jóvenes?

  • Falta de experiencia del conductor.
  • Dificultad para reconocer peligros en el tránsito y responder a ellos.
  • Inmadurez (poco control de los impulsos, falta de criterio y de capacidad para tomar decisiones).
  • Tendencia a sobrestimar las destrezas de conducción.
  • Deseo de cumplir las expectativas de horarios del empleador.
  • Uso no habitual del cinturón de seguridad.
  • Conducir distraído (hablando por teléfono celular, enviando mensajes de texto, ajustando controles, comiendo o bebiendo, o interactuando con otros pasajeros).
  • Fatiga

Muertes en automóviles relacionadas con el trabajo, por industrias y grupos de edad específicos, EE. UU., 2003-2010 2, 3

Muertes en automóviles relacionadas con el trabajo, por industrias y grupos de edad específicos, EE. UU., 2003-2010

2 Industrias con el mayor riesgo para los trabajadores de 16 a 24 años.
3 Los totales de las lesiones mortales fueron reportados por la División de Investigación de Seguridad de NIOSH con acceso restringido a microdatos del Censo de Lesiones Ocupacionales Mortales de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).


¿Qué leyes protegen a los jóvenes que conducen como parte de su trabajo?

  • La Ley de Normas Laborales Justas (Fair Labor Standards Act, FLSA) es la ley federal que incluye normas para proteger a los trabajadores jóvenes. Esta ley se aplica a empresas dedicadas al comercio interestatal con ingresos brutos de al menos 500 000 dólares al año.
  • Bajo la FLSA, los trabajadores no agrícolas menores de 17 años tienen prohibido conducir un vehículo en una carrertera pública o trabajar como “ayudante exterior” (es decir, ir o colgarse fuera de la cabina mientras ayudan a transportar o distribuir mercancías).
  • Bajo la FLSA, a los trabajadores agrícolas menores de 16 años no se les permite conducir autobuses, camiones ni automóviles para transportar pasajeros ni subirse a un tractor como pasajero o ayudante. A partir de los 16 años, la FLSA ya no se aplica a los trabajadores agrícolas jóvenes. No obstante, los trabajadores agrícolas jóvenes que conducen en carreteras públicas no están exentos de las leyes estatales de licencias de conducir restringidas (GDL) ni de las leyes estatales de tránsito.

Limitaciones de la FLSA para adolescentes que conducen como parte de su trabajo*

Quienes tengan 17 años podrán conducir como parte de su trabajo si se cumplen todos los requisitos siguientes:

  • el horario de conducción se limita a las horas del día;
  • el joven tiene una licencia estatal vigente para el tipo de conducción necesario en el trabajo que realiza;
  • el joven completó exitosamente un curso de educación para conductores aprobado por el estado y no tiene antecedentes de infracciones de tránsito al momento de la contratación;
  • el automóvil o camión está equipado con cinturones de seguridad para el conductor y todos los pasajeros, y el empleador le ha indicado al joven que se deben usar los cinturones de seguridad mientras se conduce el vehículo;
  • el automóvil o camión no excede las 6000 libras de peso bruto; y
  • la conducción es solo ocasional y secundaria para el empleo del joven. Esto significa que el joven no puede conducir más de una tercera parte del tiempo que dura su jornada laboral ni más del 20% del tiempo de la semana laboral.


Para los trabajadores de 17 años, la conducción en su trabajo no puede involucrar:

  • remolcar vehículos;
  • hacer entregas en un horario prestablecido o ventas en ruta;
  • transportar pasajeros, pertenencias o mercancías de otros a cambio de un pago;
  • hacer entregas urgentes, en las que el tiempo es importante (como la entrega de pizzas);
  • transportar a más de 3 pasajeros, incluidos los empleados de la empresa;
  • conducir más allá de un radio de 30 millas del lugar de trabajo del adolescente;
  • hacer más de 2 viajes fuera del lugar principal de trabajo en un solo día para entregar las mercancías del empleador a un cliente; o
  • hacer más de 2 viajes fuera del lugar principal de trabajo en un solo día para transportar pasajeros que no sean empleados del empleador.

* Adaptado de: División de Horas y Salarios del Departamento del Trabajo de los EE: UU. Hoja informativa sobre adolescentes que manejan en su trabajo (http://www.dol.gov/whd/childlabor.htm).


Además, cada estado puede tener límites más estrictos sobre la conducción de vehículos por parte de jóvenes en su trabajo. Las leyes estatales de GDL y de tránsito contienen reglas básicas de seguridad en los caminos que cubren y ayudan a proteger a los conductores de todas las edades. Las leyes de GDL se aplican a conductores novatos, en general menores de 18 años. Todas las leyes de GDL requieren un proceso de tres etapas: permiso de aprendizaje (conducción supervisada), conducción intermedia (conducción independiente con restricciones) y conducción sin restricciones. Los conductores obtienen más privilegios para manejar a medida que avanzan por estas etapas. Dependiendo del estado, estos privilegios pueden incluir conducir de noche o con pasajeros adolescentes.


Choques automovilísticos mortales de jóvenes en el trabajo: Informe de caso

Caso 1: Repartidor de pizzas

Trabajador joven haciendo una entrega de pizzas. Un repartidor de pizzas de 17 años murió en un choque automovilístico durante una entrega. El joven estaba trabajando en su primera noche como repartidor de pizzas en una pequeña pizzería independiente de una zona suburbana. Estaba tramitando su certificado de empleo (papeles laborales), según lo requiere la ley estatal, y se informa que había obtenido su licencia de conducir unos meses antes. El joven llegó al trabajo a las 4:30 p. m. Uno de los repartidores experimentados le explicó el trabajo. Al tomar los pedidos, era una norma de la empresa decirle a los clientes que la entrega tardaría más de lo que en realidad era necesario para que los repartidores no tuvieran que apresurarse. Estaba programado que el joven trabajara hasta las 7:30 u 8:30 p. m., según la carga de trabajo. El muchacho estaba usando el auto de su padre, un sedán de 4 puertas.

En su primera ronda de entregas, repartió tres pizzas en tres direcciones diferentes. A las 6:20 p. m., el personal tomó un pedido que el joven salió a entregar a una casa ubicada a menos de una milla de distancia. Era una ruta directa por una calle secundaria muy transitada, con un límite de velocidad de 40 millas por hora (mph) indicada en letreros, luego por un camino local que conducía a un vecindario suburbano. Aún había luz de día cuando el joven tomó el camino secundario y llegó a una curva en “S” con una señal de advertencia de 30 mph. En ese momento había una tormenta con lluvia y vientos fuertes. Al doblar a la izquierda para completar la segunda curva, el joven perdió el control del auto, giró como un trompo fuera del camino y golpeó un árbol grande en el lado del conductor. Fue encontrado consciente y según informes salió del vehículo para ver los daños. El primer oficial de policía llegó unos 5 minutos después de informado el accidente. El joven estaba desorientado y mostraba signos de posibles lesiones internas. Los servicios de emergencias llegaron unos pocos minutos más tarde y trasladaron al joven a un centro de traumatismos de nivel II, donde murió por las lesiones a las 11:30 p. m.

Los informes de la investigación policial indican que el joven no estaba usando el cinturón de seguridad al momento del choque. La policía incautó e inspeccionó el automóvil, y halló que los neumáticos delanteros estaban gastados y en malas condiciones. Se notó una presión de aire distinta (20-30 libras por pulgada cuadrada) en cada neumático. No hubo indicios de alcohol ni drogas.


Puntos de aprendizaje para los empleadores:
  • Limite la conducción de un vehículo como parte del trabajo a empleados de 18 años o más:En el caso descrito aquí, el joven que murió estaba empleado en violación de las leyes federales de trabajo. Estas leyes prohíben que los menores en empleos no agrícolas operen un vehículo automotor como parte regular de su trabajo. Este requisito se especifica como Orden de peligro 2 (Hazardous Order, HO 2) entre las 17 órdenes de ocupaciones peligrosas (Hazardous Occupation Orders) para trabajadores menores de 18 años. La HO 2 prohíbe específicamente que un menor de 18 años de edad trabaje como conductor repartidor. Los empleadores están obligados por ley a cumplir estas normas para prevenir lesiones y muertes de jóvenes. Además, los empleadores son responsables de cumplir las leyes estatales sobre el trabajo infantil, que pueden ser más restrictivas que las leyes federales.
  • Los empleadores son legalmente responsables de la seguridad de los vehículos operados en su nombre:Aunque los trabajadores usen sus propios vehículos, los empleadores comparten la responsabilidad por su funcionamiento seguro. Si el joven muerto en el choque descrito arriba también hubiera atropellado a un peatón, muy probablemente se habrían iniciado acciones legales contra el empleador.
  • Exija que todos los conductores y pasajeros usen cinturones de seguridad: Las leyes de tránsito de todos los estados excepto uno (Nuevo Hampshire) exigen que todos los conductores usen el cinturón de seguridad. Las normas del empleador que exigen el uso del cinturón de seguridad refuerzan las leyes estatales haciendo que el uso del cinturón sea una condición para el empleo. En este caso, el joven podría haber sobrevivido si se hubiese puesto el cinturón de seguridad. Si el empleador le hubiera informado al joven que tenía la obligación de usar el cinturón de seguridad y le hubiese pedido que firmara un formulario para reconocer que cumpliría con esa norma, es probable que el joven se hubiera puesto el cinturón.
  • Familiarícese con los recursos disponibles sobre prácticas laborales seguras: Es extremadamente importante que los empleadores obtengan información precisa sobre las prácticas seguras para operar vehículos automotores. Algunos recursos disponibles para empleadores, que orientan sobre la operación segura de vehículos automotores, son:
    • Instituto de Normas Nacionales de los Estados Unidos (American National Standards Institute), ANSI/ASSE Z15.1: Esta norma nacional voluntaria cubre los requisitos mínimos para la operación segura de vehículos automotores que sean usados por empresas y organizaciones o que les pertenezcan. Puede ser utilizada por empresas de todos los tamaños y cubre todo tipo de vehículos.
    • Consejo de Seguridad Nacional (National Safety Council), Inquietudes de conducción: programa sobre seguridad vial para empleadores (Our Driving Concern: Employer Safety Traffic Program): El objetivo de este programa es educar a los empleadores sobre cómo afectarán los choques a sus empresas y ayudarlos a prevenirlos.
    • Recomendaciones de seguridad a nivel industrial: Algunas industrias y asociaciones de comercio han hecho sus propias recomendaciones para ayudar a las empresas a reconocer y controlar los peligros relacionados con los vehículos automotores. La industria de gas y petróleo es un buen ejemplo.
    • Aseguradoras: Muchas compañías de seguros para autos ofrecen información útil a sus clientes sobre seguridad en vehículos automotores.
  • Proporcione capacitación para conductores:Los empleados de todas las edades que se prevé que conduzcan como parte de su trabajo deberían recibir capacitación cuando sean contratados y, en lo sucesivo, capacitaciones periódicas para “refrescar” los conocimientos. Es probable que los conductores jóvenes se beneficien del mayor conocimiento y experiencia que les dé la capacitación en el aula o detrás del volante. Las empresas con el mejor desempeño en seguridad vial suelen brindar capacitaciones para “refrescar” conocimientos cada 2 a 3 años.
  • Implemente normas para situaciones de mal tiempo: Los empleadores pueden implementar normas para alentar a los conductores jóvenes a tomar precauciones adicionales en caso de mal tiempo o a no conducir en tales condiciones.
  • Programe el trabajo para que los conductores puedan hacer de manera segura las entregas en las que el tiempo sea un factor importante: Los camioneros y quienes conducen para repartir paquetes no son los únicos trabajadores que están bajo presión para hacer entregas. En este caso, el empleador puso en práctica una medida de seguridad positiva para reducir la presión que los conductores tenían por el tiempo. Al sobrestimar la cantidad de tiempo que llevaría entregar una pizza, el propietario de la pizzería disminuyó la probabilidad de que los conductores se sintieran presionados a conducir por encima del límite de velocidad o demasiado rápido para las condiciones dadas. Es improbable que la presión por el tiempo haya sido un factor en el choque descrito más arriba.
  • A segúrese de que los vehículos estén en condiciones adecuadas de funcionamiento:La policía informó que los neumáticos delanteros del vehículo personal de la víctima estaban en malas condiciones, lo que puede haber sido un factor para perder el control en la calle mojada. Se recomienda encarecidamente que los empleadores que provean vehículos a sus empleados para trabajar u otros fines los mantengan en buenas condiciones de funcionamiento. Si los empleados usan sus vehículos personales para trabajar, los empleadores pueden aconsejarles que se aseguren de que estén en buenas condiciones de funcionamiento.

Caso 2: Bombero voluntario

Camino rural con la superficie mojada.Un bombero voluntario de 22 años murió cuando la camioneta de servicio que manejaba chocó mientras respondía a una emergencia médica. El vehículo era una camioneta grande con un peso bruto de 10 500 libras. Acarreaba una “unidad deslizante” conformada por un tanque de almacenamiento de agua, una bomba surtidora, un carrete portamangueras y un panel de control. El bombero había trabajado en un departamento rural de bomberos voluntarios durante más de tres años. En el departamento de bomberos no se habían establecido procedimientos de operación estándar (standard operating procedures, SOP) que cubrieran vehículos automotores. Además de la capacitación para combatir incendios, el bombero había completado la capacitación como conductor-operador y para la operación de vehículos de emergencias. El bombero viajaba solo en un camino rural angosto sin letreros de límite de velocidad, marcas de perímetro, líneas divisoras de carriles, vallas de contención ni señales de advertencia de curvas. El camino tenía una curva a la derecha en la parte inferior de una pendiente suave.

Al momento del choque estaba lloviendo y había viento norte sostenido de 10 millas por hora (mph), con ráfagas de hasta 23 mph. Ya había caído alrededor de ½ pulgada de lluvia. La visibilidad era mala y la superficie de la ruta estaba mojada. A las 3:15 p. m. se despachó la camioneta de servicio para responder a una emergencia médica. Otros bomberos ya habían respondido y una ambulancia iba en camino. Para las 3:21 p. m., la camioneta de servicio había chocado. Los informes de la policía calcularon que la camioneta iba a una velocidad de 50 mph cuando se acercaba a la curva de la ruta: demasiado rápido para tomarla de manera segura. Las huellas de un patinazo sobre el pavimento y el costado de la ruta indicaron que el conductor pisó los frenos cuando la camioneta estaba por entrar a la curva. El vehículo se salió del camino y finalmente se detuvo cuando la cabina chocó contra un árbol. La unidad deslizante se desprendió y aterrizó en la maleza al frente de la cabina. El conductor fue sacado de entre los restos del vehículo y trasladado a un hospital local donde murió más tarde ese mismo día.


Puntos de aprendizaje para los empleadores:
  • Establezca, implemente y garantice el cumplimiento de los procedimientos operativos estándar (SOP) escritos para las Ruta con letreros de límite de velocidad y equipos para medir la velocidad de los vehículos.operaciones con vehículos: Los SOP en general incluyen requisitos mínimos para la operación segura, la inspección y el mantenimiento de vehículos, las operaciones de emergencia y fuera de emergencias, y deberían incluir las responsabilidades del empleador y el empleado. Cada empleado recibe una copia de los SOP por escrito y se hace responsable de seguirlas. En el caso descrito arriba, el departamento de bomberos voluntarios no tenía SOP escritos para la operación y el despacho de vehículos ni capacitación para conductores. Además, si hubiesen existido procedimientos operativos estándar, es posible que no se hubiera despachado una camioneta de servicio para responder a una emergencia médica, que se hubieran establecido pautas para conducir con mal tiempo, y que estas se le explicaran al conductor.
  • Establezca protocolos para planificar los viajes: Los empleados necesitan información para ayudarlos a hacer viajes de trabajo de manera segura. Los SOP de empleadores pueden especificar situaciones en las que sea conveniente viajar. Planificar un viaje también implica dar información a los trabajadores acerca de las condiciones de la ruta (si hay caminos en construcción, cierres o vías en malas condiciones). En este caso, el empleador podría haber hablado con el joven bombero sobre los posibles peligros del camino rural. Asimismo, cuando se produjo el choque, ya había bomberos en el sitio de la emergencia y una ambulancia iba en camino; por lo tanto, es posible que no haya sido necesario despachar otro vehículo.
  • Exija que los conductores y todos los pasajeros usen cinturones de seguridad: Establezca e implemente normas que especifiquen que los cinturones de seguridad deben ser usados por los conductores y pasajeros en todo momento. En este caso, no está claro si el empleado estaba usando el cinturón de seguridad al momento del choque.
  • Asegúrese de que todos los vehículos sean operados de manera segura: Incluso en condiciones de respuesta a emergencias, la seguridad siempre debe ser una prioridad. Para lograr el manejo seguro de los vehículos, los empleados deben obedecer las leyes de tránsito y tomar precauciones adicionales cuando haya mal tiempo. La operación insegura de cualquier vehículo crea un riesgo inaceptable para el empleador, el trabajador y terceros que se encuentren en el camino. En este caso, la velocidad aproximada de 50 mph que llevaba la camioneta cuando se acercó a la curva era probablemente demasiado rápida para condiciones de viaje normales y, sin duda, lo era para las condiciones del camino al momento del choque. El choque podría haberse evitado si el conductor hubiera ido a una velocidad menor o por una ruta diferente.
  • Garantice el cumplimiento de inspecciones, mantenimientos, pruebas y retiro de vehículos:La inspección y el mantenimiento regulares son fundamentales para mantener los vehículos en condiciones de operación seguras en todo momento. También es importante llevar registros detallados del mantenimiento. En este caso, los informes de la policía indicaron que la banda de rodadura de dos neumáticos tenía solo 2/32 de pulgadas de profundidad, lo que viola las normas de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios (National Fire Protection Association). Los registros de mantenimiento no documentaban que se hubieran revisado los neumáticos de la camioneta.


¿Cómo pueden los empleadores ayudar a prevenir choques automovilísticos en trabajadores jóvenes?

Como empleador, usted puede supervisar atentamente la selección y el desempeño de los conductores jóvenes e inexpertos como parte de su programa general de seguridad para conductores. Los choques automovilísticos son una fuente significativa de repercusiones legales y las leyes federales sobre el trabajo infantil restringen la conducción como parte del trabajo por parte de menores de 18 años. Aunque a la mayoría de los adultos jóvenes la ley les permite conducir en su empleo a partir de los 18 años, ellos no tienen la madurez ni la experiencia de conducción que tienen sus compañeros de trabajo mayores.


Asegúrese de tener un programa de seguridad en vehículos automotores que incluya los siguientes elementos, que aplican a todos los trabajadores que conducen como parte de su empleo:

  • Empleador acompañando con comentarios a un conductor joven. Declaración de normas por escrito: En su declaración de normas, enfatice el apoyo y el compromiso de la gerencia con la seguridad vehicular. La declaración puede cubrir las responsabilidades del empleador y los conductores, los procesos de selección y control de conductores, la capacitación, las restricciones para los ocupantes, y la conducción con impedimentos o factores de distracción. Los elementos adicionales incluyen normas de inspección y mantenimiento de vehículos, reporte de choques, análisis y acciones correctivas después de una colisión y medidas disciplinarias que resulten del incumplimiento de las normas de la empresa.
  • Funciones y responsabilidades de la administración del programa: Su compañía puede designar a una persona responsable de la implementación y el seguimiento, lo que incluye revisar los antecedentes de conducción de los empleados, verificar el cumplimiento de las leyes y normas federales y estatales, supervisar la capacitación de los conductores, llevar archivos de operación y mantenimiento de todos los vehículos, y recolectar y revisar datos necesarios para monitorear el desempeño de la empresa respecto de la seguridad vial.
  • Selección, autorización y control de conductores:Para garantizar la seguridad y protegerse de repercusiones legales, usted puede revisar los antecedentes de conducción de todos los postulantes antes de contratarlos, y aplicar estándares predeterminados de aceptación. Establezca evaluaciones periódicas de las calificaciones de los conductores, incluida la revisión anual de los antecedentes de conducción y la observación del desempeño en la conducción. Establezca que los conductores son responsables de cumplir todas las normas y procedimientos asociados con la operación de un vehículo automotor. Se puede utilizar un "juramento del conductor" para verificar que sus conductores conozcan y comprendan estas normas.


Antes de contratar a un conductor joven:

  • Conozca y cumpla las leyes federales y estatales sobre el trabajo infantil que limitan la conducción como parte del trabajo para menores de 18 años.
  • Asegúrese de que todos los trabajadores que deban conducir como parte del trabajo tengan una licencia estatal vigente para manejar.
  • Asegúrese de que los trabajadores menores de 18 años hayan completado un curso de conducción aprobado por el estado, como lo exige la FLSA (consulte “Limitaciones de la FLSA para adolescentes que conducen como parte de su trabajo”).
  • Revise los antecedentes de conducción del joven antes de ofrecerle un empleo.
  • Asegúrese de que las tareas asignadas a un conductor joven no lo obliguen a violar las leyes estatales de licencias de conducir restringidas (GDL). En particular, conozca las restricciones sobre conducir de noche y respecto de la cantidad de pasajeros adolescentes.
  • Asegúrese de que cualquier conductor joven que sea contratado para conducir un vehículo comercial cuente con las calificaciones y la licencia adecuadas. Las licencias de conducir comerciales para la operación de camiones grandes o autobuses solo se otorgan a personas de 21 años o más.


Luego de contratar a un conductor joven:

  • Brinde capacitación al conductor al momento de la contratación. Esto puede incluir un poco de evaluación de las habilidades detrás del volante y de los comportamientos al conducir.
  • Asegúrese de que el supervisor realice evaluaciones de manejo programadas al conductor joven. Una evaluación de manejo ayuda a los conductores jóvenes a reconocer los peligros del tránsito y a mantener la concentración mientras conducen. Haga que el conductor joven describa lo que ve, considere qué es lo más probable que ocurra y describa qué medida piensa tomar. Dé su opinión acerca de las deficiencias que observe y brinde capacitación al respecto.
  • Proporcione capacitación periódica para “refrescar” los conocimientos del conductor. Las empresas con el mejor desempeño en la seguridad vial suelen brindarla cada 2 a 3 años.
  • Provea capacitación para cualquier vehículo especializado que el trabajador joven deba operar.
  • Exija que todos los conductores y pasajeros usen el cinturón de seguridad.
  • Implemente normas que prohíban el uso de dispositivos de mano mientras se conduce. Considere prohibir también el uso de dispositivos de manos libres. Las conversaciones telefónicas desvían la atención del conductor de la tarea principal que es manejar.
  • Asegúrese de que el conductor joven no exceda la cantidad máxima de horas de conducción permitidas por la ley. Para los conductores de 17 años, lleve un registro para estar seguro de que el tiempo de conducción no exceda una tercera parte de la jornada laboral ni el 20% del tiempo de trabajo en una semana laboral.
  • En el caso de los conductores de 21 años o más, que operen vehículos de uso comercial y que estén cubiertos por los Reglamentos Federales de Seguridad de Autotransportes, cumpla con las normas aplicables de horas de trabajo y otros requisitos de seguridad.
  • Establezca las consecuencias que habrá si no se cumplen las normas de seguridad vial. Muchas compañías asignan puntos a los conductores si no cumplen las normas de seguridad. Después de acumular una cierta cantidad de puntos, pueden suspenderse algunos privilegios de conducción y, eventualmente, se puede llegar al despido.
  • Recuerde que cumplir las normas de seguridad vial es una responsabilidad compartida entre el conductor joven y su supervisor.
  • 'Si su compañía utiliza sistemas telemáticos para hacer un seguimiento del desempeño de los trabajadores mientras conducen, asegúrese de que todos los conductores reciban información oportuna acerca de cómo lo están haciendo para ayudarlos a corregir conductas de manejo inseguras.
  • Coopere con los empleados, sindicatos o comités de seguridad para hacer que los trabajadores participen en la creación de programas de seguridad vial.


Para más información:

Leyes federales sobre el trabajo infantil y trabajo seguro para los jóvenes:
http://www.youthrules.dol.gov
http://www.dol.gov/whd/regs/compliance/Teen_Driving.pdf
http://www.osha.gov/SLTC/teenworkers/index.html
http://www.youthrules.gov/support/toolkit/index.htm

Consejos sobre seguridad al conducir para adolescentes y padres:
http://www.cdc.gov/Motorvehiclesafety/Teen_Drivers/index.html
http://www.nsc.org/safety_road/teendriving/pages/teen_driving.aspx/
http://www.nhtsa.gov/Teen-Drivers
http://trafficsafety.org/
http://trafficsafety.org/promo/the-novice-drivers-road-map (fee applies)
http://www.underyourinfluence.com/
http://www.nhtsa.gov/Bicycles

Choques automovilísticos:
http://www-nrd.nhtsa.dot.gov/departments/nrd-30/ncsa/STSI/USA%20WEB%20REPORT.HTM

Leyes sobre licencias de conducir restringidas y leyes de tránsito estatales:
http://www.iihs.org/laws/GraduatedLicenseIntro.aspx
http://www.iihs.org/laws/default.aspx

Normas sobre horas de trabajo (HOS):
http://www.fmcsa.dot.gov/rules-regulations/topics/hos/index.htm

Página web de NIOSH sobre seguridad en vehículos automotores:
http://www.cdc.gov/niosh/topics/motorvehicle/

Directrices para empleadores para reducir los choques automovilísticos:
http://www.osha.gov/Publications/motor_vehicle_guide.html

 

Publicación del DHHS (NIOSH) núm. 2013-153
Septiembre de 2013

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30329-4027, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z