Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo a la navegación Salte directo al contenido Salte directo a las opciones de la página
Página principal

noviembre de 2012

DHHS (NIOSH) publicación N.º 2013-102

Prevención de enfermedades respiratorias ocupacionales por exposición causadas por la humedad en edificios de oficinas, escuelas y otros edificios no industriales

Resumen de las recomendaciones para dueños, empleadores y ocupantes


Contenido

¡ADVERTENCIA!

Los ocupantes de edificios de oficinas, escuelas y otros edificios no industriales que tengan humedad pueden desarrollar síntomas y enfermedades respiratorios.


Los edificios de oficinas, escuelas y otros edificios no industriales pueden desarrollar problemas de humedad debido a techos y ventanas no sellados, niveles altos de humedad interior e inundaciones, entre otras causas. Para esta Alerta, definimos “humedad” como la presencia de humedad excesiva y no deseada en edificios [AIHA 2008]. Esto puede causar el crecimiento de moho, hongos y bacterias, la liberación de componentes orgánicos volátiles y el deterioro de los materiales del edificio. Utilizamos el término “moho” para un grupo de hongos que se encuentran con frecuencia en los materiales húmedos. Al aire libre, el moho vive en el suelo, las plantas y en la materia muerta o en descomposición. Hay miles de especies de mohos y pueden ser de diversos colores. Las distintas especies de mohos se pueden adaptar a condiciones de humedad diferentes. Estudios de investigación han mostrado que la exposición a la humedad y al moho de los edificios se ha asociado a síntomas respiratorios, asma, neumonitis por hipersensibilidad (NH), rinosinusitis, bronquitis e infecciones respiratorias. Las personas con asma o HP pueden estar en riesgo de desarrollar enfermedades más graves si la relación entre la enfermedad y la exposición al edificio con humedad no se identifica y la exposición continúa.

La humedad en edificios y las enfermedades respiratorias subsiguientes en algunos ocupantes de edificios (incluidos los niños) ocurren en parte, debido a la falta de conocimiento y comprensión de la naturaleza y gravedad de estos problemas entre los diseñadores, constructores, dueños de los edificios, empleadores y ocupantes de edificios. Los problemas de humedad en edificios a menudo ocurren debido a deficientes procesos en el diseño, la construcción y la inspección (evaluación de la construcción y el funcionamiento del inmueble antes de la ocupación) de edificios nuevos. Estos problemas y los efectos contra la salud relacionados se pueden evitar si se considera la prevención de humedad como objetivo durante las etapas de diseño, construcción e inspección. Una vez construidos, los edificios también pueden desarrollar problemas de humedad debido al mantenimiento o funcionamiento inapropiados o insuficientes, y a las situaciones climáticas. La mejor evidencia actual sugiere que, en lugar de las mediciones microbiológicas, las observaciones para detectar la presencia de humedad, daños por agua, moho u olor a moho son los mejores indicadores de los peligros para la salud relacionados con la humedad.

Los dueños, empleadores u ocupantes deben utilizar los siguientes enfoques para reducir al mínimo la probabilidad de humedad persistente en los edificios y los problemas respiratorios posteriores en los ocupantes expuestos:


Dueños y empleadores de edificios

  • Responda siempre cuando se reporten problemas de salud de los ocupantes.
  • Inspeccione con regularidad áreas del edificio como techos, cielorrasos, paredes, sótanos, zonas de ventilación y construcción de losas para determinar si existe humedad; tome medidas rápidas para identificar y corregir las causas de cualquier problema de humedad.
  • Realice inspecciones de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (Heating, Ventilating, and Air-Conditioning, HVAC) con regularidad, y corrija cualquier problema rápidamente.
  • Evite la humedad elevada en interiores a través de un diseño y un funcionamiento adecuados de los sistemas de HVAC.
  • Seque cualquier material poroso del edificio que se haya mojado debido a goteras o inundaciones en menos de 48 horas.
  • Limpie y repare o reemplace cualquier material del edificio que se haya dañado por humedad o que presente evidencias visibles de moho.
  • Informe a los ocupantes que la exposición a edificios con humedad puede tener efectos en el sistema respiratorio, e implemente un sistema para responder a:
    • La humedad, los olores a humedad o moho, las goteras, y las inundaciones en los edificios
    • Los síntomas o enfermedades respiratorios relacionados con los edificios.
  • Aliente a los participantes que hayan desarrollado síntomas respiratorios persistentes o que empeoran mientras laboran en el edificio a que consulten a un proveedor de atención médica; vea los listados locales o estatales de médicos de medicina ocupacional o busque información en la Asociación de Clínicas Ocupacionales y Ambientales (Association of Occupational and Environmental Clinics) en el sitio web: http://www.aoec.org/directory.htm.
  • Siga las recomendaciones del proveedor de atención médica con respecto al traslado de ocupantes que hayan sido diagnosticados con enfermedades respiratorias relacionadas con los edificios.
  • Establezca un equipo de Calidad ambiental interior (Indoor Environmental Quality, IEQ) que tenga un coordinador y representantes de los empleados del edificio, de los empleadores, y de la gerencia del edificio, que supervisarán la implementación de un programa de IEQ. Los equipos de IEQ para las escuelas pueden incluir enfermeras, miembros de la junta directiva del colegio y padres de familia. Las Herramientas sobre la calidad del aire interior en las escuelas de la EPA (http://www.epa.gov/iaq/schools/) se pueden utilizar como modelo para dicho programa.


Ocupantes

  • Informe al director o dueño de su edificio si observa cualquier gotera, inundación, humedad, olor a humedad o moho y cualquier problema de ventilación del edificio; además, informe a su empleador, al director o dueño de su edificio sobre cualquier problema respiratorio que pueda estar relacionado con el inmueble.
  • Consulte a su proveedor de cuidados médicos si ha desarrollado síntomas persistentes o que empeoran cuando trabaja en el edificio:
    • Consulte los listados locales o estatales de médicos de medicina ocupacional o consulte a la Asociación de Médicos Clínicos Ocupacionales y del Medioambiente en el sitio web: http://www.aoec.org/directory.htm.
    • Informe a su empleador o al gerente o dueño del edificio si su proveedor de atención médica le ha recomendado el traslado a un área de trabajo diferente para evitar la exposición a los contaminantes del moho o los relacionados con la humedad que puedan causar o exacerbar los síntomas en situaciones en las que persisten los problemas de humedad.
  • Conozca el programa IEQ de su lugar de trabajo y conviértase en un miembro activo del equipo IEQ si es necesario. Si no hay un programa IEQ en su lugar de trabajo, fomente la creación de uno.

 

 

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Contáctenos:
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z