Salte directo a la búsqueda Salte directo al listado de A-Z Salte directo al contenido
Página principal

PCD Logo

INVESTIGACIÓN ORIGINAL

Factibilidad de asociarse con los servicios médicos de emergencia para identificar a personas con riesgo de hipertensión arterial no controlada

Hendrika Meischke, PhD, MPH; Carol Fahrenbruch, MSPH; Brooke Ike, MPH; Peggy Hannon, PhD, MPH; Jeffrey R. Harris, MD, MPH, MBA

Citación sugerida para este artículo: Meischke H, Fahrenbruch C, Ike B, Hannon P, Harris JR. Partnering with emergency medical services to identify people at risk for uncontrolled high blood pressure. Prev Chronic Dis 2012;9:110063. DOI: http://dx.doi.org/10.5888/pcd9.110063.

REVISADO POR EXPERTOS

Resumen

Introducción
La hipertensión arterial no controlada es un problema de salud significativo que a menudo no se detecta. En el sistema de atención médica prehospitalaria que se proporciona a través de los servicios médicos de emergencia (SME) en respuesta a las llamadas al 9-11, el personal paramédico a menudo recolecta información médica, incluidos los valores de la presión arterial, que puede indicar la presencia de una enfermedad crónica. Esta información a menudo se archiva sin que se le dé un seguimiento adicional. Realizamos varias actividades de planificación durante el otoño del 2006 para determinar si podría establecerse una alianza entre investigadores del Centro de Investigación de Marketing en Salud de la Universidad de Washington, la división de SME de Salud Pública del condado King en Seattle y varias estaciones de bomberos grandes para ayudar a identificar a los habitantes con hipertensión no controlada y definir los métodos más eficaces para comunicarles información sobre esta afección.

Métodos
Establecimos una alianza con cuatro estaciones de bomberos del condado de King, Washington, que brindan servicios de SME a las llamadas de auxilio del 9-11, para elaborar una intervención dirigida a personas con hipertensión arterial no controlada que fueron atendidas por paramédicos en respuesta a dichas llamadas. Con base en las conversaciones con personal de SME de todos los niveles, elaboramos un sistema por medio del cual podríamos identificar a habitantes de la comunidad con riesgo de enfermedad mediante la utilización de los formularios de reportes sobre incidentes médicos completados por dicho personal; consultamos con el personal de SME para determinar los medios más eficaces para hacer llegar el mensaje a estas personas. Además, creamos una encuesta para evaluar las creencias de los habitantes de la comunidad acerca del control de la presión arterial, el papel de los paramédicos como prestadores de atención médica y la conveniencia de utilizar las estaciones de bomberos como lugares donde las personas se puedan chequear la presión arterial. Mediante la información de contacto provista por el personal de SME, encuestamos a 282 habitantes de la comunidad de un total de 794 personas que habían sido identificadas con riesgo de padecer hipertensión arterial no controlada, para ayudarnos a comprender a nuestra audiencia meta.

Resultados
A partir de las consultas con el personal de SME concluimos que el correo directo era la manera más eficaz de comunicarnos con las personas con hipertensión arterial no controlada que se habían identificado mediante los expedientes de los paramédicos, para aconsejarles cómo controlar su riesgo. Sobre la base de la cifra de respuestas conocidas a cada pregunta, el 67% (n = 180/269) de los encuestados reportó que un médico u otro profesional de la salud les había dicho que tenían hipertensión arterial no controlada, el 95% (246/259) dijo creer que era importante el chequeo regular de la presión arterial, el 65% (166/254) dijo que los SME eran prestadores de servicios médicos con una gran credibilidad y el 82% (136/165) indicó que se sentiría cómodo si tuviera que chequearse la presión en una estación de bomberos.

Conclusión
Las alianzas con el SME local pueden ser un método eficaz para identificar habitantes de la comunidad con presión arterial no controlada y hacerles llegar información sobre la afección que padecen e incentivarlos a que se hagan seguimientos.



Las opiniones expresadas por los autores que colaboran en esta revista no son necesariamente compartidas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el Servicio de Salud Pública, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o las instituciones a las cuales están afiliados los autores.

Ícono de enlaces externosLos enlaces a organizaciones no federales se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones o a sus programas, ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se hacen responsables por el contenido de las páginas web de organizaciones individuales que pueda encontrar en estos enlaces.

Si tiene preguntas acerca de artículo contáctenos: pcdeditor@cdc.gov
GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los EE.UU. en españolDepartamento de Salud y Servicios Humanos
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades   1600 Clifton Rd. Atlanta, GA 30333, USA
800-CDC-INFO (800-232-4636) Línea TTY: (888) 232-6348 Comuníquese con CDC–INFO
Índice A-Z
  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. Ñ
  16. O
  17. P
  18. Q
  19. R
  20. S
  21. T
  22. U
  23. V
  24. W
  25. X
  26. Y
  27. Z