Skip Navigation Links
Centers for Disease Control and Prevention
 CDC Home Search Health Topics A-Z

Preventing Chronic Disease: Public Health Research, Practice and Policy

View Current Issue
Issue Archive
Archivo de números en español








Emerging Infectious Diseases Journal
MMWR


 Home 

Volumen 8: N.o 2, marzo de 2011

TEMA ESPECIAL
Usuarios del lenguaje por señas, desigualdades de salud y salud pública: Una oportunidad para lograr justicia social


ÍNDICE


Translation available This abstract in English
Print this article Imprimir resumen
E-mail this article Enviar por e-mail:



Enviar comentarios a los editores Enviar comentarios a los editores
Redistribuir este contenido Redistribuya este contenido

Steven Barnett, MD; Michael McKee, MD, MPH; Scott R. Smith, MD, MPH; Thomas A. Pearson, MD, PhD, MPH

Citación sugerida para este artículo: Barnett S, McKee M, Smith SR, Pearson TA. Usuarios del lenguaje por señas, desigualdades de salud y salud pública: una oportunidad para lograr justicia social. Prev Chronic Dis 2011;8(2):A45. http://www.cdc.gov/pcd/issues/2011/mar/10_0065_es.htm. Consulta: [fecha].

REVISADO POR EXPERTOS

Introducción

Las desigualdades de salud y atención médica se han convertido en temas de creciente preocupación y necesidad de acción por parte de los profesionales de salud pública, médicos, legisladores y comunidades. Las investigaciones han documentado desigualdades en la prevalencia de enfermedades crónicas dentro de subgrupos definidos por nivel de educación, ingresos, raza y origen étnico. La justicia, como piedra angular de la ética médica, demanda acciones correctivas (1).

Nos enfrentamos con el hecho de que en toda comunidad existe un grupo minoritario, cuyas necesidades relacionadas con la salud se encuentran en desventaja y no se estudian de manera adecuada. Este grupo lo constituye la población de personas con sordera que utilizan el lenguaje por señas. La mayoría de los usuarios del lenguaje por señas han padecido sordera desde el nacimiento o desde la temprana infancia (2-7). El lenguaje por señas no es global ni se basa en el lenguaje hablado local. Por ejemplo, el Lenguaje por señas británico (BSL) y el Lenguaje por señas americano (ASL) son dos idiomas distintos con muy poco en común entre ambos o con el inglés. En los Estados Unidos, se estima que entre 100,000 a 1 millón de personas usan el ASL como su idioma principal. Describimos 4 problemáticas que resaltan las desigualdades de salud que afrontan los usuarios del lenguaje por señas para sordos y, también, proponemos 6 enfoques de salud pública para abordar estas desigualdades de salud y atención médica con el fin de promover la salud y prevenir enfermedades crónicas.

 



 



Las opiniones expresadas por los autores que colaboran en esta revista no son necesariamente compartidas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el Servicio de Salud Pública, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o las instituciones a las cuales están afiliados los autores. El uso de nombres comerciales se realiza para fines de identificación y no implica respaldo alguno por parte de ninguno de los grupos mencionados anteriormente. Los enlaces a organizaciones que no pertenecen al gobierno federal se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se responsabilizan por el contenido de esas páginas web.


 Home 

Privacy Policy | Accessibility

CDC Home | Search | Health Topics A-Z

This page last reviewed March 22, 2013

Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services – Order # 216744

Centers for Disease Control and Prevention
National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion
 HHS logoUnited States Department of
Health and Human Services