Skip Navigation Links
Centers for Disease Control and Prevention
 CDC Home Search Health Topics A-Z

Preventing Chronic Disease: Public Health Research, Practice and Policy

View Current Issue
Issue Archive
Archivo de números en español








Emerging Infectious Diseases Journal
MMWR


 Home 

Volumen 8: n.o 1, enero de 2011

EDITORIAL
Enfermedades crónicas y mortalidad en poblaciones indígenas canadienses: Lecciones aprendidas*


ÍNDICE


Translation available This article in English
Imprimir artículo Imprimir artículo
Enviar por e-mail Enviar por e-mail:



Enviar comentarios a los editores Enviar comentarios a los editores
Redistribuir este contenido Redistribuya este contenido


Navegar por este artículo
Referencias bibliográficas


M. King, PhD, Director científico, Institutos Canadienses de Investigación en Salud, Instituto de Salud de las Poblaciones Indígenas
* Este artículo es parte de la iniciativa de publicación conjunta entre Preventing Chronic Disease y Chronic Diseases in Canada. Preventing Chronic Disease es la entidad editora secundaria, mientras que Chronic Diseases in Canada es la principal.

Citación sugerida para este artículo: La publicación primaria se puede consultar en: King M. Enfermedades crónicas y mortalidad en poblaciones indígenas canadienses: Lecciones aprendidas. Chronic Dis Can. 2010;31(1):2-3. http://www.phac-aspc.gc.ca/publicat/cdic-mcc/31-1/ar-02-eng.php.

Es un hecho triste que las poblaciones indígenas de Canadá, ya sea que vivan en comunidades rurales o centros urbanos, tengan una expectativa de vida significativamente menor que la de la población canadiense no indígena1. La brecha en el estado de salud de la población indígena canadiense es un motivo de continua preocupación2; reconocer y comprender los determinantes sociales de salud es de suma importancia para entender las diferencias en el estado de salud y, desde mi punto de vista, fundamental para poder abordar y corregir este problema en forma exitosa. Sin embargo, es importante observar que en esta población indígena existen determinantes sociales únicos relacionados con su cultura, historia y colonización, así como con el contexto actual social, económico, político y geográfico en el que se desenvuelven3.

Bruce et al.4 estudiaron en una población de las Naciones Originarias de Manitoba la obesidad y enfermedades concurrentes, como la dislipidemia, hipertensión y diabetes. En sus investigaciones encontraron, al igual que ocurre en otras poblaciones indígenas (p. ej., en los Saskatchewan5 que viven en áreas cercanas), que la prevalencia de obesidad y estas enfermedades concurrentes es más alta en las mujeres que en los hombres, y que las enfermedades concurrentes son frecuentes aun en los adultos jóvenes. También es común que la hipertensión no haya sido diagnosticada. En la misma comunidad de Naciones Originarias de Manitoba, Riediger et al.6 encontraron un alto riesgo de enfermedades cardiovasculares debido a niveles bajos de apolipoproteína A1, en especial en las mujeres.

Ng et al.7, investigaron la artritis en las poblaciones indígenas del país, y se concentraron en las diferencias entre las poblaciones de los territorios del norte y de las 10 provincias del sur. Utilizaron datos de la Encuesta de Poblaciones Indígenas (APS) del 2006, una encuesta realizada por la Agencia Nacional de Estadísticas Statistics Canada después del censo, que indaga sobre factores de salud, sociales y económicos. La APS incluye a los Inuit y Métis, así como las Naciones Originarias que viven fuera de las reservas indígenas; las poblaciones que viven en las reservas fueron entrevistadas en la Encuesta de Salud Longitudinal Regional 2002/03, realizada por la Asamblea de las Naciones Originarias8. Debido a que hubo una mayor representación en la muestra de la APS de los residentes del norte, se pueden realizar comparaciones eficaces con las comunidades más numerosas del sur. La artritis y el reumatismo autorreportados son las afecciones que se indican con más frecuencia en las poblaciones indígenas de Canadá. En el sur, en donde habita más del 90% de la población indígena, la prevalencia general es del 20.1% en comparación con el 25.3% en poblaciones que viven en reservas indígenas ubicadas en la misma área geográfica8. La prevalencia de artritis y reumatismo en el norte es considerablemente menor (12.7% en general) y es más baja tanto para habitantes de las Naciones Originarias como para los Inuit, en comparación con las poblaciones del sur. Una proporción más alta de personas con artritis reportan al menos otra enfermedad crónica y más personas con artritis consultan a profesionales de la salud, mientras que hay menos, lo cual no es de extrañar, personas con empleo, aunque no se estableció una relación causa y efecto.

Tjepkema et al.1 analizaron la mortalidad en adultos indígenas urbanos durante un periodo de 11 años (1991-2001), estudiando y relacionando los datos de registros de muertes con los del censo, así como con los suministrados en las declaraciones de rentas individuales, para obtener una cohorte de indígenas urbanos de aproximadamente 25 500 en una cohorte urbana total de 2.6 millones. La principal variable, la expectativa de vida restante a los 25 años, es significativamente menor en los indígenas que viven en centros urbanos que para los canadienses urbanos que no son indígenas. En los hombres, la expectativa de vida es 4.7 años más baja y en las mujeres es 6.5 años. Estas diferencias son casi las mismas observadas en las cifras totales que incluyen residentes de reservaciones indígenas y áreas no urbanas publicadas recientemente por los mismos investigadores9; también se muestra el mismo sesgo por sexo, es decir, la brecha en la expectativa de vida es mayor en las mujeres indígenas en unos 2 años9. Los investigadores encontraron que las dos causas principales de mortalidad en canadienses indígenas son enfermedades del sistema circulatorio y cánceres, la primera afección en proporciones altas en hombres y mujeres en comparación con poblaciones no indígenas, y la última solo en las mujeres indígenas1. Muchas causas específicas de muerte se presentan en proporción marcadamente elevada, en particular las asociadas al alcohol y las externas, como suicidios y accidentes; las muertes que se pueden evitar con intervenciones médicas son altas tanto en hombres como en mujeres1.

Es importante contar con las descripciones y entender la brecha en salud y los factores de riesgo de enfermedades crónicas en las poblaciones indígenas de Canadá, sin embargo, necesitamos comprender todas las causas y crear intervenciones que aborden, prevengan y reviertan los problemas. Los cuatro estudios que se describen en esta edición abordan dentro de su campo de interés la simple descripción y ahondan en el tema hasta lograr un entendimiento de los factores de riesgo físicos, socioeconómicos y sociales. El siguiente paso, y tal vez el más importante, es cómo usar este conocimiento para corregir la disparidad. El estudio realizado por Bruce et al.4 nos ofrece una esperanza: la comunidad está participando en proyectos para abordar, prevenir y tal vez hasta revertir la obesidad, que según lo que predicen los factores de riesgo presentes sería inevitable. Se dan pocos detalles, pero nos han informado que se está llevando a cabo un proyecto cuyo fin será prevenir la diabetes gestacional mediante el control del aumento del peso durante el embarazo; que la comunidad opera un gimnasio, en donde se ofrecen clases sobre dieta, ejercicio y bienestar general; y que se están organizando grupos para realizar caminatas, así como programas de actividades en las escuelas. Al mismo tiempo, los investigadores continúan su trabajo en la comunidad. No es justo esperar el mismo nivel de seguimiento con respecto a los datos de la encuesta nacional, ya que las iniciativas de acción para usar la información de salud y transformar las conductas y las condiciones generales requieren del compromiso de la comunidad local. Sin embargo, es importante trabajar con organizaciones nacionales para transformar los conocimientos de salud en acciones y políticas.

Los Institutos Canadienses de Investigación en Salud (CIHR) apoyan la iniciativa de reducir las desigualdades de salud de las poblaciones indígenas como uno de sus principales objetivos estratégicos.10 El Instituto de Salud de las Poblaciones Indígenas (IAPH) del CIHR apoya la participación comunitaria, la formación de capacidad y el establecimiento de redes de colaboración como las plataformas clave para lograr la equidad en la salud de las personas indígenas, y continuará haciéndolo. Sin embargo, tenemos que dar un paso más hacia el campo de la investigación de intervenciones (¿qué funcionó, que no funcionó y por qué?) y la aplicación de los conocimientos (adaptarlos a diferentes contextos y a mayor escala) para definir los modelos de buenas prácticas que permitirán que nuestras comunidades logren sus metas de alcanzar equidad en la salud. Por cuanto la equidad en salud nunca se podrá lograr si no existe un todo que incluya los aspectos mentales, físicos, emocionales y espirituales de nuestras vidas, debemos ver más allá de los determinantes sociales convencionales para examinar factores que incluyen fomentar la capacidad de recuperación a través de actividades espirituales, culturales, de revitalización del idioma y de la tradición, así como de otras formas de conexión cultural3. Al realizar más investigaciones y con la participación de las comunidades locales, regionales y nacionales, esperamos eliminar con el tiempo la brecha en la salud que divide las poblaciones indígenas de Canadá del resto de la población no indígena.

Volver al comienzo

Referencias bibliográficas

  1. Tjepkema M, Wilkins R, Senécal S, Guimond E, Penney C. Mortality of urban Aboriginal adults in Canada, 1991–2001. Chronic Dis Can. 2010;31(1):4-21. http://www.phac-aspc.gc.ca/publicat/cdic-mcc/31-1/ar-03-eng.php
  2. Lix LM, Bruce S, Sarkar J, Young TK. Risk factors and chronic conditions among Aboriginal and non-Aboriginal populations. Health Rep. 2009;20:21-29.
  3. King M, Smith A, Gracey M. Indigenous health part 2: the underlying causes of the health gap. Lancet. 2009;374:76-85.
  4. Bruce SG, Riediger ND, Zacharias JM, Young TK. Obesity and obesity-related comorbidities in a Canadian First Nation population. Prev Chronic Dis. Prev Chronic Dis 2011;8(1). http://www.cdc.gov/pcd/issues/2011/jan/09_0212.htm
  5. Dyck R, Osgood N, Lin TH, Gao A, Stang MR. Epidemiology of diabetes mellitus among First Nations and non-First Nations adults. CMAJ. 2010;182:244-56.
  6. Riediger ND, Bruce SG, Young TK. Cardiovascular risk according to plasma apolipoprotein and lipid profiles in a Canadian First Nation. Prev Chronic Dis. Prev Chronic Dis 2011;8(1). http://www.cdc.gov/pcd/issues/2011/jan/09_0216.htm
  7. Ng C, Chatwood S, Young TK. Arthritis in the Canadian Aboriginal population: north-south differences in prevalence and correlates. Chronic Dis Can. 2010;31(1):22-26. http://www.phac-aspc.gc.ca/publicat/cdic-mcc/31-1/ar-04-eng.php
  8. First Nations Regional Longitudinal Survey (RHS) [Internet]. Ottawa (ON): Assembly of First Nations; 2005 [cited 2009 June 7]. Available from: http://rhs-ers.ca/english/
  9. Tjepkema M, Wilkins R, Senécal S, Guimond E, Penney C. Mortality of Métis and registered Indian adults in Canada: an 11-year follow-up study. Health Rep. 2009;20:31-51.
  10. Health research roadmap: creating innovative research for better health and health care [Internet]. Ottawa (ON): Canadian Institutes of Health Research; 2009 Oct [cited 2010 July 14]. http://www.cihr.ca/e/40490.html

Volver al comienzo

 



 



Las opiniones expresadas por los autores que colaboran en esta revista no son necesariamente compartidas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el Servicio de Salud Pública, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o las instituciones a las cuales están afiliados los autores. El uso de nombres comerciales se realiza para fines de identificación y no implica respaldo alguno por parte de ninguno de los grupos mencionados anteriormente. Los enlaces a organizaciones que no pertenecen al gobierno federal se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se responsabilizan por el contenido de esas páginas web.


 Home 

Privacy Policy | Accessibility

CDC Home | Search | Health Topics A-Z

This page last reviewed March 22, 2013

Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services – Order # 218566-A

Centers for Disease Control and Prevention
National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion
 HHS logoUnited States Department of
Health and Human Services