Skip Navigation Links
Centers for Disease Control and Prevention
 CDC Home Search Health Topics A-Z

Preventing Chronic Disease: Public Health Research, Practice and Policy

View Current Issue
Issue Archive
Archivo de números en español








Emerging Infectious Diseases Journal
MMWR


 Home 

Volumen 7: No. 5, Septiembre 2010

ENSAYO
Observaciones sobre incentivos para mejorar la salud poblacional


ÍNDICE


Translation available This abstract in English
Print this article Imprimir resumen
E-mail this article Enviar por e-mail:



Enviar comentarios a los editores Enviar comentarios a los editores
Redistribuir este contenido Redistribuya este contenido

J. Michael McGinnis, MD, MPP

Citación sugerida para este artículo: McGinnis JM. Observaciones sobre incentivos para mejorar la salud poblacional. Prev Chronic Dis 2010;7(5):A92. http://www.cdc.gov/pcd/issues/2010/sep/10_0078_es.htm. Consulta [fecha].

Reflexiones iniciales

El ritmo del progreso en la salud poblacional se puede ver influenciado por los incentivos en juego y las mediciones que los originan. Los artículos del proyecto MATCH (siglas en inglés de Mobilizing Action Toward Community Health) que se publican en esta edición de Preventing Chronic Disease exploran el uso de los incentivos para mejorar la salud poblacional y presentan las implicaciones del diseño y la aplicación de las mediciones a las que están vinculados. Las mediciones en la salud poblacional pueden servir para atraer y enfocar la atención, instar a la acción y canalizar premios y sanciones. Cuando estos premios y sanciones cobran una dimensión económica, los resultados pueden ser poderosos.

Esta posible aplicación de las mediciones de salud poblacional reviste especial importancia si el objetivo es transformar la canalización de los recursos y la energía social, como es evidente que tiene que ser. En la actualidad, el perfil de nuestra inversión nacional en salud es profundamente defectuoso: más del 95% de cada dólar que se gasta en salud se destina a los tratamientos en lugar de la prevención. En un sistema en el que todos nuestros incentivos destacados están diseñados para premiar volumen por encima de valor, virtualmente no perdemos ninguna oportunidad para tratar las enfermedades, a menudo sin éxito o de manera errónea.

Por otro lado, todos los días perdemos innumerables oportunidades para prevenir enfermedades y fomentar la salud. Si buscamos reformar los sistemas de pagos de la atención médica para obtener mejores resultados de salud, la inversión en la prevención tiene que pasar a ser la prioridad más alta, no la más baja. Si nuestro objetivo es elaborar el equivalente en salud de los indicadores que moldean nuestras políticas económicas, la estrategia de inversión social más lógica se centraría en la prevención y nuestro sistema de pagos en los servicios de salud actuaría en consecuencia.

Un sistema de pagos reformado puede hacer que la salud se convierta en prioridad fundamental de tres maneras. Primero, todos los estadounidenses deberán recibir cobertura para los servicios preventivos médicos apropiados para ellos, sin tener que hacer copagos. Segundo, se debería reservar apoyos en subvenciones para iniciativas comunitarias que se necesiten para mejorar la salud y la atención médica de sus residentes. Finalmente, los recursos para abordar las necesidades generales de salud de una población deben conformarse como una mezcla de las necesidades de salud y los esfuerzos de la comunidad, como lo reflejan las mediciones que indican las tendencias de los determinantes del estado de salud de la población.

 



 



Las opiniones expresadas por los autores que colaboran en esta revista no son necesariamente compartidas por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, el Servicio de Salud Pública, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades o las instituciones a las cuales están afiliados los autores. El uso de nombres comerciales se realiza para fines de identificación y no implica respaldo alguno por parte de ninguno de los grupos mencionados anteriormente. Los enlaces a organizaciones que no pertenecen al gobierno federal se ofrecen solamente como un servicio a nuestros usuarios. Estos enlaces no constituyen un respaldo de los CDC ni del gobierno federal a estas organizaciones ni debe inferirse respaldo alguno. Los CDC no se responsabilizan por el contenido de esas páginas web.


 Home 

Privacy Policy | Accessibility

CDC Home | Search | Health Topics A-Z

This page last reviewed March 22, 2013

Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services – Order # 214938C

Centers for Disease Control and Prevention
National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion
 HHS logoUnited States Department of
Health and Human Services