Skip Navigation Links
Centers for Disease Control and Prevention
 CDC Home Search Health Topics A-Z

Preventing Chronic Disease: Public Health Research, Practice and Policy

View Current Issue
Issue Archive
Archivo de números en español








Emerging Infectious Diseases Journal
MMWR


 Home 

Volumen 6: Nº 1, enero 2009

HERRAMIENTAS Y TÉCNICAS
Programa de comunidades saludables


INDICE DE CONTENIDOS


Translation available Este artículo en inglés
Print this article Imprima este artículo
E-mail this article Enviar por e-mail:



Send feedback to editors Envíe sus comentarios a los editores


Navegue en este artículo
Introducción
Razón de ser del HCP
Cómo funciona el HCP
Metas del HCP
Estructura y organización del HCP
Conclusión
Información del Autor
Referencias


Carlos Santos-Burgoa, MD, MPH, PhD, Lucero Rodríguez-Cabrera, MD, Elvia Macedo de la Concha, BP, Evangelina Álvarez García, MD, Adrenalina Cebrián Gómez, BP

Citación sugerida para este artículo: Santos-Burgoa C, Rodríguez-Cabrera L, Macedo de la Concha E, Álvarez García E, Cebrián Gómez A. Programa de comunidades saludables. Prev Chronic Dis 2009;6(1):A31. http://www.cdc.gov/pcd/issues/2009/
jan/08_0081_es.htm
. Visitado [fecha].

Introducción

El acceso a los servicios de salud debe ser universal y para ello, en el diseño de intervenciones para la promoción de la salud se tienen que tomar en cuenta las características culturales, ambientales y socioeconómicas de las comunidades en particular. El Programa de Comunidades Saludables (HCP, por sus siglas en inglés), es una respuesta a la necesidad de democratizar la salud. El HCP genera proyectos locales de promoción de la salud diseñados para mejorar la calidad de vida a través de la participación comunitaria con las autoridades en el nivel local y federal.

El HCP se inició en el marco del Programa Nacional de Salud de México 2001-2006, cuyos objetivos eran mejorar la salud de la población mexicana, reducir las disparidades de salud, garantizar la calidad de la atención médica en las instituciones de salud públicas y privadas y fortalecer el Sistema Nacional de Salud, en especial en el sector público, mediante estrategias y planes de acción específicos (1).

Desde entonces, el HCP se ha constituido como una iniciativa prioritaria para propiciar y fortalecer la promoción de la salud en y desde los municipios del país. El programa requiere de la participación de los diferentes sectores de la población – el público, el privado y la comunidad (la cual se define de manera general en este documento como un grupo de personas con valores similares que viven en una misma área; esta definición abarca las organizaciones de base comunitaria y los grupos informales de vecinos [2]) – para llevar a cabo actividades de educación en salud y prevención así como de promoción de conductas saludables.

Volver al Inicio

Razón de ser del HCP

México está integrado por 2,442 municipios (equivalentes a los condados en Estados Unidos) que se distribuyen en los 32 estados; en México, el municipio es la unidad político-administrativa básica y la instancia gubernamental más cercana a las demandas y aspiraciones de la población. En el ámbito municipal, los ciudadanos interactúan de manera estrecha con las autoridades gubernamentales para alcanzar consensos, resolver conflictos y trabajar por el bien común; en el desarrollo urbano, en el mejoramiento de los servicios públicos, los programas de reciclaje de desechos, los servicios de turismo y cultura y en la preparación ante emergencias. Esta es también la instancia en la cual los ciudadanos y las instituciones gubernamentales pueden trabajar en forma conjunta de manera más eficaz para elaborar políticas de salud económicamente sostenibles. Creemos que se pueden lograr comunidades saludables en tanto las autoridades municipales, las instituciones comunitarias y los ciudadanos apoyen juntos las políticas y los programas de fomento de la salud y la calidad de vida de todos los miembros y de sus familias (2).

El origen del HCP se remonta a la década de 1980, cuando la Organización Mundial de la Salud promovió la Iniciativa de Ciudades Saludables, primero en países desarrollados y posteriormente, en los años 90, en las naciones latinoamericanas. Como parte de esta iniciativa, el gobierno mexicano implementó en 1995 el Programa de Municipios Saludables. Por primera vez, las autoridades locales del sector salud instaron a ciudadanos y grupos comunitarios a trabajar juntos para resolver los principales problemas de salud que afectaban a sus comunidades y su calidad de vida. Los resultados del Programa de Municipios Saludables fueron positivos; las comunidades se percataron de que la colaboración con las autoridades locales les reportaba beneficios. Alentado por estos resultados, el gobierno federal comenzó a sistematizar las actividades de promoción de la salud y su implementación en una nueva estructura, el HCP.

Volver al Inicio

Cómo funciona el HCP

El HCP integra programas locales exitosos de promoción de la salud para que haya un uso más eficiente de los recursos, no se dupliquen esfuerzos y los involucrados puedan combinar sus recursos. La integración de programas locales aumenta la concientización de la comunidad sobre los problemas de salud, desarrolla su capacidad y mejora la calidad de vida de sus miembros. El HCP opera principalmente en dos áreas amplias: participación municipal en la promoción de la salud y organización de la salud comunitaria.

Participación municipal en la promoción de la salud

La participación municipal requiere que todas las autoridades, no solo las vinculadas al sector de la salud, colaboren en el establecimiento de un comité municipal de salud en conjunción con organizaciones comunitarias y el sector privado. El comité está encargado de evaluar las condiciones de salud del municipio, definir las prioridades de salud del mismo y establecer un programa municipal de promoción de la salud. Este programa se ocupa de los temas de salud que afronta la comunidad, como la disponibilidad de agua potable, el manejo de desechos sólidos y el control de plagas.

Para los proyectos de alcance nacional, el HCP solicita ideas a los comités municipales de salud. El comité del HCP evalúa estos proyectos en función de 18 temas de salud: 1) seguridad e higiene ambiental, 2) control de zoonosis, 3) enfermedades transmitidas por vectores, 4) manejo de desechos sólidos, 5) prevención de adicciones, 6) comunidades saludables, 7) prevención de accidentes, 8) promoción de la salud, 9) rastros y mercados saludables, 10) salud de los adultos y los adultos mayores, 11) saneamiento básico, 12) salud bucal, 13) salud infantil y adolescente, 14) salud reproductiva, 15) tuberculosis, 16) uso y consumo adecuado del agua, 17) prevención de VIH/SIDA, y 18) otros. El HCP patrocina los programas que cumplen con todos los requisitos técnicos. Los municipios pueden ser certificados por el HCP y también recibir fondos de otros programas como la Red Mexicana de Municipios por la Salud.

Organización de la salud comunitaria

La organización de la salud comunitaria consiste en involucrar a los ciudadanos en el mejoramiento de la salud y el medio ambiente de su comunidad al participar como miembros del comité municipal de salud. Los miembros del comité realizan actividades de promoción de la salud local.

Volver al Inicio

Metas del HCP

El HCP tiene 5 metas imperativas: desarrollar políticas para mejorar la salud pública, apoyar proyectos municipales vinculados a la salud pública, promocionar la educación y la comunicación sobre la salud, fortalecer la capacidad de los profesionales de la salud pública, evaluación y seguimiento.

Desarrollo de políticas para mejorar la salud pública

Esta estrategia apoya la implementación del Programa Municipal de Promoción de la Salud y desarrolla mecanismos técnicos y legislativos que faciliten la puesta en marcha de dicho programa.

Apoyo de proyectos municipales vinculados a la salud pública

El HCP proporciona asistencia técnica y financiera a los programas municipales de promoción de la salud; estos programas se denominan en su conjunto Programa Municipal de Promoción de la Salud. Dichos programas implementan nuevas tecnologías o intervenciones que mejoran las condiciones socioeconómicas o sanitarias de una comunidad. Pueden trabajar en el saneamiento básico, uso de letrinas en comunidades muy pobres, manejo de desechos sólidos o educación reproductiva de la mujer (p. ej., un programa sobre los beneficios de las pruebas de Papanicolau para la detección del cáncer de cuello uterino).

Educación y comunicación sobre la salud

El HCP diseña y ejecuta campañas de educación y comunicación de salud que buscan aumentar el conocimiento sobre la salud en los miembros de la comunidad así como su concientización sobre los hábitos saludables. Como ejemplo de los programas pasados figuran "La salud empieza por casa", "La mujer y la salud" e "Higiene básica".

Fortalecimiento de la capacidad de los profesionales de la salud pública

El HCP evalúa las necesidades de capacitación y diseña sesiones ad hoc para el personal de promoción de la salud (incluidos médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, parteras, promotores de la salud y miembros del comité municipal de la salud) en el nivel estatal, municipal y local. Las sesiones de capacitación cubren varios temas de salud y estrategias sobre cómo implementar las intervenciones de salud pública en la comunidad. Las sesiones se realizan en el ámbito local; los participantes asisten a clases y utilizan materiales educativos apropiados.

Evaluación y seguimiento

Desde su creación, el HCP ha requerido una medición metódica, constante y precisa de sus componentes, tales como los proyectos financiados, número de comunidades saludables y de personas que participan en los programas. Estas mediciones ayudan a que las autoridades de salud pública determinen la eficacia de las intervenciones del HCP en el nivel estatal de modo que se puedan mejorar los programas y que se identifiquen y corrijan los problemas que enfrentan en su implementación. La vigilancia del programa también aumenta la transparencia en el manejo de sus recursos y hace más visible las limitaciones que tenga.

Volver al Inicio

Estructura y organización del HCP

Debido a que el HCP es un programa nacional, está bajo la conducción de la Secretaría de Salud a través de la Dirección General de Promoción de la Salud. La Secretaría de Salud define las guías de operación que utilizarán los estados para administrar el programa, impulsa la planeación y la programación local, el apoyo y seguimiento operativo. Las Secretarías de Salud Estatales comparten la responsabilidad con los estados en la administración del proyecto a través del Departamento de Promoción de la Salud en los estados.

La jurisdicción sanitaria es responsable de la organización, la coordinación, el seguimiento y el control del HCP en el nivel municipal y local; las unidades de atención médica primaria son responsables de proporcionar los servicios de salud. Los promotores de salud apoyan las actividades de promoción de la salud, la prevención de enfermedades y los cuidados médicos en la comunidad. El comité local de salud es la unidad principal de integración; en este ámbito, los miembros de la comunidad, en coordinación con el personal de salud, pueden mejorar las condiciones ambientales en la comunidad y recibir educación en salud.

En virtud de la naturaleza del HCP, las comunidades y las distintas instituciones que forman parte del sistema de salud de México deben participar en los objetivos a largo plazo del programa para que se materialicen, como la creación de actividades de promoción de la salud y el fortalecimiento de las actividades existentes en todas las municipalidades del país. Estos objetivos solo podrán alcanzarse si se asignan recursos humanos y materiales para apoyar las funciones de distinta complejidad técnica en los diversos niveles de responsabilidad.

Volver al Inicio

Conclusión

En los seis años que lleva funcionando el HCP hemos aprendido que es fundamental contar con el apoyo de las autoridades locales y los miembros de la comunidad. La participación de las autoridades locales tiende a disminuir, especialmente después de las elecciones locales (cada tres años) y se deben hacer cabildeos para que las nuevas autoridades se involucren en el HCP. En esta fase, la participación de la comunidad es crucial porque sus miembros son los que tienen una posición más estratégica para hacer que sus nuevos funcionarios electos participen.

Los proyectos municipales han tenido éxito porque no están restringidos por las autoridades federales o estatales. Los problemas de salud se identifican en el nivel local y las soluciones se implementan en el mismo. Por ejemplo, del 2002 al 2006, el HCP patrocinó 1,059 proyectos en todo México (3); estos proyectos representaron el 71% de todos los municipios. Algunos municipios son de muy difícil acceso, lo que obstaculiza la implementación de programas en esas áreas.

De los 18 temas de salud, los programas que más frecuentemente patrocina el HCP son los de manejo de desechos sólidos (16.8%), seguidos de control de zoonosis (12.5%) y enfermedades transmitidas por vectores (9.2%). El presupuesto total para estos programas del 2001 al 2006 fue de 160,726,788 pesos ($14,611,526 dólares).

La evaluación de todos los componentes del HCP nos ha dado información para modificar los aspectos que no funcionan. Por ejemplo, se han tenido que ajustar las estrategias de comunicación y coordinación para que la comunicación entre las autoridades federales y locales sea más eficaz.

Volver al Inicio

Información del Autor

Autor correspondiente: Carlos Santos-Burgoa, MD, MPH, PhD, Director General de Promoción de la Salud, Guadalajara 46, 1er Piso, Col. Roma, Deleg Cuauhtémoc, DFCP 06700, México. Teléfono: 55-5286-0207. Correo electrónico: csantos@salud.gob.mx.

Afiliaciones de los autores: Lucero Rodríguez-Cabrera, Elvia Macedo de la Concha, Evangelina Álvarez García, Adrenalina Cebrián Gómez, Dirección General de Promoción de la Salud, Secretaría de Salud, México.

Volver al Inicio

Referencias

  1. Health Secretariat. National Health Program 2001-2006. Juárez, Cuauhtémoc (MX): Health Secretariat; 2001.
  2. Health Promotion Operational Model (MOPS). Juárez, Cuauhtémoc (MX): Health Secretariat, General Directorate of Health Promotion; 2006.
  3. Integral evaluation of the Healthy Communities Program. Juárez, Cuauhtémoc (MX): Health Secretariat; 2006.

Volver al Inicio

 




 



The findings and conclusions in this report are those of the authors and do not necessarily represent the official position of the Centers for Disease Control and Prevention.


 Home 

Privacy Policy | Accessibility

CDC Home | Search | Health Topics A-Z

This page last reviewed March 22, 2013

Versión en español aprobada por CDC Multilingual Services – Order # 5860

Centers for Disease Control and Prevention
National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion
 HHS logoUnited States Department of
Health and Human Services