Skip Navigation Links
Centers for Disease Control and Prevention
 CDC Home Search Health Topics A-Z

Preventing Chronic Disease: Public Health Research, Practice and Policy

View Current Issue
Issue Archive
Archivo de números en español








Emerging Infectious Diseases Journal
MMWR


 Home 

Volumen 2: Num. 1, enero de 2005

ESTUDIO COMUNITARIO
El índice de sanidad escolar (School Health Index) como impulso para el cambio


ÍNDICE


Translation available Este artículo en inglés
Print this article Imprima este artículo
E-mail this article Enviar por e-mail:



Send feedback to editors Envíele sus comentarios a los editores
Download this article as a PDF Baje este artículo como un archivo de PDF (89K)

Necesitará el programa Adobe Acrobat Reader para poder ver los archivos en PDF.

Lisa K. Staten, PhD, Nicolette I. Teufel-Shone, PhD, Victoria E. Steinfelt, MS, Nohemi Ortega, Karen Halverson, Carmen Flores, Michael D. Lebowitz, PhD

Citas sugeridas para este artículo: Staten LK, Teufel-Shone NI, Steinfelt VE, Ortega N, Halverson K, Flores C, Lebowitz MD. El índice de sanidad escolar (School Health Index) como impulso para el cambio. Prev Chronic Dis [serial online] 2005 Jan [date cited]. Available from: URL: http://www.cdc.gov/pcd/issues/2005/
jan/04_0076_es.htm
.

REVISIÓN PARITARIA

Resumen

Antecedentes
El aumento de la obesidad en la niñez y el predominio de los factores de riesgo de la enfermedad crónica demuestran la importancia de crear ambientes escolares saludables. Como parte de la Border Health Strategic Initiative, se implantó el índice de sanidad escolar (School Health Index) en las escuelas públicas de dos condados a lo largo de la frontera con México, Arizona, Estados Unidos-Sonora. Creado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU (Centres for Disease Control, CDC) en el año 2000, el índice de sanidad escolar ofrece una guía para ayudar a las escuelas en la evaluación y mejora de las oportunidades para la actividad física y la buena nutrición de sus alumnos.

Contexto
Entre el año 2000 y el 2003, un total de 13 escuelas de cinco distritos escolares en dos condados participaron en el proyecto del índice de sanidad escolar a pesar de las presiones académicas y de los recursos limitados.

Métodos
Border Health Strategic Initiative respaldó la contratación y capacitación de un coordinador externo en cada condado que no formaba parte del sistema escolar pero que estaba empleado en una organización establecida y con base en la comunidad. Los coordinadores trabajaron con las escuelas para implantar el índice de sanidad escolar a fin de crear los planes de acción y de supervisar el progreso hacia estos objetivos.

Consecuencias
El proceso del índice de sanidad escolar y la participación del equipo escolar variaron de escuela a escuela. Los planes individuales fueron diferentes pero todos se enfocaron en reducir en la escuela el acceso de los alimentos que no son saludables, identificados como altos en grasas y/o con bajo valor nutricional. Las ideas para seguir estos planes se extendían desde el cambio en el contenido de los almuerzos escolares hasta la interrupción del uso de alimentos que no son nutritivos, como recompensas en la clase. Todos los planes incluían recomendaciones que podrían implantarse inmediatamente, así como también las que necesitarían planificación y quizás la formación y asistencia de una subcomisión (por ejemplo: la creación o adopción de un programa de salud para todo el distrito).

Interpretación
Después de trabajar con el índice de sanidad escolar, la mayoría de las escuelas realizaron al menos un cambio inmediato en su entorno escolar. El coordinador externo fue esencial para mantener los resultados del índice de sanidad escolar y los planes de acción en el programa de trabajo de los administradores de la escuela, especialmente durante los períodos de rotación de personal. La rotación de personal, la falta de tiempo y los recursos limitados causaron que pocas escuelas lograran cambios de políticas a largo plazo.

 



 



The opinions expressed by authors contributing to this journal do not necessarily reflect the opinions of the U.S. Department of Health and Human Services, the Public Health Service, the Centers for Disease Control and Prevention, or the authors’ affiliated institutions. Use of trade names is for identification only and does not imply endorsement by any of the groups named above.


 Home 

Privacy Policy | Accessibility

CDC Home | Search | Health Topics A-Z

This page last reviewed March 22, 2013

Centers for Disease Control and Prevention
National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion
 HHS logoUnited States Department of
Health and Human Services