Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Los mosquitos y los huracanes

Lo que usted necesita saber

  • Los mosquitos adultos por lo general no soportan las fuertes ráfagas de viento durante un huracán.
  • Inmediatamente después de un huracán, ocurre una inundación. Los huevos de los mosquitos puestos en la tierra por mosquitos de inundaciones previas incuban. Esto resulta en grandes poblaciones de mosquitos producidos por inundaciones. La mayoría de estos mosquitos son inofensivos.
  • En general, los mosquitos inofensivos no transmiten virus que pueden enfermar a las personas. Los tipos de mosquitos que pueden transmitir virus pueden aumentar en 2 semanas a 2 meses después del huracán, especialmente en áreas que no se inundaron pero recibieron más precipitaciones de lo habitual.
  • En áreas con mosquitos Aedes aegypti y propagación de los virus del Zika, chikunguña o dengue a nivel local, el aumento de las precipitaciones dará lugar a una mayor cantidad de huevos de Ae. aegypti incubados en contenedores con agua. Las personas pueden correr mayor riesgo de infectarse con estos virus y deberían tomar medidas para protegerse de las picaduras de mosquitos.
  • Debido a que las personas pasan más tiempo realizando tareas de limpieza tras el paso de un huracán o una inundación, corren mayor riesgo de sufrir picaduras de mosquitos inofensivos.
  • Grandes cantidades de mosquitos inofensivos pueden afectar los esfuerzos de recuperación. Por esta razón, los expertos en control de mosquitos estatales y locales suelen tomar medidas para controlar estos mosquitos.
  • Si bien las inundaciones causadas por los huracanes pueden ser graves y se espera un aumento en la población de mosquitos en las próximas semanas, los CDC no esperan notar un aumento considerable en la cantidad de personas que contraigan enfermedades transmitidas por los mosquitos.
  • Los CDC trabajarán conjuntamente con funcionarios de salud estatales, locales y territoriales para monitorear la situación y tomar las medidas necesarias.

Protéjase y proteja a su familia de las picaduras de mosquitos

  • Use camisas de manga larga y pantalones largos.
  • Use repelentes de insectos aprobados por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) que contengan uno de los siguientes ingredientes activos: DEET, picaridina, IR3535, aceite de eucalipto de limón, para-mentano-diol o 2-undecanona.
    • Acceda a la herramienta de búsqueda de la EPA aquí.
    • Siempre utilice los repelentes de insectos según las instrucciones.
    • Vuelva a aplicar el repelente de insectos según las indicaciones.
    • No aplique repelentes en la piel debajo de la ropa.
    • Si también usa filtro solar, aplíquese el filtro solar primero y después el repelente de insectos.
    • Prevenga las picaduras de mosquitos

Tome medidas para controlar los mosquitos dentro y fuera de su casa

  • Después de una inundación o de un huracán, el departamento de salud o el distrito de control de mosquitos a menudo suele tomar medidas para reducir la población de mosquitos.
  • Los residentes pueden tomar medidas para ayudar a controlar los mosquitos dentro y fuera de su casa para prevenir las picaduras de mosquitos.
    • Elimine el agua estancada donde los mosquitos podrían poner sus huevos. Una vez a la semana, vacíe, restriegue, dé vuelta, cubra o tire cualquier elemento que acumule agua como neumáticos, cubetas, macetas, juguetes, piscinas, bebederos de aves, platos de macetas y contenedores de basura. Los mosquitos ponen sus huevos cerca del agua.
    • Evite el ingreso de mosquitos
TOP