Día Mundial sin Tabaco: Protejamos a nuestros jóvenes

Montaje de jóvenes de diversas etnias divirtiéndose

El uso de cualquier producto del tabaco es peligroso, especialmente en los niños, adolescentes y adultos jóvenes. Sin embargo, una cantidad de al menos 14 millones de jóvenes de 13 a 15 años en todo el mundo consumen actualmente productos del tabaco, según la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes (en inglés), 2006-2017, de los CDC. Mientras tanto, las compañías tabacaleras, gastan miles de millones de dólares cada año en el mercadeo de productos del tabaco, incluidos cigarrillos, cigarros o puros, cigarrillos electrónicos y otros.

Desde 1988, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha usado el Día Mundial sin Tabacoexternal icon como una oportunidad para resaltar los efectos perjudiciales de los cigarrillos y otros productos del tabaco en la salud general de las personas. Este año, se enfoca en prevenir que los jóvenes consuman productos del tabaco y los intentos de la industria tabacalera por atraerlos.

En este Día Mundial sin Tabaco, infórmese sobre lo que pueden hacer las personas y las comunidades para ayudar a los jóvenes a mantenerse libres de tabaco o a dejar su consumo definitivamente.

La juventud en los Estados Unidos y el tabaco: las cifras

En el 2019, aproximadamente el 40 % de los estudiantes de escuela secundaria media y superior en los Estados Unidos indicó haber consumido algún tipo de producto del tabaco—esto incluye usar cigarrillos electrónicos—y el 23 % dijo que había consumido un producto del tabaco en los 30 días anteriores.

En estudios se muestra que la mayoría de los adultos en los Estados Unidos que consumen productos del tabaco regularmente comenzaron antes de los 18 años de edad. El consumo de cualquier producto del tabaco—incluido el uso de cigarrillos electrónicos— es peligroso para las personas jóvenes. Los productos del tabaco—incluidos los cigarrillos, el tabaco sin humo y la mayoría de los cigarrillos electrónicos—contienen nicotina, que es una droga adictiva. La exposición a la nicotina también puede perjudicar el desarrollo del cerebro, que continúa durante la adolescencia y hasta los 25 años de edad. La exposición a la nicotina durante estos años importantes puede dañar las partes del cerebro que controlan la atención, el aprendizaje, el estado de ánimo y el control de impulsos.

El humo de segunda mano: un peligro dentro y fuera del país
  • Al menos 500 millones de personas menores de 15 años de edad en 21 países están expuestas al humo de segunda mano (en inglés).
  • Es un problema en los Estados Unidos:
    • 1 de cada 4 personas en los Estados Unidos, o aproximadamente 58 millones, está expuesta al humo de segunda mano.
    • Los niños (de 3 a 11 años) tienen el nivel de exposición al humo de segunda mano más alto en comparación con cualquier otro grupo de edad.
    • Los niños afroamericanos tienen más probabilidades de exponerse al humo de segunda mano que los de otros grupos raciales o étnicos.
  • Dejar de fumar y adoptar políticas contra el humo ayuda a proteger la salud de las personas que no fuman.

Mientras más joven se comienza a consumir productos del tabaco, mayores son las probabilidades de volverse dependiente de la nicotina. La industria tabacalera usa esta información para atraer a la gente joven a sus productos mediante anuncios publicitarios y patrocinios (en inglés), ya sean anuncios en tiendas, en línea o en medios sociales, o el patrocinio de eventos culturales.

Estudios realizados en los Estados Unidos y otros países han mostrado que mientras más anuncios publicitarios de productos del tabaco ve una persona joven, mayores son las probabilidades de que consuma tales productos. La Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos también ha dicho que ver a gente fumar en las películas (en inglés) hace más probable que los jóvenes fumen. Aunque la cantidad de películas de clasificación de “PG-13” o menor en las que se muestra a alguien fumando se ha reducido en los últimos 15 años, las películas que sí lo muestran, lo hacen más seguido.

Los sabores de los productos del tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos, hacen que estos productos sean atractivos para los niños y los adolescentes. Desde el 2009, no se les ha permitido a las compañías tabacaleras vender cigarrillos de distintos sabores en los Estados Unidos, excepto los mentolados. Aun así, los jóvenes tienen más probabilidades de fumar los cigarrillos mentolados (en inglés) que los adultos. El uso de sabores es también uno de los motivos que más impulsa a los jóvenes a usar cigarrillos electrónicos. Más de 2 de cada 3 jóvenes que usan cigarrillos electrónicos en la actualidad usan los saborizados, y los sabores son una de las razones principales por las cuales indican comenzar a usarlos.

El peligro de los cigarrillos electrónicos para los jóvenes

Desde el 2104, la mayoría de los jóvenes en los Estados Unidos que dijeron haber consumido algún producto del tabaco indicó haber usado cigarrillos electrónicos, y el porcentaje ha aumentado con el tiempo. Los cigarrillos electrónicos generalmente contienen nicotina, y los más nuevos usan una forma de nicotina llamada sales de nicotina, que facilitan la inhalación de niveles más altos de esta sustancia.

Debido al reciente aumento en el uso de cigarrillos electrónicos por estudiantes de escuela secundaria media y superior, los CDC ofrecen recursos para padres pdf icon[PDF – 1 MB], maestros pdf icon[PDF – 1 MB] y proveedores de atención médica pdf icon[PDF – 767 KB] para ayudarlos a hablar con los jóvenes sobre estos productos.

What You Can Do
Adolescentes llegando a tocar el mundo

Todos—desde aquellos que influencian a los jóvenes directamente hasta las comunidades enteras—pueden ayudar a prevenir que los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes prueben y consuman productos del tabaco.

Los padres y cuidadores pueden:

  • Ser un buen ejemplo al no consumir productos del tabaco (llame al 1-855-DÉJELO-YA o visite Smokefree Españolexternal icon para obtener ayuda para dejar de fumar).
  • Hable con los jóvenes sobre los daños que causan los productos del tabaco, incluidos los cigarrillos electrónicos.
  • Sepa que los niños ven y hablan sobre el consumo de tabaco en sus pantallas.
  • Dígales que usted tiene la expectativa de que no consuman productos del tabaco, o de que dejen de hacerlo.
  • Niéguese a darles productos del tabaco a niños, adolescentes o adultos jóvenes.

La Dirección General de Servicios de Salud de los Estados Unidos tiene más consejos para padres y cuidadores pdf icon[PDF–5 MB]external icon (en inglés) para ayudar a mantener a la gente joven libre de tabaco.

Los proveedores de atención médica pueden:

  • Hablar con sus pacientes sobre los peligros del consumo de tabaco (en una encuesta del 2015, solamente 1 de cada 3 estudiantes de escuela secundaria superior en los Estados Unidos dijo que su médico había mencionado el tabaco durante una visita).
  • Pregúnteles a sus pacientes si consumen productos del tabaco y aconséjeles que dejen de hacerlo.

Los CDC ofrecen recursos y herramientas (en inglés) para ayudar a los proveedores de atención médica a comenzar la conversación sobre el tabaco y sobre dejarlo.

Los estados y las comunidades pueden:

  • Financiar programas estatales para el control del tabaco al nivel recomendado por los CDC.
  • Trabajar para limitar la cantidad de anuncios publicitarios sobre productos del tabaco.
  • Usar estrategias basadas en la ciencia para prevenir y reducir el consumo de tabaco, como aumentar su precio, hacer campañas de gran impacto en los medios, adoptar leyes integrales contra el humo, requerir licencias para vender tabaco y limitar los sitios donde se puedan vender productos del tabaco.
  • Proveer un acceso libre de barreras a los tratamientos de eficacia comprobada para ayudar a las personas a dejarlo.

Si todos trabajamos juntos para mantener a los jóvenes libres del daño que causa el tabaco, podemos dar otro paso hacia un mundo más sano y libre de humo.

Dejar los recursos para la juventud

En el 2019, más de la mitad de los jóvenes en los Estados Unidos que eran usuarios corrientes de productos del tabaco indicaron que estaban pensando seriamente dejar de consumirlos. Dejar de fumar lo antes posible es la elección más sana para la mente y el cuerpo.

  • La línea de ayuda para dejar de fumar de su estado puede comunicarlo con recursos, tales como apoyo por texto, consejería y chats en línea. Llame al 1-855-DÉJELO-YAexternal icon para averiguar qué ofrece su estado. También hay líneas de ayuda que atienden en inglés, chino (cantonés y mandarín), coreano y vietnamita.
    • 1-800-QUIT-NOWexternal icon (inglés)
    • Líneas de ayuda en idiomas asiáticos
      • 1-800-838-8917 (cantonés y mandarín)
      • 1-800-556-5564 (coreano)
      • 1-800-778-8440 (vietnamita)
  • SmokefreeTXT for Teensexternal icon (en inglés) es un programa gratuito de mensajes de texto móviles para jóvenes de 13 a 19 años.
  • Descargue la app quitSTARexternal icon (en inglés) en su teléfono para recibir consejos personalizados, inspiración y desafíos.
Dejar de recursos para adultos

No importa su edad, nunca es demasiado tarde para dejar de consumir productos del tabaco. Los adultos que desean dejar de consumirlos pueden llamar al 1-855-DÉJELO-YAexternal icon.

  • 1-800-QUIT-NOWexternal icon (inglés)
  • Líneas de ayuda en idiomas asiáticos
    • 1-800-838-8917 (cantonés y mandarín)
    • 1-800-556-5564 (coreano)
    • 1-800-778-8440 (vietnamita)

Visite Consejos de exfumadores® o Smokefree Españolexternal icon, donde podrá inscribirse en programas de mensajes de texto y descargar aplicaciones móviles.

Esta página fue revisada: el 1 de junio del 2020