Mes del Orgullo LGBTQ (Pride Month)

Una Igualdad de Oportunidades Para Tener Una Vida Libre de Humo

Ellie N.

Ellie N. forma parte de la comunidad LGBTQ y le encanta estar alrededor de otras personas. Trabajó en bares que sirven a las comunidades LGBTQ y notó que muchas personas fumaban ahí. Pronto, notó el impacto que el humo de cigarrillo estaba teniendo en su salud. Alrededor de los 35 años, a Ellie le diagnosticaron asma. Ella nunca fumó, pero servía bebidas alcohólicas en un bar donde se permitía fumar.

Después de varias visitas al hospital y por consejo de su médico, sintió que no tenía más opción que dejar su trabajo y encontrar uno en donde no estuviera expuesta al humo de segunda mano (en inglés). Ellie estaba triste por dejar un trabajo que le encantaba, pero sabía que su salud era importante y que se merecía trabajar en un lugar que no perjudicara su salud.

Mes del Orgullo LGBTQ
 Personas sobre un fondo de colores brillantes dispuestas para representar la bandera LGBTQ+.

El Mes del Orgullo de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, cuestionándose y queer (LGBTQ) se celebra todos los años en el mes de junio como tributo para aquellos involucrados en los disturbios de Stonewall, para reconocer el impacto que las personas LGBTQ en los Estados Unidos han tenido en la sociedad, y para avanzar los derechos civiles, la justicia y la igualdad de oportunidades para las personas LGBTQ. Esto incluye oportunidades de salud equitativas, como las protecciones integrales de ambientes libres de humo para las comunidades LGBTQ. Las personas LGBTQ también merecen oportunidades de salud equitativas, como ambientes libres de humo y protecciones con este fin. Al igual que Ellie, todas las personas LGBTQ merecen vivir y trabajar en ambientes libres de humo para proteger su salud.

Todos merecen una oportunidad igualitaria de vivir una vida libre de humo. Fumar cigarrillos es dañino para el cuerpo y puede ser difícil dejar de hacerlo. Además, el mentol en los cigarrillos (en inglés) puede esconder el sabor del tabaco y hacer que sea más difícil dejar de fumar. Las personas LGBT tienen más probabilidad de fumar cigarrillos mentolados que las personas heterosexuales. Debido a cómo el mentol interactúa con la nicotina, las personas que fuman cigarrillos mentolados tienen una mayor probabilidad de seguir fumando, lo que los pone en mayor riesgo de presentar enfermedades relacionadas con el tabaco.

Consumo de tabaco y mentol en la comunidad LGBT
Mas de un tercio de las personas LGBT que fuman reportan que fuman cigarrillos mentolados.

El consumo de cigarrillos en las personas adultas lesbianas, gais y bisexuales (LGB) en los Estados Unidos es más alto que en las personas heterosexuales. Un 16 % de los adultos LGB fuman cigarrillos, en comparación con un 12 % de los adultos heterosexuales. Además, un 32.6 % de los adultos transgénero reportan el consumo corriente de un producto de tabaco (p. ej., cigarrillos, cigarrillos electrónicos y puros), en comparación con un 23.6 % de adultos cisgénero.

Aproximadamente un 36 % de las personas LGBT que fuman reportan el consumo de cigarrillos mentolados, en comparación con un 29 % de personas heterosexuales que fuman. Una encuesta en adultos LGBT entre el 2009 y 2010 demostró que esta diferencia es aún mayor entre las mujeres LGBT (43 %), en comparación con las mujeres heterosexuales (32 %). Asimismo, una encuesta en personas de 12 años o más entre el 2015 y 2019 demostró que esta diferencia también es mayor entre las lesbianas o mujeres homosexuales (51 %), en comparación con los hombres homosexuales (44 %), y entre las mujeres bisexuales (54 %), en comparación con los hombres bisexuales (32 %).

Mercadeo dirigido de la industria tabacalera para las personas LGBTQ

La prevalencia del consumo de tabaco entre las personas LGBTQ podría ser mayor que la de las personas que no forman parte de esta comunidad por muchas razones. Una razón se debe al fuerte mercadeo realizado por las compañías tabacaleras que patrocinan eventos, promociones en bares, premios y anuncios publicitarios. Las compañías tabacaleras publicitan en festivales del orgullo gay y otros eventos de la comunidad LGBT, y contribuyen a organizaciones locales y nacionales LGBT y contra el VIH o SIDA. Los anuncios publicitarios de tabaco en publicaciones para gais y lesbianas generalmente muestran al consumo de tabaco como una parte “normal” de ser LGBT.

Protéjase a usted y a otros del humo de segunda mano
Todas las personas LGBTQ merecen vivir y trabajar en un ambiente libre de humo.

Llevar una vida libre de humo puede significar dejar de fumar o no comenzar a hacerlo, pero también significa protegerse a usted y a otros del humo de segunda mano, el cual proviene de productos de tabaco encendidos, como cigarrillos, puros, narguiles (hookahs) o pipas. El humo de segunda mano también es humo que exhala la persona que está fumando. Las leyes que prohíben fumar en lugares de trabajo y áreas públicas protegen a las personas que no fuman. También pueden ayudar a las personas que fuman a dejar de hacerlo, y pueden evitar que los jóvenes empiecen a fumar.

Estas medidas pueden protegerlo a usted y a su familia del humo de segunda mano:

  • Haga que su hogar y vehículo estén libres de humo.
  • Busque restaurantes y otros espacios públicos que no permitan fumar.
  • Hable con su empleador sobre los beneficios de una política integral antitabaco en su lugar de trabajo.
  • Eduque a las personas que toman decisiones en su comunidad sobre los beneficios de las leyes y políticas antitabaco en lugares públicos, lugares de trabajo y viviendas. Dígales a estas personas que usted apoya a los negocios que no permitan fumar.

Hoy Ellie vive con su pareja y trabaja en un ambiente libre de humo. Se siente muy cómoda pidiéndoles a las personas que no fumen cerca de ella, ya sean amigos, familiares o desconocidos. Ellie dice con un tono enfático: “Todas las personas se merecen trabajar en un ambiente libre de humo”.

Dejar de fumar y los beneficios de llevar una vida libre de humo
joven y mujer con la bandera del arco iris

En este Mes del Orgullo LGBTQ, dé un paso para dejar de fumar y llevar una vida libre de humo. Dejar de fumar es una de las medidas más importantes que puede tomar para mejorar su salud. Esto es cierto, independientemente de su edad o el tiempo que lleve fumando.

Dejar de fumar es difícil, pero ayuda tener un plan. Para comenzar el proceso de dejar de fumar, visite nuestra Guía para dejar de fumar.

Ayude a las personas LGBTQ a dejar de consumir productos de tabaco, incluso productos con mentol, al hacer lo siguiente:

  • Asegurar que todas las personas que consumen tabaco tengan acceso a recursos para dejar de fumar basados en la evidencia, que incluyen consejería y medicamentos para ayudarlas a dejar de fumar con éxito, y personalizar mensajes para dejar de fumar para llegar mejor a las personas que usan productos con mentol.
  • Implementar políticas que prohíban o reduzcan la venta de producto de tabaco mentolado.

Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar. Dejar de fumar mejora su salud y reduce su riesgo de enfermedad cardiaca, cáncer, enfermedad pulmonar y otras enfermedades relacionadas con el tabaquismo. A lo largo del tiempo, las personas que dejan de fumar ven muchas mejoras en su salud.

Después de que usted fuma su último cigarrillo, se comienza a producir una serie de cambios positivos en su cuerpo, que continúan por años. Se reduce la tos y la dificultad para respirar, y disminuye su frecuencia cardiaca, y su riesgo de presentar un ataque cardiaco, arteriopatía coronaria y cáncer. Para acceder a una lista completa de los beneficios para la salud a largo plazo por dejar de fumar, visite: Los beneficios de dejar de fumar.

Recursos para dejar de fumar

Sitios web

Teléfonos

Aplicaciones para smartphones/mensajes de texto

Esta página fue revisada: el 29 de junio del 2022