Cuide su salud con orgullo, valentía y sin humo

Montaje de personas LGBTQ que muestran colores de orgullo

El Mes del Orgullo LGBT es una celebración de la libertad de ser uno mismo. Este mes también crea conciencia sobre los problemas que afrontan las personas lesbianas, gais, bisexuales y transgénero (LGBT) y otros miembros de la comunidad LGBTQ+. Independientemente de que usted mismo sea LGBT o no, quizás no sepa que hay muchas preocupaciones de salud que afectan a las personas LGBT, entre ellas, la mayor prevalencia de consumo de cigarrillos. Es importante llamar la atención a estos problemas durante todo el año, no solamente durante el Mes del Orgullo LGBT.

Aproximadamente 1 de cada 5 personas lesbianas/gais/bisexuales adultas fuma, y ese número podría ascender a 1 de cada 3 entre los adultos transgénero. Esto podría deberse a varias razones, incluso al prejuicio y estigma que estos grupos afrontan. También se debe en parte al fuerte mercadeo realizado por las compañías tabacaleras que patrocinan eventos, promociones, premios y anuncios publicitarios.

Brian I., quien aparece en la campaña Consejos de exfumadores® (Consejos®) de los CDC ya fumaba un paquete de cigarrillos al día cuando reveló que era un hombre gay a los 20 años de edad. Dijo que veía a los cigarrillos como un símbolo de independencia. Esto no sucedió accidentalmente. Los temas de libertad y elección son prominentes en los avisos publicitarios de cigarrillos orientados a los jóvenes y a la comunidad LGBT.

Lo que los anuncios no muestran son los estragos que los cigarrillos pueden causar en la vida de las personas. Fumar causa enfermedad, discapacidad y la muerte. Brian todavía fumaba cuando tuvo un accidente cerebrovascular a los 43 años, y tuvo que afrontar problemas de salud graves para dejar de fumar exitosamente. “Fumar es algo que uno sí puede controlar”, dijo Brian. “Puedes dejar de hacerlo. Y tu vida vale el esfuerzo de dejar de fumar”, agregó.

Soluciones que funcionan

Durante este Mes del Orgullo LGBT, celebre su salud al comprometerse a dejar de fumar o ayudar a un ser querido a dejar el cigarrillo. Hay muchos recursos gratuitos disponibles, incluido el servicio confidencial de una línea de ayuda para dejar de fumar: 1-855-DÉJELO YA (1-855-335-3569). Cuando llama a una de estas líneas, puede conectarse con un consejero que puede ayudarlo a planificar la mejor estrategia para lograrlo. El camino de cada persona hacia la meta de dejar de fumar es diferente, y hay muchas cosas que usted puede hacer para mejorar sus probabilidades de alcanzarla. Se ha comprobado que algunas estrategias para dejar de fumar funcionan mejor que otras. Por ejemplo, usar un medicamento aprobado por la FDA (como la terapia de reemplazo de nicotina o NRT, por sus siglas en inglés) y recibir consejería a la vez hace que sea más probable que deje de fumar exitosamente que si solo usa una o recibe la otra.

La conveniencia de ofrecer la línea de ayuda es que “nadie tiene que memorizarse las estrategias para dejar de fumar si se acuerda de 1-855-DÉJELO-YA ”, dice Scout, PhD, el subdirector de la Red Nacional LGBT del Cáncerexternal icon, que es un grupo que ayuda a las comunidades LGBT afectadas por el cáncer.

Recursos para dejar de fumar

Ahora hay más recursos que nunca para ayudarlo a encontrar una estrategia personalizada que lo ayude a dejar de fumar para siempre.

laptop solid icon Sitios web

phone icon Teléfonos

chat icon Aplicaciones para teléfonos inteligentes/mensajes de texto

Unirse por el bien de la salud
Pareja joven mujer abrazando con bufanda de arco iris en un evento de orgullo

Ser parte del Orgullo LGBT significa estar unidos, no divididos. Todos podemos cumplir un papel para reducir la cantidad de personas LGBT que fuman, como apoyar a aquellas que quieren dejar de fumar y ayudar a prevenir que los jóvenes comiencen.

  • Los profesionales de atención médica pueden preguntarles a todos sus pacientes si fuman, y si lo hacen, aconsejarles que dejen de fumar.
  • Los estados pueden financiar programas de control del tabaquismo al nivel recomendado por los CDC para que puedan crear campañas dirigidas de alcance comunitario y mediáticas.
  • Las comunidades pueden trabajar en prohibir el consumo de cigarrillos adentro de todos los lugares públicos y de trabajo, incluidos los restaurantes, bares y casinos.
  • Los padres de jóvenes LGBT pueden hablar con sus hijos sobre temas de salud (incluido el consumo de cigarrillos o uso de cigarrillos electrónicos), apoyar su salud mental y ayudarlos a sobrellevar la discriminación y el estrés.

Scout explica: “Si no pertenece a la comunidad [LGBT], puede ayudar a apoyar a alguien que sea parte de la comunidad e informarse sobre por qué tenemos una disparidad”. La información y la acción son importantes para reducir el tabaquismo entre las personas LGBTQ+, lo cual lleva a mayor igualdad para todos.


Descargo de responsabilidad: Es posible que en este sitio encuentre algunos enlaces que le lleven a contenido disponible sólo en inglés. Además, el contenido que se ha traducido del inglés se actualiza a menudo, lo cual puede causar la aparición temporal de algunas partes en ese idioma hasta que se termine de traducir. Llame al 1-800-CDC-INFO si tiene preguntas, cuyas respuestas no ha encontrado en este sitio. Agradecemos su paciencia.

 

Esta página fue revisada: el 5 de agosto del 2020