Las pruebas, el tratamiento y la prevención del VIH no están llegando a suficientes personas en los Estados Unidos

Un nuevo análisis muestra qué tan lejos deben llegar los esfuerzos federales propuestos para acabar con la epidemia del VIH en los EE. UU.

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este. Martes, 3 de diciembre de 2019.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Un grupo de hombres y mujeres.

Demasiadas personas con el VIH en los Estados Unidos no saben que lo tienen. Muy pocas personas tienen el virus bajo control mediante un tratamiento eficaz. Y muy pocas personas en los Estados Unidos están tomando la pastilla diaria que previene la infección por el VIH.

Estos hallazgos —que muestran que el progreso en la reducción de la cantidad de nuevas infecciones por el HIV en los Estados Unidos se ha estancado en los últimos años— aparecen en un nuevo informe de Signos Vitales de los CDC publicado hoy.

El informe muestra que aumentar la realización de pruebas del VIH, los tratamientos y la prevención es fundamental para detener la transmisión de este virus en los Estados Unidos. Además, se deben abordar las disparidades en la salud para alcanzar las metas de Acabar con la Epidemia del VIH:external icon Un Plan para los Estados Unidosexternal icon, una iniciativa federal propuesta para reducir la cantidad de nuevas infecciones por el VIH en un 90 % para el 2030.


Robert R. Redfield, M.D., director de los CDC
“Ahora es el momento para acabar con el VIH en los Estados Unidos. Tenemos las herramientas adecuadas, los datos adecuados y el liderazgo adecuado para lograrlo”, dijo el director de los CDC, Robert R. Redfield, M.D. “Aquellos que tienen el VIH son nuestros mejores maestros. Ellos son fundamentales para ayudarnos a llegar a las personas donde estén, para que podamos darles el diagnóstico a los pacientes y vincularlos a la atención médica de mejor manera”, agregó.


Según el informe de Signos Vitales:
Pruebas y tratamiento del VIH en el 2017:

  • Aproximadamente 154 000 personas con el VIH (14 %) no sabían que lo tenían y por lo tanto no pudieron aprovechar el tratamiento contra el VIH para mantenerse sanas, controlar el virus y prevenir su transmisión a los demás. Las personas jóvenes de 13 a 24 años tenían menos probabilidades de saber si tenían o no el VIH que aquellas de 25 años o más.
  • Solo dos tercios (63 %) de las personas que sabían que tenían el VIH tenían el virus bajo control mediante un tratamiento eficaz. Las personas jóvenes y los afroamericanos tenían menos probabilidades de tener el virus bajo control.

La profilaxis prexposición (PrEP) en el 2018:

  • Aproximadamente el 18 % (219 700) de los 1.2 millones de personas que podrían beneficiarse de la PrEP, una pastilla diaria que previene la infección por el VIH, había recibido una receta para el medicamento. La cobertura era especialmente baja entre las personas jóvenes, los afroamericanos y los latinos que podrían beneficiarse de la PrEP.
  • Este análisis recogió datos del 92 % de todas las recetas provenientes de farmacias minoristas de los Estados Unidos, pero no incluyó las recetas provenientes de sistemas de atención médica cerrados, como los planes de salud de organizaciones de atención médica administrada y de las Fuerzas Armadas. Por lo tanto, era probable que la cobertura de la PrEP fuera más alta que la de estas estimaciones.

Nuevas infecciones por el VIH:

  • Los CDC estiman que la cantidad de nuevas infecciones por el VIH permaneció relativamente estable, en aproximadamente 38 000 casos al año, desde el 2013 hasta el 2017.

Acabar con la Epidemia del VIH

Si es financiada, la iniciativa Acabar con la Epidemia del VIHexternal icon aumentará considerablemente los recursos, la tecnología, y la pericia y los conocimientos donde más se necesitan.


Jonathan Mermin, M.D., M.P.H., director del Centro Nacional para la Prevención de VIH/Sida, Hepatitis Virales, ETS y Tuberculosis de los CDC
“La cantidad de personas que contraen el VIH al año es inaceptablemente alta”, dijo Jonathan Mermin, M.D., M.P.H., director del Centro Nacional para la Prevención de VIH/Sida, Hepatitis Virales, ETS y Tuberculosis de los CDC. “Acabar con esta epidemia sería uno de los mayores triunfos de la salud pública en la historia de nuestra nación”, agregó.


Para lograr el máximo impacto, la iniciativa se concentrará primero en 50 áreas locales que representan más de la mitad de los diagnósticos nuevos de infección por el VIH (48 condados; San Juan, Puerto Rico; y Washington, D.C.), y siete estados con una carga considerable a nivel rural. Si luego se dispone de recursos adicionales, la iniciativa se expandirá finalmente a todo el país. La iniciativa ampliará proporcionalmente cuatro estrategias basadas en la ciencia, que pueden acabar con la epidemia:

  • Dar el diagnóstico a todas las personas que tengan el VIH lo antes posible, con la meta de diagnosticar al menos el 95 % de las infecciones por el VIH.
  • Tratar a las personas con el VIH rápida y eficazmente para lograr la supresión viral constante, con la meta de que al menos el 95 % de las personas con la infección por el VIH diagnosticada logren la supresión viral.
  • Prevenir nuevos casos de transmisión del VIH al usar intervenciones de comprobada eficacia, como la PrEP y los programas de servicios de jeringas (SSP, por sus siglas en inglés). Para la PrEP, la meta es que al menos el 50 % de aquellas personas que podrían beneficiarse reciban una receta.
  • Responder rápidamente a potenciales brotes del VIH para llevar los servicios de prevención y tratamiento necesarios a las personas que los necesiten.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. (HHS) y sus agencias están tomando medidas ahora para garantizar que la iniciativa pueda arrancar a toda marcha si logra financiamiento en el 2020. El HHS ya ha proporcionado fondos para permitir que tres comunidades (la ciudad de Baltimore, Maryland; el condado de DeKalb, Georgia; y el distrito de Baton Rouge del Este, Luisiana) arranquen con partes clave de la iniciativa, y para compartir las lecciones aprendidas con otras comunidades.

El HHS también ha financiado esfuerzos locales para desarrollar los planes de Acabar con la Epidemia del VIH en todas las áreas geográficas prioritarias. Los planes se basan en la información recibida de la comunidad, de organismos de planificación relacionada con el VIH, de proveedores de atención médica y otros.

¿Qué pueden hacer todas las personas para ayudar a acabar con la epidemia del VIH de la nación?

  • Hacerse la prueba del VIH
  • Averiguar su riesgo en www.cdc.gov/hivrisk
  • Hablar con su proveedor de atención médica sobre la prevención del VIH, incluida la PrEP
  • Mantenerse sanas tomando su medicamento si tienen el VIH o están recibiendo PrEP

El rol de los CDC en Acabar con la Epidemia del VIH

  • A través de Acabar con la Epidemia del VIH, los CDC trabajarán estrechamente con otras agencias del HHS, Gobiernos locales y estatales, comunidades y personas con el VIH para coordinar los esfuerzos con el fin de expandir las estrategias clave de prevención del VIH.
  • Los planes de acción específicos a nivel local variarán según las necesidades de cada comunidad, y se concentrarán en las cuatro estrategias clave de hacer la prueba, tratar, prevenir y responder.
  • Para obtener más información sobre el rol de los CDC, visite www.cdc.gov/endhiv.

Para leer todo el informe de Signos Vitales , visite www.cdc.gov/vitalsigns.

Para obtener más información sobre Acabar con la Epidemia del VIH, visite www.hiv.govexternal icon.

Información sobre Signos Vitales
Signos Vitales es un informe que se publica como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad  de los CDC. Signos Vitales ofrece los datos y la información más recientes sobre importantes amenazas para la salud. Algunos de los temas que incluye son el cáncer, el VIH/sida, las sobredosis por medicamentos recetados, la resistencia a los antibióticos, los suicidios, el asma y la salud global.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.external icon

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas para la salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

Esta página fue revisada el: 3 de diciembre de 2019