La tasa de mortalidad de los afroamericanos desciende un 25 por ciento

Se ha progresado en la reducción de las principales causas de muerte, pero aún es probable que más afroamericanos mueran a una edad más temprana.

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p.m. hora del este. Martes, 2 de mayo, 2017.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Infografía: Es más probable que los afroamericanos mueran a edades más tempranas con respecto a todas las causas.

Infografía: Es más probable que los afroamericanos mueran a edades más tempranas con respecto a todas las causas.

Ver infografía completa

La tasa de mortalidad de los afroamericanos (negros) descendió un 25 por ciento entre 1999 y el 2015, según un nuevo informe de Signos Vitales de los CDC difundido hoy. Pero las disparidades persisten entre negros y blancos. Si bien los negros, como grupo, están viviendo más, su esperanza de vida aún es cuatro años más baja que la de los blancos.

Las disparidades en todos los grupos de edad están disminuyendo porque las tasas de mortalidad están descendiendo más rápidamente entre los negros que entre los blancos. La disparidad general en las tasas de mortalidad entre estas dos razas, con respecto a todas las causas de muerte en todos los grupos de edad, era de un 33 por ciento en 1999, pero cayó a un 16 por ciento en el 2015. La brecha racial en la tasa de mortalidad se cerró totalmente con respecto a las muertes por enfermedades cardiacas, y también con respecto a todas las causas de muerte entre quienes tienen 65 años de edad o más.

Como factor de preocupación, en el estudio también se halló que es más probable que los negros de 20 a 49 años de edad vivan con afecciones (o mueran por ellas) que típicamente se presentan a edades más avanzadas entre los blancos, incluidas las enfermedades cardiacas, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes. Los factores de riesgo de algunas enfermedades, como la presión arterial alta, pueden pasar desapercibidos y no ser tratados durante estos primeros años. Cabe destacar que las tasas de mortalidad por homicidio entre los negros no cambiaron en los 17 años del estudio.

El informe también describe mejoras con respecto a otras causas de muerte, como un descenso significativo de aproximadamente un 80 por ciento en las muertes por el VIH entre quienes tenían de 18 a 49 años de edad entre 1999 y el 2015. También se han observado descensos significativos en las muertes por el VIH entre los blancos. De todas maneras, persiste una gran disparidad; es entre siete y nueve veces más probable que los negros mueran por el VIH.

“Hemos observado algunas mejoras notables con respecto a las tasas de mortalidad de la población negra en estos últimos 17 años. Hay brechas importantes que se están cerrando debido a mejoras en la salud de la población negra en general. Sin embargo, aún queda un largo camino por recorrer”, dijo Leandris Liburd, Ph.D., M.P.H., M.A., directora adjunta de la Oficina de Salud de las Minorías y de Equidad en Salud de los CDC. “Las intervenciones tempranas en la salud pueden llevar a vidas más largas y más saludables. En particular, diagnosticar y tratar en etapas más tempranas las principales enfermedades que causan la muerte es una medida importante para salvar vidas”, concluyó.

Condiciones sociales y económicas, como la pobreza, contribuyen a las brechas en la salud entre negros y blancos, según el informe. En todos los grupos de edad, el análisis mostró que los negros tenían un nivel de estudios y de propiedad de vivienda más bajo, y casi el doble de la tasa de pobreza y desempleo en comparación con los blancos. Estos factores de riesgo pueden limitar el acceso de los negros a la prevención y el tratamiento de enfermedades. Otros factores de riesgo que afectan los resultados relacionados con la salud de los negros incluyen la obesidad y menor actividad física.

Los investigadores de los CDC analizaron datos de la Oficina del Censo de los EE. UU., del Sistema Nacional de Estadísticas Vitales y del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento (BRFSS) de los CDC para examinar los factores que pueden influir en las disparidades en todas las etapas de la vida.

Entre los hallazgos clave que presenta el informe están los siguientes:

  • Los negros de entre 18 y 64 años de edad tienen un mayor riesgo de morir de manera prematura que los blancos.
  • Las disparidades en las causas principales de muerte para los negros, en comparación con los blancos, son pronunciadas en la adultez temprana y media, entre ellas los homicidios y las enfermedades crónicas como las enfermedades cardiacas y la diabetes.
  • Es nueve veces más probable que los negros de entre 18 y 34 años y cinco veces más probable que los negros de entre 35 y 49 años mueran por un homicidio, en comparación con los blancos de los mismos grupos de edad.
  • Es 50 por ciento más probable que los negros de entre 35 y 64 años tengan presión arterial alta, en comparación con los blancos.
  • Es dos veces más probable que los negros de entre 18 y 49 años mueran de enfermedades cardiacas, en comparación con los blancos.
  • Los negros tienen la tasa de mortalidad más alta con respecto a todos los cánceres juntos, en comparación con los blancos.

“Es importante que continuemos creando oportunidades para que todas las personas en los Estados Unidos puedan llevar un estilo de vida saludable”, dijo Timothy Cunningham, Sc.D., autor principal y epidemiólogo de la División de Salud de la Población de los CDC. “Los profesionales de la salud pública deben trabajar en todos los sectores para promover la salud en edades tempranas”, agregó.

Las agencias de salud pública y las organizaciones comunitarias deben continuar implementando programas que se haya demostrado que reducen las disparidades en la salud, y asociándose con otros sectores, incluidos los de educación, negocios, transporte y vivienda, para crear condiciones sociales y económicas que promuevan la salud a partir de la infancia, con el fin de seguir cerrando la brecha en los resultados relacionados con la salud. Las medidas de prevención de eficacia comprobada —como la alimentación saludable, la actividad física, la cesación del tabaquismo, las pruebas de detección de enfermedades y la adherencia a los planes de medicación— continúan siendo importantes para reducir los casos de enfermedades y de muerte prematura.

El Gobierno federal recolecta datos sobre las medidas de prevención y los factores de riesgo que tienen un impacto en la salud, por medio de programas como Gente Saludable 2020external icon. Para obtener más información sobre los esfuerzos de los CDC dirigidos a reducir las disparidades por medio de la prevención y la eliminación de barreras para la equidad en la salud, visite www.cdc.gov/healthequity.

Información sobre Signos Vitales 
Signos Vitales es un informe mensual que se publica como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. Signos Vitales proporciona los datos y la información más actualizados sobre amenazas clave para la salud: el cáncer, la obesidad, el consumo de tabaco, la seguridad de quienes viajan en vehículos automotores, las sobredosis por medicamentos recetados, el VIH/sida, las infecciones asociadas a la atención médica y la salud cardiovascular, entre otras.

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.external icon

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por un error humano o por un ataque deliberado, los CDC tienen el compromiso de responder a los retos de salud más apremiantes en los Estados Unidos.

Esta página fue revisada el: 2 de mayo de 2017