Todavía no hay suficiente naloxona donde más se la necesita

A pesar de que su prescripción ha aumentado muchísimo en general, se necesita más en las áreas rurales.

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este. Martes, 6 de agosto de 2019.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Una farmacéutica habla con un paciente sobre una receta.

El fármaco naloxona, que revierte las sobredosis de drogas, salva vidas, pero solamente si está fácilmente disponible cuando ocurren las sobredosis.

A pesar de que la prescripción de naloxona ha aumentado muchísimo en los últimos años, los investigadores de los CDC informan en el estudio de Signos Vitales más reciente, publicado hoy, que se está dispensando una cantidad demasiado baja de naloxona en muchas de las áreas del país que más la necesitan.

Además, es demasiado baja la cantidad de médicos que recetan naloxona a los pacientes que reciben dosis altas de opioides u opioides con benzodiazepinas o a aquellos con trastorno por consumo de sustancias, según lo que recomiendan los CDC en las Directrices para la prescripción de opioides para el dolor crónico. Se habrían dispensado cerca de 9 millones de recetas de naloxona en el 2018 si a cada paciente con una receta de dosis altas de opioides se le hubiera ofrecido naloxona.


Alex Azar, secretario, Departamento de Salud y Servicios Humanos
“Miles de personas en los Estados Unidos están vivas hoy gracias al uso de la naloxona”, dijo el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar.

“Dar a la gente la oportunidad de sobrevivir a una sobredosis de opioides e iniciar la recuperación de manera segura es uno de los cinco pilares clave de la estrategia del HHS para terminar la epidemia de sobredosis”. “Con la ayuda del Congreso, el sector privado, los gobiernos estatales y locales y las comunidades, el acceso deseado a la naloxona se ha expandido significativamente en los últimos años, pero el informe de los CDC de hoy nos recuerda que hay mucho más que todos necesitamos hacer para salvar vidas”, agregó.


Análisis de tendencias en la dispensación de naloxona

En el 2017, murieron 47 600 personas en los Estados Unidos por sobredosis de drogas que involucraron opioides. La prescripción y dispensación de naloxona es una parte crítica de la respuesta de salud pública a la epidemia de sobredosis de opioides.

Los servicios médicos de emergencias, el personal de respuesta a emergencias y los programas comunitarios de prevención de sobredosis vienen usando la naloxona desde hace muchos años. Los esfuerzos actuales se han centrado en expandir el acceso a la naloxona a través de la prescripción y distribución en farmacias.

Se necesita información actualizada sobre la dispensación de naloxona en farmacias. Para abordar esta brecha y fundamentar los esfuerzos futuros de prevención y de respuesta a sobredosis, los CDC analizaron las tendencias y características de cómo se dispensa la naloxona en farmacias minoristas en los Estados Unidos, tanto a nivel de país como a nivel de condado.

Si bien los hallazgos muestran un aumento en la dispensación de naloxona entre el 2012 y el 2018, los datos del estudio confirman que se necesitan esfuerzos adicionales para mejorar el acceso a la naloxona a nivel local. Existen grandes variaciones en su dispensación en farmacias a pesar de que hay coherencia entre las leyes estatales.

En el 2018, los condados rurales tenían las tasas de dispensación más bajas. Los proveedores de atención médica primaria emitieron solo 1.5 recetas de naloxona por cada 100 recetas de dosis altas de opioides —lo cual es un marcador de riesgo de sobredosis de opioides—, y más de la mitad de las recetas de naloxona requerían un copago.

Hallazgos clave

  • La cantidad de recetas de naloxona dispensadas se duplicó entre el 2017 y el 2018.
  • Solo se dispensa una receta de naloxona por cada 70 recetas de dosis altas de opioides en todo el país.
  • La mayoría (el 71 %) de las recetas de naloxona de Medicare requería un copago, en comparación con las de seguros comerciales (el 42 %).
  • Los condados rurales, en comparación con los metropolitanos, tenían probabilidades casi 3 veces mayores de ser condados de baja dispensación.
  • La dispensación de naloxona es 25 veces más alta en los países de mayor dispensación que en aquellos de menor dispensación.

Robert Redfield, M.D., director de los CDC
“Por los datos queda claro que todavía se necesita mucha educación acerca del importante papel que juega la naloxona en reducir muertes por sobredosis. Es ahora el momento de asegurarnos de que todas las personas a quienes les receten dosis altas de opioides reciban también naloxona como intervención con potencial de salvar vidas”, dijo el director de los CDC, Robert R. Redfield, M.D. “A medida que confrontamos enérgicamente lo que es la crisis de salud pública de nuestros tiempos, los CDC seguirán enfatizando a los proveedores de atención médica el beneficio de poner a disposición de los pacientes este medicamento que revierte las sobredosis”, agregó.


Trabajar juntos para prevenir las sobredosis de opioides

Los CDC recomiendan que los proveedores de atención médica consideren ofrecer naloxona a todos los pacientes con riesgo de sobredosis. Algunos factores de riesgo hacen que los pacientes sean particularmente vulnerables a las sobredosis de opioides recetados; estos factores incluyen tomar a diario dosis altas de analgésicos opioides recetados, tomar benzodiazepinas concurrentemente con opioides y tener antecedentes de trastorno por consumo de sustancias.

Las directrices del HHSpdf iconexternal icon y la Advertencia de la Dirección General de Servicios de Saludexternal icon sobre la naloxona refuerzan y profundizan las recomendaciones de los CDC sobre cuándo considerar la naloxona para la prevención de sobredosis. Se ha logrado un progreso considerable, pero hay muchas oportunidades para ampliar el acceso a la naloxona. Todos tenemos un papel que desempeñar para ayudar a mejorar la prescripción y dispensación de naloxona.

  • Los farmacéuticos y otros proveedores de atención médica cumplen una función importante para abordar esta crisis de salud pública al asegurarse de que haya naloxona fácilmente disponible en las farmacias, monitorear a los pacientes para determinar su riesgo de sobredosis, recetar o dispensar naloxona si hay factores de riesgo de sobredosis de opioides presentes, y participar y ofrecer capacitación y educación sobre la naloxona.
  • Los proveedores de seguro médico pueden reducir los costos de bolsillo de los pacientes y cubrir las recetas de naloxona, sin requerir aprobación previa.
  • Los estados y las comunidades pueden apoyar a los proveedores de atención médica al ampliar el acceso a la naloxona y ayudar a reducir el estigma de recetar, dispensar o llevar naloxona consigo.

Gery Guy, Jr., PhD, MPH, economista sénior de la salud
“Necesitamos ayudar a los farmacéuticos y otros proveedores de atención médica a mejorar la seguridad y la eficacia del manejo del dolor”, dijo Gery P. Guy Jr., Ph.D., M.P.H., economista sénior de la salud, del Centro Nacional para la Prevención y el Control de Lesiones de los CDC. “Los CDC siguen desarrollando herramientas clínicas, y trabajan con estados, comunidades y sistemas de salud para asegurarse de que los pacientes reciban naloxona cuando haya factores de riesgo de sobredosis presentes”.


Para leer el informe completo de Signos Vitales, consulte www.cdc.gov/vitalsigns/.

Para obtener más información sobre el trabajo de los CDC en la prevención de sobredosis, visite https://www.cdc.gov/drugoverdose/prevention/index.html

Información sobre Signos Vitales

Signos Vitales es un informe que se publica como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. Signos Vitales ofrece los datos y la información más recientes sobre importantes amenazas para la salud. Algunos de los temas que incluye son el cáncer, el VIH/sida, las sobredosis por medicamentos recetados, la resistencia a los antibióticos, los suicidios, el asma y la salud global.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.external icon

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas para la salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

Esta página fue revisada el: 6 de agosto de 2019