Pocos adolescentes usan los tipos de anticonceptivos más eficaces

Mejorar el acceso y la educación reducirá más los embarazos en adolescentes

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este del martes, 7 de abril de 2015

Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC

(404) 639-3286

Infografía: ¿Qué tan eficaces son estos tipos de anticonceptivos?

Infografía: ¿Qué tan eficaces son estos tipos de anticonceptivos?

Ver infografía completa

Las tasas de nacimientos en adolescentes siguen bajando en los Estados Unidos, sin embargo, en el 2013 nacieron más de 273 000 bebés de madres adolescentes de 15 a 19 años. Tener bebés en la adolescencia puede implicar costos de salud, así como económicos, y sociales para las madres y sus hijos.

La buena noticia es que una mayor cantidad de adolescentes está esperando antes de tener relaciones sexuales, y entre aquellas que son sexualmente activas, cerca del 90 por ciento usó anticonceptivos la última vez que tuvo relaciones sexuales. Los datos indican que las adolescentes usan con más frecuencia condones y píldoras anticonceptivas, que cuando no se usan de manera sistemática y correcta, son menos eficaces para prevenir embarazos. Según la edición de este mes del informe Signos Vitales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aumentar el acceso a anticonceptivos reversibles de larga duración (LARC, por sus siglas en inglés) es una forma de seguir reduciendo las tasas de embarazo en adolescentes.

Los LARC —tanto los dispositivos intrauterinos (DIU) como los implantes— son el tipo de anticonceptivo reversible de mayor eficacia. El uso de los LARC es seguro, no requiere que se tome una píldora cada día ni que se haga algo antes de cada relación sexual y, según el método, puede prevenir el embarazo durante 3 a 10 años. Menos del uno por ciento de las mujeres que usan LARC quedan embarazadas dentro del primer año de uso.  Asociaciones profesionales importantes, incluidos el Colegio Estadounidense de Obtetricia y Ginecología (ACOG) y la Academia Americana de Pediatría (AAP) han respaldado el uso de LARC como la elección de anticoncepción de primera línea para adolescentes. Solo tener un LARC no protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

"Los profesionales de atención médica desempeñan un rol poderoso en la reducción del embarazo en adolescentes. Ellos pueden instarlas a no tener relaciones sexuales y hablar sobre el uso de LARC como una de las opciones de anticonceptivos disponibles para las adolescentes que eligen ser sexualmente activas", dijo la subdirectora principal de los CDC, Ileana Arias, PhD. "Los LARC son seguros en adolescentes, son fáciles de usar y muy eficaces. Necesitamos eliminar los obstáculos y aumentar el conocimiento, el acceso y la disponibilidad de anticonceptivos reversibles de larga duración, tales como DIU e implantes".

El informe llama la atención hacia los obstáculos que hay para las adolescentes que podrían considerar los LARC, como son:

  • Muchas adolescentes saben muy poco acerca de los LARC.
  • Posiblemente piensen erróneamente que no pueden usar LARC debido a su edad.

Las clínicas también reportan obstáculos para proporcionar LARC a adolescentes, incluidos los siguientes:

  • Para algunos proveedores, existen costos iniciales altos para los suministros.
  • Los proveedores podrían tener preocupaciones infundadas sobre la seguridad y si los LARC son adecuados para las adolescentes.
  • Los proveedores podrían no tener la capacitación para colocar y retirar estos dispositivos.

Los obstáculos reportados llevaron a los CDC y a la Oficina de Asuntos Poblacionales (OPA, por sus siglas en inglés), ambos dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos, a analizar los patrones en el uso de los LARC entre adolescentes de 15 a 19 años que buscaban servicios para la anticoncepción, utilizando los datos del 2005 al 2013 del programa de Planeamiento Familiar Conforme al Título Xexternal icon. Este programa de subvenciones con financiación federal apoya el planeamiento familiar confidencial y servicios preventivos relacionados, y su prioridad son los clientes de bajos ingresos y los adolescentes.

“El programa de Planeamiento Familiar Conforme al Título X ayuda a aumentar el acceso de las adolescentes a los anticonceptivos reversibles de larga duración”, explicó Susan Moskosky, directora interina de la OPA. “Proporciona información integral para las adolescentes, incluido el consejo de que evitar las relaciones sexuales es la manera más eficaz de prevenir el embarazo y las ETS. Este programa también aplica las más recientes pautas clínicas sobre los LARC y otras formas de anticoncepción, ofrece capacitación a los proveedores acerca de la colocación y retiro de los dispositivos intrauterinos y los implantes, y proporciona opciones de anticonceptivos gratuitos o a bajo costo”, agregó.

Otros hallazgos clave del estudio son:

  • El uso de los LARC entre adolescentes que buscaban servicios de anticoncepción aumentó de menos de uno por ciento a siete por ciento entre el 2005 y el 2013.
  • El uso de implantes, en lugar de DIU, representó la mayoría del aumento en el uso de LARC tanto por las adolescentes más jóvenes (de 15 a 17 años) como por las mayores (de 18 a 19 años).
  • El uso de LARC en el 2013 fue más alto en Colorado (26 por ciento) y varió desde menos de uno por ciento a 20 por ciento en los demás estados.

“La buena noticia es que las adolescentes están asumiendo responsabilidad por sus necesidades de salud reproductiva”, dijo Lisa Romero, Dr.PH., una científica de la salud de la División de Salud Reproductiva de los CDC. “Casi el 90 por ciento de las adolescentes usó anticonceptivos la última vez que tuvo relaciones sexuales, pero también sabemos que las adolescentes que usan anticonceptivos no eligen a menudo dispositivos intrauterinos o implantes, los tipos de anticonceptivos más eficaces. Instamos a los padres y las adolescentes a hablar con sus profesionales de atención médica para que se informen sobre los varios tipos de anticonceptivos, incluidos los anticonceptivos reversibles de larga duración”, agregó.

Mayo es el Mes de Prevención del Embarazo en la Adolescencia. Este informe de Signos Vitales se creó para ayudar a las comunidades de la nación a continuar el diálogo acerca del embarazo en la adolescencia y sus consecuencias de salud y sociales para las jóvenes.

Signos Vitales es un informe de los CDC que se publica el primer martes de cada mes como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC (Morbidity and Mortality Weekly Report o MMWR). Esta publicación ofrece los datos y la información más recientes sobre indicadores de salud clave. Entre estos se encuentran la prevención del cáncer, la obesidad, el consumo de tabaco, la seguridad de los pasajeros en vehículos automotores, las sobredosis por medicamentos recetados, el VIH/sida, el consumo de alcohol, las infecciones asociadas a la atención médica, la salud cardiovascular, los embarazos en la adolescencia y la seguridad de los alimentos.

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.external icon

Los CDC trabajan de día y de noche para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Ya sean amenazas crónicas o agudas, causadas por el hombre o resultado de un desastre natural, un error humano o un ataque deliberado, globales o nacionales, los CDC son la agencia nacional de protección de la salud en los EE. UU.

Los cuidados de salud preventivos pueden ayudar a las personas en los Estados Unidos a mantenerse más sanas a lo largo de su vida. Las personas que tienen cobertura de seguro de salud pueden usar "Una guía para un mejor cuidado y una vida más saludable" (en ingléspdf iconexternal icon y españolpdf iconexternal icon) para obtener información sobre sus beneficios e incluso averiguar cómo acceder a atención médica primaria y a los servicios preventivos adecuados para ellas, para así poder vivir una vida larga y saludable.

Esta página fue revisada el: 7 de abril de 2015