Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Los bebés con problemas de salud relacionados con el zika siguen necesitando atención

Los datos del Registro de Zika de los Estados Unidos muestran la importancia de monitorear la salud y el desarrollo.

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este. 7 de agosto de 2018.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Madre y su bebé en consulta con el doctor

Alrededor de 1 de cada 7 bebés de un año o más de edad en el presente, nacidos de madres que tuvieron una infección por el virus del Zika durante el embarazo, han tenido uno o más problemas de salud posiblemente causados por la exposición al virus antes de nacer, según el último informe de Signos Vitales. Algunos de estos problemas de salud no fueron evidentes al momento de nacer.

En alrededor de 4800 embarazos que tuvieron lugar en áreas con zika (Puerto Rico, Samoa Estadounidense, las Islas Vírgenes de los EE. UU., los Estados Federados de Micronesia, la República de las Islas Marshall) y fueron notificados al Registro de Casos de Zika en el Embarazo y en los Bebés en los EE. UU. (USZPR), los resultados de laboratorio mostraron que pudo haber o se confirmó una infección por el virus del Zika entre el 2016 y el 2018. De estos embarazos, 1450 bebés tenían al menos un año de edad al 1.o de febrero del 2018, y cualquier atención de seguimiento que recibieron fue notificada al USZPIR. A muchos de estos bebés no se les hicieron todas las pruebas recomendadas para detectar posibles problemas de salud relacionados con el virus del Zika. La evaluación y el monitoreo minuciosos de estos niños es fundamental para garantizar la detección temprana de posibles discapacidades y la remisión a servicios de intervención temprana.

“Sabemos que la infección por el virus del Zika durante el embarazo puede causar problemas graves de salud en los bebés, como defectos de nacimiento y problemas de visión, incluso afecciones que no siempre son evidentes al nacer”, dijo el director de los CDC, Robert Redfield, M.D. “Todavía estamos aprendiendo sobre la amplitud total de los problemas de salud a largo plazo que estos bebés podrían enfrentar. Agradecemos a los médicos por su compromiso continuo de llevar a cabo todas las pruebas y evaluaciones necesarias para asegurar la atención adecuada”, agregó.

Evaluación de seguimiento de los bebés nacidos de mujeres que tuvieron una infección por el virus del Zika durante el embarazo

Los CDC recomiendan que a todos los bebés nacidos de madres que tuvieron una infección por el virus del Zika durante el embarazo se les hagan diversas pruebas de detección y reciban atención aun cuando parezcan sanos al nacer. Los científicos de los CDC analizaron los datos más actualizados notificados al USZPIR para estudiar la atención de seguimiento de estos bebés.

Los datos reportados, correspondientes a Puerto Rico, Samoa Estadounidense, las Islas Vírgenes de los EE. UU., los Estados Federados de Micronesia y la República de las Islas Marshall, mostraron que puede mejorarse la situación con respecto a las pruebas de detección y la atención que estos bebés reciben. Por ejemplo, si bien se reportó que al 95 % de los 1450 bebés incluidos en el análisis se les había hecho un examen físico a las dos semanas de nacer, también se reportó que solamente al 36 % de estos bebés un médico de los ojos le había hecho el examen de la vista recomendado. Seguir las recomendaciones sobre las pruebas de detección y la atención de estos bebés es importante para lograr una identificación más completa de los problemas de salud y la remisión oportuna a los servicios necesarios.

El virus del Zika aún presenta una amenaza

El virus del Zika aún presenta un riesgo para las mujeres embarazadas y sus bebés. Además de los 4800 embarazos en los territorios de los Estados Unidos y los estados libres asociados, en cerca de 2500 embarazos en estados de los EE. UU. los resultados de laboratorio mostraron que pudo haber o se confirmó una infección por el virus del Zika; la mayoría de las infecciones ocurrieron mientras se realizaba un viaje.

El virus del Zika se puede transmitir por la picadura de un mosquito infectado, de una mujer embarazada a su bebé en desarrollo, a través de las relaciones sexuales o por medio de una transfusión de sangre. La mayoría de los casos en los Estados Unidos se debieron a picaduras de mosquitos durante viajes a áreas con riesgo de zika. Actualmente no hay áreas con transmisión local del virus del Zika a través de mosquitos en el territorio continental de los Estados Unidos. Si bien la transmisión ha disminuido alrededor del mundo, el virus del Zika continúa propagándose a niveles bajos en muchas áreas, y cerca de 100 países y territorios son considerados áreas con riesgo de zika. Por esta razón, los CDC continúan instando a las mujeres embarazadas a que no viajen a áreas con riesgo de zika y les recomiendan a los hombres y a las mujeres que viajen a esas áreas que esperen antes de tratar de concebir.

Los CDC difunden una guía actualizada sobre la elección del momento oportuno para concebir tras la exposición al virus del Zika

Esta edición del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC también incluye una guía actualizada de los CDC [Hyperlink when available] para parejas que estén planeando concebir después de una posible exposición al virus del Zika.

Los CDC ahora recomiendan que los hombres con posible exposición al virus del Zika que estén planeando concebir con su pareja esperen como mínimo 3 meses después de presentar síntomas o de la posible exposición (por viajar a un área con riesgo de Zika o residir en ella). Este plazo acortado también se aplica a los hombres que no estén planeando concebir con su pareja, pero que deseen prevenir la transmisión del virus del Zika a través de las relaciones sexuales. Estas recomendaciones actualizadas se basan en datos emergentes, los cuales indican que el riesgo del virus del Zika infeccioso en el semen parece disminuir durante los tres meses posteriores a la aparición de los síntomas.

Todas las otras directrices relacionadas con el zika permanecen sin cambios. Los hombres con posible exposición al virus del Zika cuya pareja esté embarazada deberían usar condones o no deberían tener relaciones sexuales durante todo el embarazo para disminuir el riesgo de transmisión. Los CDC continúan evaluando toda la evidencia disponible y seguirán actualizando las recomendaciones a medida que se cuente con nueva información.

Para obtener más información sobre el virus del Zika y el embarazo, visite https://www.cdc.gov/zika/es/pregnancy/index.html.

Para obtener más información sobre la guía de los CDC para el cuidado de los bebés y niños nacidos de madres con posible infección por el virus del Zika durante el embarazo, visite https://www.cdc.gov/pregnancy/zika/testing-follow-up/infants-children.html. Para obtener recursos y herramientas que lo ayuden a seguir el desarrollo de su hijo, visite https://www.cdc.gov/ncbddd/Spanish/actearly/milestones/index.html.

Para obtener información sobre la guía de los CDC para las mujeres que estén intentado concebir con su pareja después de una posible exposición al virus del Zika, visite https://www.cdc.gov/pregnancy/zika/women-and-their-partners.html.

Información sobre Signos Vitales

Signos Vitales es un informe que típicamente se publica el primer martes de cada mes como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. El informe proporciona los datos más recientes e información sobre los indicadores de la salud principales y lo que se puede hacer para reducir estas amenazas para la salud.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas para la salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

TOP