Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Los ataques de asma disminuyen entre los niños en los EE. UU.

Se necesita hacer más para continuar el progreso.

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este. 6 de febrero de 2018.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

una niña recibiendo un examen médico

Los niños con asma en los Estados Unidos están teniendo menos ataques de asma, días de escuela perdidos y visitas al hospital, según un nuevo informe de Signos Vitales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de este país.

El informe publicado hoy muestra que el porcentaje de niños con asma que presentaron uno o más ataques en los 12 meses anteriores disminuyó desde el 2001 (61.7 %) hasta el 2016 (53.7 %). Aun así, aproximadamente la mitad de los niños con asma tuvieron uno o más ataques en el 2016.

“Estamos progresando, pero los proveedores de atención médica, los padres, los cuidadores y las escuelas pueden hacer más para ayudar a los niños a evitar los ataques de asma”, dijo la directora interina de los CDC, Anne Schuchat, M.D. “Los ataques de asma pueden ser aterradores para los niños y sus familias. Durante la década pasada, identificamos medidas para manejar el asma que funcionan; no por sí solas, sino en combinación. Ahora tenemos que aumentar estos esfuerzos a nivel nacional”, agregó.

El asma es la enfermedad pulmonar crónica más común de la infancia y afecta a aproximadamente 6 millones de niños en los Estados Unidos. Aunque el asma no se puede curar, sus síntomas se pueden controlar, generalmente, al evitar o reducir la exposición a los desencadenantes del asma (alérgenos y sustancias irritantes) y al seguir las recomendaciones para tener una atención médica adecuada.

El asma en los niños de los EE. UU.: Hallazgos clave

El informe publicado hoy muestra que algunos niños tienen más probabilidades de tener asma que otros, como los niños varones, los niños de 5 a 17 años, los niños de raza negra no hispanos, los niños de origen puertorriqueño, y los niños de familias con bajos ingresos. En el 2016, los ataques de asma fueron más frecuentes entre los niños más pequeños, de 4 años o menos.

Otros hallazgos del estudio:

  • Las hospitalizaciones de niños con asma debido a esta enfermedad disminuyeron del 9.6 por ciento en el 2003 a solamente el 4.7 por ciento en el 2013.
  • El porcentaje de niños que reportaron días de escuela perdidos relacionados con el asma también fue menor en el 2013 que en el 2003.
  • Más niños con asma están recibiendo planes de acción para el manejo de la enfermedad y educación sobre cómo reconocer los signos y síntomas de un ataque de asma, y cómo responder rápidamente.
  • Sin embargo, a pesar de este progreso, todos los años 1 de cada 6 niños con asma termina en la sala de emergencias y cerca de 1 de cada 20 es hospitalizado.

Ataques de asma en los niños: ¿Cómo pueden ayudar los médicos, el personal de enfermería y otros proveedores de atención médica?

No hay una estrategia que funcione por sí sola para prevenir los ataques de asma, pero la evidencia obtenida recientemente de pequeños proyectos financiados por los CDC muestra que una combinación de medidas puede ser altamente eficaz:

  • Trabaje con los niños y padres para determinar la gravedad del asma de cada niño, crear un plan de acción para cada uno y compartir ese plan con las familias, escuelas y los demás.
  • Enséñeles a los niños y padres cómo manejar el asma por medio del uso adecuado de medicamentos de control y rescate, y al evitar los desencadenantes del asma como el humo del tabaco, el moho, la caspa de las mascotas y la contaminación del aire exterior.
  • Colabore con trabajadores de la salud comunitaria, farmacéuticos y otros proveedores en la comunidad para ayudar a garantizar que los niños con asma reciban los servicios que necesiten.

Esfuerzos de los CDC para controlar el asma

Los CDC lanzaron el Programa Nacional de Control del Asma en 1999. Su misión: ayudar a las personas con asma a respirar más fácilmente. En la actualidad, el programa entrega fondos a socios en 24 estados y 1 territorio para que usen datos, conocimientos científicos, comunicaciones y evaluaciones para lograr su meta.

Además, los CDC fomentan el manejo médico del asma, de comprobada eficacia, con base en la Iniciativa 6/18 de los CDC. Tal manejo incluye medidas de comprobada eficacia como la reducción de los desencadenantes, el manejo médico con base en directrices y la educación para el automanejo. La iniciativa también fomenta la vacunación de todos los niños contra la influenza (gripe) y la neumonía; mejoras en la calidad del aire en interiores a través de leyes y normas antitabaco; y asociaciones con proveedores de atención médica y otras personas o entidades para disminuir los costos del asma por medio de un mejor control.

Para leer el informe completo de Signos Vitales, visite www.cdc.gov/vitalsigns/childhood-asthma.

Información sobre Signos Vitales

Signos Vitales es un informe que se publica como parte del Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de los CDC. Signos Vitales ofrece los datos y la información más recientes sobre indicadores de salud clave.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.

LosCDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas de salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

TOP