Las tasas de tabaquismo en los jóvenes ponen a millones de personas en riesgo de muerte prematura

Comunicado de prensa

Para su publicación inmediata, jueves 13 de noviembre de 2014

Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC

(404) 639-3286

Más de 1 de cada 5 estudiantes de escuela secundaria superior usan un producto de tabaco; el 90 por ciento fuma tabaco

Casi el 23 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria superior usa un producto de tabaco en la actualidad, de acuerdo con nuevos datos publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) de hoy. Es particularmente preocupante que más del 90 por ciento de aquellos que consumen un producto de tabaco usa uno combustible, como cigarrillos, cigarros, narguiles (hookahs) y pipas.

El uso por largo tiempo de productos combustibles es especialmente preocupante porque el consumo de tabaco causa la mayoría de las enfermedades y muertes relacionadas con el tabaco en los Estados Unidos. En su 50.o aniversario, el informe de la Dirección General de Servicios de Salud difundido el pasado mes de enero concluyó que a menos que las tasas de tabaquismo entre los jóvenes disminuyan rápidamente, 5.6 millones de jóvenes que hoy tienen entre 0 y 17 años morirán prematuramente de una enfermedad relacionada con fumar cigarrillos.

“Nueve de cada diez fumadores probaron su primer cigarrillo a los 18 años o antes”, dijo Tim McAfee, M.D., M.P.H., director de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC. “Tenemos que hacer más para prevenir que nuestros jóvenes usen productos de tabaco, o veremos a millones de ellos sufrir y morir prematuramente cuando sean adultos. Implementar completamente programas de control del tabaco de comprobada eficacia ayudaría a evitar que nuestros jóvenes caigan víctimas del tabaco”.

La Encuesta Nacional de Tabaquismo en los Jóvenes de los CDC (NYTS, por sus siglas en inglés) encontró que en el 2013, el 22.9 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria superior y el 6.5 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria media reportaron el uso de un producto de tabaco en los 30 días previos.  Casi la mitad (46 por ciento) de todos los estudiantes de escuela secundaria superior y el 17.7 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria media dijeron que habían usado un producto de tabaco por lo menos una vez en su vida. La encuesta también encontró que el 12.6 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria superior dijo que en la actualidad usaba dos o más productos de tabaco.

Los jóvenes que dicen que usan más de un producto de tabaco tienen mayor riesgo de volverse dependientes de la nicotina, lo cual puede llevar a que sigan fumando hasta que sean adultos. La mayoría de los jóvenes que usan tabaco creen que podrán dejar de hacerlo, pero alrededor de tres de cada cuatro de los que fuman en la escuela secundaria superior siguen fumando hasta que son adultos.

Entre todos los estudiantes de escuela secundaria superior, el 4.5 por ciento reportó el uso de cigarrillos electrónicos dentro de los 30 días previos; y el 1.1 por ciento de los estudiantes de escuela secundaria media reportó el uso de cigarrillos electrónicos dentro de los 30 días previos. Si bien sigue siendo incierto el impacto en la salud pública del uso de cigarrillos electrónicos, el informe de la Dirección General de Servicios de Salud del 2014 encontró que el uso de nicotina puede tener efectos adversos en el desarrollo cerebral de los adolescentes. Por lo tanto, no es seguro que los jóvenes consuman nicotina de cualquier forma, ya sea combustible, sin humo o electrónica.

Los cigarrillos fueron el producto de tabaco más usado por los estudiantes de escuela secundaria superior de raza blanca e hispanos (14.0 por ciento y 13.4 por ciento, respectivamente), aunque los cigarros los seguían de cerca (11.4 por ciento y 12.1 por ciento, respectivamente). El consumo de cigarros fue más prevalente que el consumo de cigarrillos entre otras razas y grupos étnicos.  El consumo de cigarros entre los estudiantes de escuela secundaria superior de raza negra fue casi 50 por ciento mayor que el consumo de cigarrillos (14.7 por ciento frente al 9.0 por ciento) y más de dos veces mayor (4.5 por ciento frente al 1.7 por ciento) entre los de escuela secundaria media de raza negra.  

Los cigarros no están regulados en la actualidad por la FDA y se les aplica una tasa de impuesto más baja. Algunos cigarros son elaborados con sabores de frutas y dulces que están prohibidos para los cigarrillos, y se venden en pequeñas cantidades, lo que facilita que los jóvenes los compren a bajo costo.

“Una estrategia eficaz para reducir el uso del tabaco entre los jóvenes es aumentar el precio”, dijo Brian King Ph.D., un asesor científico sénior de la Oficina de Tabaquismo y Salud de los CDC. “También se espera que la nueva campaña mediática de la Administración de Alimentos y Medicamentos dirigida a los jóvenes, titulada “El verdadero costo” (“The Real Cost”), lleve a reducciones en el uso de tabaco entre los jóvenes”, agregó.

El tabaquismo es la causa principal de muertes y enfermedades prevenibles en los Estados Unidos, al provocar la muerte de más de 480 000 personas al año.  Por cada persona que muere, hay cerca de 32 personas con una enfermedad relacionada con el tabaquismo. Además del costo humano, el consumo de tabaco es una carga devastadora para la economía de nuestra nación, con un costo de más de 289 000 millones de dólares anuales (lo que incluye al menos 133 000 millones en atención médica directa para adultos y más de 156 000 millones en pérdida de productividad).

El artículo de hoy se difunde para que coincida con el 39.o aniversario del Gran Día Nacional de No Fumar, que se celebrará el 20 de noviembre del 2014. Las encuestas muestran que casi el 70 por ciento de todos los fumadores quiere dejar de hacerlo y las investigaciones indican que dejar de fumar por completo a cualquier edad tiene beneficios para la salud. Los fumadores pueden obtener ayuda gratuita para dejar de fumar llamando al 1-800-DEJELO-YA. La campaña de los CDC Consejos de exfumadores, presenta personas reales que viven con las consecuencias de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo y ofrece recursos adicionales para dejar de fumar en https://www.cdc.gov/consejos, lo que incluye la asistencia del Instituto Nacional del Cáncer para dejar de fumar.

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.external icon

Los CDC trabajan de día y de noche para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Ya sean amenazas crónicas o agudas, causadas por el hombre o resultado de un desastre natural, un error humano o un ataque deliberado, globales o nacionales, los CDC son la agencia nacional de protección de la salud en los EE. UU.

Esta página fue revisada el: 14 de noviembre de 2014