PulseNet salva vidas y ahorra dinero al reducir los casos de enfermedades transmitidas por los alimentos

La red nacional de laboratorios tiene una historia exitosa de 20 años, pero enfrenta desafíos

Comunicado de Prensa

Embargado hasta las 12:00 p. m. hora del este, martes 15 de marzo de 2016

Contacto:
Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

PulseNet salva vidas y ahorra dinero al reducir los casos de enfermedades transmitidas por los alimentos
La red nacional de laboratorios de salud pública previene una cantidad estimada de 270 000 casos de intoxicación por alimentos y ahorra 500 millones de dólares al año, según un estudio publicado hoy.

Al prevenir casos de enfermedades transmitidas por los alimentos, PulseNet no solo salva vidas, sino que también ahorra una cantidad estimada de 500 millones de dólares al año en costos médicos y en pérdida de productividad, según el estudio publicado en la Revista Estadounidense de Medicina Preventiva (American Journal of Preventive Medicine). En comparación, a las agencias de salud pública les cuesta alrededor de 7 millones de dólares al año administrar la red. Así que por cada dólar que se gasta, se ahorra una cifra estimada de 70 dólares.

PulseNet es una red nacional de laboratorios que conecta casos de enfermedades transmitidas por los alimentos al comparar las “huellas genéticas” de las bacterias que transmiten los alimentos y al parear los casos de enfermedades en todo el país que puedan ser de la misma fuente. La información acerca de las bacterias que estén enfermando a las personas es ingresada por laboratorios de todo el país a una base de datos de la red, a la cual pueden acceder funcionarios de salud locales y estatales. Al parear los casos de enfermedades y al descubrir los brotes, los investigadores de salud pública pueden trabajar rápidamente para determinar la fuente de la enfermedad, retirar del mercado los alimentos contaminados y prevenir más casos de la enfermedad.

“PulseNet ha proporcionado una increíble rentabilidad de inversión, con cientos de miles de personas que se pueden mantener sanas gracias a este sistema de advertencia temprana”, dijo el director de los CDC, Tom Frieden, M.D., M.P.H. “La tecnología de detección molecular avanzada, como la secuenciación completa del genoma, está mejorando la capacidad de la red PulseNet de los CDC para salvar vidas en la actualidad, y promete salvar más vidas de personas en los EE. UU. en el futuro”, agregó.

El éxito de PulseNet

Desde que comenzó en 1996, PulseNet ha revolucionado la manera en que se detectan e investigan los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos. Antes de PulseNet, los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos pasaban a menudo desapercibidos o se descubrían solo después de que se habían vuelto muy grandes. Con los métodos de PulseNet, ahora los científicos pueden descubrir un brote aunque solo unas pocas personas estén enfermas y vivan en diferentes partes del país. Cada año, PulseNet identifica aproximadamente 1500 conglomerados de enfermedades causadas por E. coli, Listeria y Salmonella, incluidos alrededor de 25 brotes multiestatales vinculados a los alimentos.

Muchos productos y prácticas de manipulación de alimentos son más seguros en la actualidad gracias a las investigaciones que ha llevado a cabo PulseNet,  que han proporcionado información para implementar cambios en la producción en la industria alimentaria y nuevas o mejores directrices, políticas y regulaciones. Por ejemplo, los brotes vinculados a la mantequilla de maní llevaron a nuevos estándares para evitar que los alimentos procesados se contaminen con Salmonella, y los brotes vinculados a la carne de ave molida y a presas de pollo dieron como resultado nuevos estándares que redujeron los niveles permitidos de bacterias dañinas en la carne cruda de ave. Estas mejoras ayudan a hacer aún más seguro el suministro de alimentos y a prevenir miles de casos de enfermedades transmitidas por los alimentos al año.

Avances tecnológicos que mejoran a PulseNet

La red PulseNet está siendo sometida a grandes cambios tecnológicos para mejorar su capacidad para descubrir brotes. La secuenciación completa del genoma está proporcionando una identificación genética aún más exacta para parear mejor las bacterias, lo cual hace a PulseNet más poderosa y precisa. Esta tecnología puede ayudar a los detectives de enfermedades a descubrir brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos con mayor rapidez y a investigarlos más eficazmente.

Por ejemplo, en el otoño del 2014, 35 personas se enfermaron durante un brote multiestatal de listeriosis, en el cual 34 fueron hospitalizadas y siete murieron. Los científicos usaron la secuenciación completa del genoma para obtener un análisis detallado del ADN de las cepas de Listeria involucradas. Como resultado, pudieron vincular los casos con mayor precisión y comenzaron la investigación una semana antes de lo que lo hubieran hecho si solo hubieran usado la identificación genética estándar. La investigación halló que las manzanas recubiertas de caramelo y prempacadas habían sido contaminadas, y las compañías las retiraron del mercado rápidamente.

“Estamos en medio de un interesante periodo de cambios tecnológicos que ayudarán a detener más brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos y ayudarán a mantener a las personas sanas”, dijo Robert Tauxe, M.D., M.P.H., director de la División de Enfermedades Transmitidas por los Alimentos, el Agua y el Ambiente, de los CDC. “Estamos trabajando en métodos que harán que la red PulseNet sea más rápida, y que tal vez permitirán que los pacientes sepan que son parte de un brote unos pocos días después de haberse enfermado”, agregó.

Los desafíos para PulseNet

Los futuros avances tecnológicos son importantes porque pueden ayudar a PulseNet a superar los desafíos que presentan los nuevos tipos de pruebas que los médicos están usando cada vez más para diagnosticar las enfermedades transmitidas por los alimentos. Estas pruebas (conocidas como pruebas de diagnóstico independientes del cultivo) presentan un desafío para PulseNet porque dan resultados rápidos, pero no proveen las bacterias vivas que la actual tecnología de la red necesita para crear y analizar las huellas genéticas. Sin esas huellas genéticas, PulseNet no puede descubrir brotes. Los CDC están trabajando con funcionarios de salud pública, laboratorios de diagnóstico, fabricantes de pruebas y médicos para encontrar soluciones para que podamos seguir descubriendo y resolviendo brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos.

La historia de PulseNet

Los CDC pusieron PulseNet en marcha en 1996 en colaboración con laboratorios estatales de salud pública, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la Asociación de Laboratorios de Salud Públicaexternal icon. El éxito de PulseNet es posible gracias a la participación de funcionarios de salud pública y proveedores de atención médica. La idea surgió después de un brote de E. coli O157 en 1993 que enfermó a más de 700 personas y causó la muerte de cuatro niños. Los expertos determinaron que el brote podría haberse detenido antes si todos los laboratorios de salud pública hubieran hecho las mismas pruebas de identificación genética y compartido los resultados; esto llevó a la creación de PulseNet.

Para obtener más información sobre PulseNet, visite https://www.cdc.gov/pulsenet/. El estudio publicado hoy, “Evaluación económica de PulseNet”, está disponible en http://www.ajpmonline.org/content/infoformediaexternal icon.

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.external icon

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por un error humano o por un ataque deliberado, los CDC tienen el compromiso de responder a los retos de salud más apremiantes en los Estados Unidos.

Esta página fue revisada el: 15 de marzo de 2016