Más de 50 expertos de los CDC luchan contra la enfermedad del Ébola en África

Comunicado de prensa

Para su publicación inmediata: Miércoles, 13 de agosto de 2014
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Cientos de profesionales de salud pública dan apoyo 24 horas al día.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tienen actualmente más de 50 detectives de enfermedades y otros expertos altamente capacitados en la lucha contra la enfermedad del Ébola trabajando en África Occidental. La agencia logró con éxito desplazar en menos de dos semanas el refuerzo de ayuda que había prometido enviar en un plazo de 30 días.

El Centro de Operaciones de Emergencia de los CDC también está en su máximo nivel de alerta. Esto significa que más de 350 miembros del personal de los CDC en los Estados Unidos están trabajando en logística, comunicaciones, análisis, administración y otras funciones de apoyo para asistir en la respuesta las 24 horas del día.

"Estamos cumpliendo nuestra promesa hecha al pueblo de África Occidental, a los estadounidenses y al mundo, de que los CDC rápidamente intensificarían sus esfuerzos para ayudar a lograr controlar el peor brote de la enfermedad del Ébola en la historia", dijo el director de los CDC, Tom Frieden, M.D., M.P.H. "Sabemos cómo detener la enfermedad del Ébola. No será fácil ni rápido, pero al trabajar junto con nuestros socios estadounidenses e internacionales y los líderes de cada país, lo estamos logrando".

Actualmente los CDC tienen a 55 personas desplazadas en África Occidental para luchar contra la propagación de la enfermedad del Ébola: 14 en Guinea, 18 en Liberia, 16 en Sierra Leona y 7 en Nigeria. Aunque el número de expertos de los CDC puede cambiar ligeramente de un día a otro debido a la rotación de personal, está previsto que más de 60 empleados de los CDC permanezcan en estos cuatro países continuamente.

"Como parte de esta respuesta de emergencia a nivel mundial al brote de la enfermedad del Ébola los expertos en salud pública de los CDC en África Occidental están trabajando tanto con nuestros socios del gobierno estadounidense como con nuestros socios internacionales", dijo Inger Damon, M.D., Ph.D., administrador encargado de la respuesta de los CDC al brote de la enfermedad del Ébola. "Nuestro objetivo primordial es acabar con el sufrimiento de tantas personas y fortalecer la infraestructura de salud pública en esa zona para ayudar a prevenir brotes futuros".

Los esfuerzos de los CDC se concentran en detener el brote. Esto significa encontrar a cada persona que haya contraído la enfermedad del Ébola y rastrear sus contactos. Este "rastreo de contactos" conlleva identificar a todos aquellos que puedan haber estado expuestos a una persona con la enfermedad del Ébola y observarlos diariamente durante 21 días en busca de signos de la enfermedad. El virus del Ébola puede permanecer en el cuerpo por semanas antes de enfermar a alguien. Si alguien que estuvo en contacto con una persona enferma presenta fiebre u otros síntomas de la enfermedad del Ébola, esa persona es aislada y tratada, y el ciclo comienza otra vez: se deben rastrear todos los contactos de esa persona y hacerles seguimiento por 21 días.

Esta respuesta en África involucra a mucho personal de atención médica y a trabajadores de salud comunitaria. Mientras están en África Occidental, los expertos de los CDC capacitan y coordinan a estos trabajadores, recolectan la información del brote que ellos obtienen y analizan estos datos para hacer el mejor uso de los recursos disponibles para romper la cadena de trasmisión de la enfermedad del Ébola. Los técnicos de laboratorio de los CDC están ayudando a establecer laboratorios y a capacitar a los trabajadores para que realicen las pruebas de la enfermedad del Ébola. Otros miembros del personal de los CDC trabajan para enseñarles a las personas que viven en esos países cómo evitar la infección por el virus del Ébola al igual que la importancia de buscar ayuda rápido si presentan síntomas de la enfermedad. Además, otros profesionales de salud pública de los CDC trabajan con personal de aeropuertos y fronteras en los países de África Occidental para evitar que viajen las personas que están enfermas en las zonas afectadas por la enfermedad del Ébola.

Los esfuerzos de los CDC contra la enfermedad del Ébola incluyen medidas de preparación en los Estados Unidos

Los esfuerzos de los CDC contra la enfermedad del Ébola no se limitan al extranjero. Una amenaza de enfermedad en cualquier parte del mundo es una amenaza para todo el mundo y los CDC se están preparando para cualquier posibilidad, incluso que un viajero pueda enfermarse del ébola mientras esté en los Estados Unidos. Aunque la enfermedad del Ébola representa muy poco o ningún riesgo para la comunidad estadounidense en su conjunto, los CDC y los proveedores de atención médica en los Estados Unidos deben estar preparados. Por lo tanto, los CDC han:

  • Mejorado la capacidad de vigilancia y análisis de laboratorio en los estados para detectar casos.
  • Desarrollado pautas y herramientas para que los departamentos de salud realicen investigaciones de salud pública.
  • Proporcionado recomendaciones para el control de infecciones en entornos de atención médica y otras medidas para prevenir la propagación de enfermedades.
  • Proporcionado las pautas sobre la forma en la que se deben reportar viajeros enfermos a los CDC y que deben seguir los miembros de la tripulación en los aviones, las unidades médicas de emergencia en aeropuertos, y los funcionarios de aduanas y de la patrulla fronteriza.
  • Difundido información actualizada al público en general, a los viajeros internacionales y a los socios de salud pública.

Actualmente, los CDC y el Departamento de Defensa tienen los únicos laboratorios que pueden realizar pruebas de diagnóstico para confirmar que un paciente tiene la enfermedad del Ébola y no alguna otra afección. Pero eso está a punto de cambiar. Otros laboratorios por todo el territorio de los Estados Unidos, que son parte de la Red de Laboratorios de Respuesta (LRN, por sus siglas en inglés) establecida por los CDC, pronto tendrán la tecnología para realizar pruebas de diagnóstico de la enfermedad del Ébola en especímenes en la fase aguda. Estos laboratorios han recibido directrices detalladas sobre la inactivación y manipulación segura de muestras que pueden portar el virus del Ébola. Una vez que demuestren que pueden determinar con exactitud si una muestra tiene o no el virus del Ébola, estos laboratorios serán capaces de proporcionar rápidamente diagnósticos provisionales para personas que se sospeche que tienen la enfermedad del Ébola. Estos resultados provisionales rápidos serán luego confirmados de manera definitiva por laboratorios en los CDC.

Los CDC tienen confianza en que los hospitales en los Estados Unidos son capaces de atender de manera segura a un paciente con la enfermedad del Ébola si siguen cuidadosamente las recomendaciones para el control de infecciones de los CDC y aíslan a ese paciente en su propia habitación.

"Nuestros profesionales de atención médica pueden atender de manera segura a un paciente con la enfermedad del Ébola", dijo el experto en control de infecciones de los CDC David Kuhar, M.D. "Lo que nosotros recomendamos para prevenir la transmisión del virus del Ébola en entornos hospitalarios es similar a lo que recomendamos para otras enfermedades infecciosas que se propagan por contacto directo y posiblemente por gotitas expulsadas al toser o estornudar".

Haga clic aquí para ver fotos y video de un experto de los CDC que se alista para ser enviado a África Occidental, además de otros recursos audiovisuales acerca de la enfermedad del Ébola.

 

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.external icon

Los CDC trabajan de día y de noche para salvar vidas y proteger al público contra amenazas a la salud con el fin de mejorar la seguridad de la nación. Ya sean amenazas crónicas o agudas, causadas por el hombre o resultado de un desastre natural, un error humano o un ataque deliberado, globales o nacionales, los CDC son la agencia nacional de protección de la salud en los EE. UU.

Esta página fue revisada el: 14 de agosto de 2014