Los hallazgos iniciales de los estados apuntan a similitudes clínicas en los casos de enfermedad entre personas que usan cigarrillos electrónicos o “vapean”

No hay un único producto que se haya vinculado a todos los casos de enfermedad pulmonar.

Comunicado de prensa

Embargado hasta la 1:00 p. m. hora del este. Viernes, 6 de septiembre de 2019.
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Los hallazgos iniciales de la investigación de casos de enfermedad pulmonar grave asociada a productos de cigarrillos electrónicos apuntan a similitudes clínicas entre las personas afectadas. Los pacientes reportan exposiciones, síntomas y hallazgos clínicos similares y estos concuerdan con la advertencia de salud de los CDC publicada la semana pasada. Aunque muchos de los pacientes, pero no todos, reportaron el uso reciente de productos que contenían THC, algunos reportaron que habían usado tanto productos con THC como con nicotina. Un grupo más pequeño reportó haber consumido solamente nicotina.

No se ha encontrado evidencia de enfermedades infecciosas en estos pacientes; por lo tanto, los casos de enfermedad pulmonar están probablemente asociados a una exposición a sustancias químicas. Sin embargo, es demasiado pronto para identificar un único producto o sustancia que todos los casos tengan en común, según los autores de los artículos publicados hoy en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad (MMWR) de los CDC y la revista New England Journal of Medicine.

“Estamos comprometidos a averiguar qué está enfermando a las personas”, dijo Robert R. Redfield, MD, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. “Se está analizando cuidadosamente toda la información disponible, y estos hallazgos iniciales nos están ayudando a delimitar el foco de nuestra investigación y nos acercan a las respuestas que se necesitan para salvar vidas”, agregó.

Los CDC, la FDA y colaboradores a nivel estatal están reuniendo información sobre exposiciones a los cigarrillos electrónicos, resultados de las pruebas que ha hecho la FDA a muestras de productos y resultados de pruebas clínicas para identificar una causa o las causas de estos casos de enfermedad.

“La FDA aprecia la continua colaboración entre nuestros socios de salud pública, a nivel federal y estatal, para llegar al fondo de estos inquietantes incidentes y reunir más información acerca de todos los productos o sustancias usados. No estamos dejando ninguna piedra sin voltear a la hora de seguir todas las posibles pistas y estamos comprometidos a tomar las medidas adecuadas a medida que los hechos surjan”, dijo el comisionado interino de la FDA, Ned Sharpless, M.D. “Nuestro laboratorio está trabajando estrechamente con nuestros socios a nivel federal y estatal para identificar los productos o las sustancias que podrían estar causando los casos de enfermedad, y hasta ahora han recibido más de 120 muestras provenientes de los estados. La FDA las está analizando en busca de una amplia gama de sustancias químicas, pero no hay una única sustancia, incluido el acetato de vitamina E, que haya sido identificada en todas las muestras analizadas. De manera significativa, identificar todos los compuestos presentes en las muestras será una pieza del rompecabezas, pero no responderá, necesariamente, las preguntas acerca de la causalidad, lo cual hace que nuestro trabajo en curso sea crucial”, afirmó.

Los CDC iniciaron una investigación multiestatal de los casos de enfermedad pulmonar el 1 de agosto del 2019 y desde entonces han trabajado estrechamente con la FDA, los estados, otros socios en salud pública y médicos para determinar la causa. Hasta hoy, más de 25 estados han notificado posibles casos de enfermedad pulmonar asociada al uso de productos de cigarrillos electrónicos (p. ej., dispositivos, líquidos, cápsulas de recarga y cartuchos).

Al menos dos muertes han sido notificadas a los CDC. Se están investigando casos adicionales de enfermedad pulmonar para determinar si están vinculados al uso de cigarrillos electrónicos y si tienen características clínicas similares. Esto incluye volver a estudiar casos más antiguos con base en la definición de caso de los CDC. Los estados están en el proceso de clasificación de posibles casos y esta información se reportará la próxima semana.

Qué están haciendo los CDC

Los CDC han creado una estructura de comando de incidentes para responder a estos casos de enfermedad y están trabajando con la FDA y los estados para investigar si los casos podrían estar vinculados a dispositivos, ingredientes, o contaminantes en los dispositivos, específicos, o a sustancias asociadas al uso de productos de cigarrillos electrónicos. El 30 de agosto del 2019, se les pidió a los estados que enviaran a los CDC datos sobre los casos de enfermedad pulmonar asociada al uso de productos de cigarrillos electrónicos, así como información acerca de los tipos de productos de cigarrillos electrónicos usados. Los CDC están actualmente recibiendo los datos provenientes de los estados afectados y difundirán actualizaciones a medida que se disponga de más información.

Qué pueden hacer los proveedores de atención médica

Los CDC alientan a los médicos a que notifiquen inmediatamente los posibles casos de enfermedad pulmonar asociada a los cigarrillos electrónicos a su departamento de salud local o estatal para hacer más investigaciones. Si se sospecha que el uso de productos de cigarrillos electrónicos es una posible causa de la enfermedad pulmonar de un paciente, se deben obtener antecedentes detallados de las sustancias usadas, las fuentes y los dispositivos usados, como se describe en la Red de Alertas de Salud (HAN), y se deben hacer esfuerzos para determinar si hay restos del producto, los dispositivos y los líquidos disponibles para hacer pruebas.

Qué puede hacer el público

Mientras esta investigación siga en marcha, las personas deberían considerar no usar productos de cigarrillos electrónicos. Las personas que sí usen estos productos deberían monitorearse a sí mismas para detectar síntomas (p. ej., tos, dificultad para respirar, dolor en el pecho, náuseas, vómitos, dolor abdominal, fiebre) y buscar atención médica de inmediato si tienen cualquier preocupación de salud. Independientemente de la investigación en curso, las personas que usan productos de cigarrillos electrónicos no deberían comprarlos en la calle y no deberían modificarlos ni agregarles ninguna sustancia que no haya sido aprobada para su uso por el fabricante. Los productos de cigarrillos electrónicos nunca deben ser usados por jóvenes, adultos jóvenes, mujeres embarazadas o adultos que no estén usando productos de tabaco en la actualidad.

Si está preocupado por su salud después de haber usado un producto de cigarrillo electrónico, comuníquese con su proveedor de atención médica, o llame al centro de control de intoxicaciones y envenenamientos local al 1-800-222-1222. Los proveedores de atención médica también pueden contactar al centro de control de intoxicaciones y envenenamientos local.

Los CDC y la FDA alientan al público a que envíe informes detallados de cualquier problema inesperado de salud o con un producto relacionado con el tabaco o con cigarrillos electrónicos a la FDA a través del Portal de Informes de Seguridadexternal icon en línea.

Los informes publicados hoy en el MMWR de los CDC incluyen la “Guía interina sobre enfermedad pulmonar grave asociada al uso de productos de cigarrillos electrónicos”, de autores de los CDC, y “Notas del trabajo de campo: Un brote de neumonía lipoidea aguda asociada a cigarrillos electrónicos; Carolina del Norte, julio-agosto, 2019”, de médicos de Carolina del Norte. La revista New England Journal of Medicine hoy publicó el “Informe preliminar: Enfermedad pulmonar asociada al uso de cigarrillos electrónicos, Illinois y Wisconsin”, con autores de los dos estados y coautores de los CDC.

Hay más información disponible sobre la investigación en el sitio web de los CDC.

###

DEPARTAMENTO DE SALUD Y SERVICIOS HUMANOS DE LOS EE. UU.external icon

Los CDC trabajan a toda hora para proteger la salud y seguridad de las personas en los Estados Unidos. Ya sean enfermedades que comienzan en el país o en el extranjero, curables o prevenibles, crónicas o agudas, causadas por actividad humana o por un ataque deliberado, los CDC responden a las amenazas para la salud más apremiantes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y el mundo.

Esta página fue revisada el: 10 de septiembre de 2019