Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Los CDC actualizan las directrices para la atención de los bebés nacidos de mujeres con posible infección por el virus del Zika durante el embarazo

Declaración para los medios de comunicación

Para su publicación inmediata: Viernes, 19 de agosto de 2016
Contacto: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de los CDC
(404) 639-3286

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron hoy directrices clínicas provisionales actualizadas para los proveedores de atención médica que atiendan a bebés nacidos de mujeres con posible infección por el virus del Zika durante el embarazo.

Las directrices revisadas actualizan las recomendaciones para la evaluación y las pruebas iniciales de los bebés nacidos de mujeres con evidencia demostrada en laboratorio de posible infección por el virus del Zika durante el embarazo, con base en información que se obtuvo después de la publicación de las directrices previas en febrero. Estas directrices también incluyen recomendaciones para el manejo, la remisión a servicios y el seguimiento de los bebés con evidencia de la infección congénita por el virus del Zika demostrada en laboratorio, con o sin defectos de nacimiento asociados aparentes. Estas son las recomendaciones actualizadas:

  • Las directrices actualizadas no incluyen la realización de pruebas del dengue y se manifiestan en contra de la realización de pruebas con especímenes de sangre del cordón umbilical.
  • Las nuevas directrices proporcionan información sobre cómo se deben interpretar los resultados de las pruebas de laboratorio del bebé.
  • Las directrices previas recomendaban hacer una ecografía craneal a menos que los resultados de la ecografía prenatal del tercer trimestre no mostraran anormalidades en el cerebro. Las directrices actualizadas recomiendan hacer una ecografía craneal aun cuando la ecografía prenatal haya tenido resultados normales.
  • Más allá de la evaluación inicial, las directrices previas solo recomendaban considerar una prueba auditiva adicional a los 6 meses, y evaluar la circunferencia de la cabeza y los indicadores del desarrollo durante todo el primer año de vida. Las directrices actualizadas proporcionan recomendaciones adicionales para el manejo ambulatorio de los bebés durante el primer año de vida.
  • Las directrices actualizadas enfatizan la importancia de establecer un hogar médico y de proporcionar apoyo para las familias afectadas por el zika.
  • Repetir las evaluaciones visuales y auditivas, y una nueva recomendación para hacer una evaluación endocrina (hormonal) son indicaciones nuevas en las directrices actualizadas.

Debido a que el tipo de servicios necesarios para la atención de los bebés con síndrome congénito del zika son complejos, los CDC recomiendan atención coordinada a través de un equipo multidisciplinario y un hogar médico establecido. Como un componente crucial de la atención del paciente y de la identificación temprana de cualquier retraso, debería empoderarse a las familias para que sean participantes activos en la vigilancia y cuidados de sus niños. Los recursos para las familias se pueden encontrar en [http://www.cdc.gov/zika/parents/families-of-newborns-affected-zika.html]. El Departamento de Salud y Servicios Humanos también ha creado un recurso de planificación para las jurisdicciones a fin de ayudarlas en su preparación y actividades de respuesta relacionadas con los servicios y el apoyo para los niños con necesidades especiales de atención médica, y actualizará este recurso en las próximas semanas. 

Con base en los datos disponibles actualmente sobre las infecciones congénitas por el virus del Zika y otros microbios, estas directrices buscan ayudar a los proveedores de atención médica en las pruebas de los bebés con exposición congénita al virus del Zika confirmada o posible, y en la evaluación y el control de los bebés con un diagnóstico de la infección congénita por el virus del Zika confirmada o probable. Los CDC, en colaboración con la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), convocaron a una reunión de expertos para obtener comentarios individuales sobre las pruebas de los bebés con exposición congénita al virus del Zika confirmada o posible, y sobre la evaluación y el manejo clínico de los bebés con un diagnóstico de infección congénita por el virus del Zika confirmada o probable en los Estados Unidos. Los CDC tuvieron en cuenta estas conversaciones al elaborar las directrices provisionales actualizadas. A medida que se obtenga más información, se actualizarán estas directrices.

###

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.

Arriba