Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Sarampión: asegúrese de que sus hijos hayan recibido todas las vacunas

Doctora dando de alta cinco a pequeña niña acompañada con la madre

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa. Puede ser grave en los niños pequeños. Proteja a sus hijos al asegurarse de que estén al día con las vacunas, incluso antes de viajar al extranjero.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa que es causada por un virus. La enfermedad comienza con fiebre y poco después produce tos, moqueo y enrojecimiento de los ojos. Luego aparece un sarpullido con puntitos rojos que empieza en la cabeza y se extiende al resto del cuerpo. El sarampión puede ser grave en los niños pequeños y puede causar neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro) y la muerte. El sarampión se propaga por el aire cuando una persona infectada tose o estornuda. Es tan contagioso que si una persona tiene la enfermedad, el 90 % de las personas a su alrededor también se infectarán si no están protegidas.

El sarampión en los Estados Unidos

Desde el 2 de enero hasta el 30 de marzo del 2018, se reportaron 34 casos de sarampión en 11 estados de este país.

En los Estados Unidos todavía hay casos de personas que contraen el sarampión, pero no es muy común. Esto se debe a que la mayoría de las personas en el país están protegidas contra el sarampión gracias a la vacunación. Sin embargo, el sarampión sigue siendo común en otras partes del mundo, incluidos muchos países de Europa, Asia, África y el Pacífico. Cada año, hay casos de personas sin vacunar que contraen el sarampión en el extranjero y traen la enfermedad a los Estados Unidos y la transmiten a otras personas.

El sarampión se puede propagar rápidamente en las comunidades donde las personas no estén vacunadas. Los niños y las demás personas que no estén protegidas contra el sarampión tienen riesgo de infectarse. Es por eso que es tan importante estar al día con las vacunas, incluso antes de viajar al extranjero.

Recursos adicionales para padres y proveedores de cuidados infantiles

Consulte la página de recursos* para padres y otras personas que cuidan a niños, incluidos los proveedores de cuidados infantiles.

Madre e hija

Proteja a sus hijos con la vacuna contra el sarampión

Usted puede proteger a sus hijos contra el sarampión con una vacuna combinada que brinda protección contra tres enfermedades: sarampión, paperas y rubéola (MMR, por sus siglas en inglés). La vacuna MMR es de comprobada seguridad y eficacia. Los CDC recomiendan que los niños reciban dos dosis:

  • la primera dosis entre los 12 y 15 meses de edad, y
  • la segunda dosis antes de comenzar la escuela, entre los 4 y 6 años de edad.

El médico de sus hijos también podría ofrecer la vacuna MMRV, que protege contra el sarampión, las paperas, la rubéola y la varicela. Se ha autorizado el uso de la vacuna MMRV en los niños de 12 meses a 12 años de edad. Se puede usar esta vacuna en lugar de la MMR si —además de las vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubéola— el niño necesita la vacuna contra la varicela. El médico de sus hijos puede ayudarlo a decidir qué vacuna utilizar.

Asegúrese de que sus hijos estén protegidos antes de viajar al extranjero

Las personas de 6 meses de edad o más deben estar protegidas contra el sarampión antes de viajar al extranjero.

  • Los bebés de 6 a 11 meses de edad deben recibir 1 dosis de la vacuna contra el sarampión. Los bebés que hayan recibido 1 dosis de la vacuna contra el sarampión antes de su primer cumpleaños deben recibir otras dos dosis (una entre los 12 y 15 meses de edad, y la otra al menos 28 días después).
  • Los niños de 12 meses de edad o más deben recibir 2 dosis con una diferencia de al menos 28 días.

¿Viaja al extranjero?

Antes de partir, consulte los avisos de los CDC para viajeros* acerca del sarampión.

Hable con el médico de sus hijos para ver si debe vacunarlos antes de viajar al extranjero.

Algunos adolescentes y adultos también necesitan vacunarse contra el sarampión. Para obtener más información, visite la página Vacunación contra el sarampión: ¿Quién necesita la vacuna?*

Cómo pagar por la vacuna contra el sarampión

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de las vacunas. Sin embargo, es recomendable que consulte con su proveedor de seguro médico antes de ir al doctor. Sepa cómo pagar por las vacunas.

Si no tiene seguro o si su seguro no cubre el costo de las vacunas para sus hijos, el Programa Vacunas para Niños* (VFC, por sus siglas en inglés) podría ayudar. Este programa ayuda a las familias de los niños que reúnen determinados requisitos y que, de otra manera, no tendrían acceso a las vacunas. Para averiguar si sus hijos reúnen los requisitos, visite el sitio web del VFC* o pregúntele al médico de sus hijos. También puede comunicarse con el coordinador del VFC de su estado.*

Para averiguar si debe ponerles alguna vacuna a sus hijos…

  • Revise los registros de vacunas* de sus hijos,
  • comuníquese con el proveedor de atención médica de sus hijos, o
  • consulte el calendario de vacunas* para niños desde el nacimiento hasta los 6 años de edad.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 19 de abril de 2018
  • Esta página fue modificada el: 19 de abril de 2018
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP