¡Escuche con atención! Los ruidos fuertes dañan la audición.

 Profesional medico examinando la oreja del paciente

¡No hay cura para la pérdida auditiva! Las células del oído interno (células ciliadas) dañadas no se recuperan. Proteja su audición evitando los ruidos fuertes como los de los conciertos y eventos deportivos. Use tapones para los oídos u orejeras que anulan el ruido para protegerse los oídos. Si ya tiene pérdida auditiva, tome medidas para evitar que empeore. Examina tu audición.

Los CDC apoyan el Mes para la Mejora del Habla y de la Audición (BHSM), que estableció la Asociación Estadounidense del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA) en 1927. Se celebra todos los años en el mes de mayo para brindar la oportunidad de crear conciencia sobre los problemas de la audición y del habla. Durante este tiempo animamos a las personas a pensar sobre su audición y a hacerse examinar si creen que podrían tener un problema.

La detección e intervención temprana de la pérdida auditiva es importante. Muchas personas tienen pérdida auditiva no detectada, y a menudo no se dan cuenta de que no escuchan ciertos sonidos y palabras. Hacerse examinar la audición sería el primer paso para abordar este problema.

Un dolor o una molestia en los oídos puede ser un signo

 

Es momento de pedirle al médico que te examine la audición

 

¡Escucha con atención!

¿Sabía que…?

La exposición repetida a ruidos fuertes a lo largo de los años puede dañar su audición, mucho después de que haya terminado la exposición.

Este es solo uno de los muchos datos informativos disponibles en el nuevo sitio web sobre la pérdida auditiva* del Centro Nacional de Salud Ambiental, de los CDC.

¿Cree que sabe muy bien cómo protegerse? Cuando se trata de la pérdida auditiva, todos podemos pensar en los típicos riesgos: oír la explosión de fuegos artificiales y asistir a eventos deportivos, sitios de entretenimiento y conciertos con volumen alto.

Sin embargo, podría sorprenderse de los riesgos que no conoce. Por ejemplo, las actividades cotidianas, como usar herramientas eléctricas, cortar el césped o ir a una clase en el gimnasio con música fuerte, pueden dañar la audición.

El sitio web proporciona información detallada sobre los siguientes temas: “¿Qué ruidos causan pérdida auditiva?”, “¿De qué manera causan los ruidos fuertes pérdida auditiva?”, “¿Cómo puedo saber si tengo pérdida auditiva causada por ruidos fuertes?”, “¿Cómo puedo prevenir la pérdida auditiva causada por ruidos fuertes?” y “¿Qué pasa si ya tengo pérdida auditiva?”.

Navegue por las páginas del sitio web para descubrir información muy importante que probablemente no sepa.

Información útil

  • ¿Está muy fuerte el ruido? Si necesita gritar para que los demás lo puedan oír, sí.
  • Por lo general, después de un evento muy ruidoso (como un concierto o un partido de fútbol), se recupera la audición normal en unas pocas horas o días. Sin embargo, la exposición repetida a ruidos fuertes terminará dañando el oído interno permanentemente.
  • Algunas maneras de proteger la audición son, por supuesto, bajar el volumen, y también tomar descansos periódicos del ruido y usar protección auditiva, como tapones para los oídos y orejeras de protección auditiva.
  • Los signos de que tal vez tenga pérdida auditiva incluyen dificultad para oír sonidos de alta frecuencia (p. ej., el del timbre de la puerta, del teléfono o de la alarma del reloj despertador) y dificultad para entender conversaciones en un lugar ruidoso.

Según las cifras

El sonido se mide en decibeles (dB). Un susurro tiene aproximadamente 30 dB; una conversación normal, cerca de 60 dB; y el motor de una motocicleta, unos 95 dB. Los ruidos de más de 85 dB durante un periodo prolongado pueden comenzar a dañar su audición. Los ruidos fuertes de más de 120 dB pueden causar daño inmediato.

La pérdida auditiva es la tercera afección crónica más común en los Estados Unidos. Las personas que reportan tener pérdida auditiva son casi el doble de las que reportan diabetes o cáncer. En los Estados Unidos, aproximadamente 40 millones de adultos de 20 a 69 años tienen pérdida auditiva causada por el ruido, y cerca de 1 de cada 4 adultos que reportan tener una audición de “excelente a buena” ya tiene daño auditivo.

¿Cree que el daño auditivo se relaciona generalmente con el lugar de trabajo? En realidad, las actividades que se hacen fuera del trabajo pueden dañar la audición tanto como un trabajo con mucho ruido. Más de la mitad de todos los adultos con daño auditivo no tienen un trabajo con mucho ruido.

Las personas, por lo general, nacen con aproximadamente 16 000 células ciliadas en el oído interno. Estas células le permiten al cerebro detectar los sonidos. Las células del oído interno dañadas no se recuperan. Por eso, proteja su audición y, si ya tiene pérdida auditiva o siente dolor, molestia o zumbido en los oídos, tome medidas para evitar que la situación empeore. Recuerde: ¡No hay tratamiento para la pérdida auditiva!

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Esta página fue revisada el: 10 de octubre de 2019