Hospitalización de niños por parálisis sin causa aparente

Ni%26ntilde;o en una bata de hospital

Los CDC, junto con varios departamentos de salud locales y estatales, alertan a los padres sobre una enfermedad que afecta al cerebro y la médula espinal, que se ha identificado en 10 niños en Colorado. Los niños fueron hospitalizados con debilidad muscular o parálisis principalmente en los brazos o las piernas. Tanto padres como niños deben siempre tomar las medidas básicas para mantenerse sanos y evitar las infecciones, o sea, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, mantenerse alejados de las personas enfermas y desinfectar los objetos que haya tocado una persona enferma.

A muchos padres les preocupa la noticia de los niños enfermos en Colorado. Esta parece ser una enfermedad rara. Algunos de los niños también habían presentado síntomas similares a los de la influenza (gripe). Todavía no sabemos qué causó esta enfermedad ni si se transmite de persona a persona. Si los padres notan que su hijo no camina correctamente o que presenta debilidad repentina en los brazos o las piernas, deben comunicarse inmediatamente con un médico.

¿Quiénes han sido afectados por esta enfermedad?

Entre el 9 de agosto y el 29 de septiembre del 2014, 10 niños entre 1 y 18 años en Colorado fueron hospitalizados con esta enfermedad. Si bien todavía no sabemos qué causó la enfermedad, sí sabemos lo siguiente acerca de los 10 niños:

  • La mayoría tenía un problema en la médula espinal que se podía ver en una imagen de resonancia magnética (IMR), un tipo especial de imagen en la cual se pueden detectar problemas del sistema nervioso.
  • Todos tuvieron fiebre, la mayoría con síntomas de enfermedad respiratoria, aproximadamente una semana antes de sentir la debilidad muscular.
  • No se encontró ningún tipo de virus en el líquido cefalorraquídeo de ninguno de los niños. Es posible que no se haya hecho todavía la prueba adecuada, o que las muestras se hayan recogido demasiado tarde para encontrar un virus. Pero eso no significa que el daño a la médula espinal no haya sido por un virus u otro agente.
  • Cerca de la mitad de los niños tenían EV-D68 en las secreciones nasales; este virus típicamente afecta la respiración. Todavía no sabemos si esta infección respiratoria está vinculada con la debilidad muscular.

Los médicos y el personal de enfermería que atienden en consultorios, centros médicos u hospitales a pacientes con debilidad muscular o parálisis sin causa aparente en los brazos o las piernas les están haciendo pruebas para determinar si podrían tener esta enfermedad. También están reportando esta información a los departamentos de salud locales y estatales.

¿Qué puedo hacer para proteger a mi hijo?

Doctor que sostiene la mano de un paciente

Los médicos y el personal de enfermería que atienden en consultorios, centros médicos u hospitales a pacientes con debilidad muscular o parálisis sin causa aparente en los brazos o las piernas les están haciendo pruebas para determinar si podrían tener esta enfermedad. También están reportando esta información a los departamentos de salud locales y estatales.

Estar al día con las vacunas recomendadas es la mejor manera de protegerse y proteger a su familia contra enfermedades graves como la polio y enfermedades respiratorias agudas como la influenza (gripe), el sarampión y la tosferina (pertussis).

Aunque todavía no se sepa qué está causando esta enfermedad y si se puede propagar de persona a persona, lo mejor es que todas las personas de su casa tomen medidas básicas para mantenerse sanas y evitar las infecciones. Estas medidas son lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, mantenerse alejados de las personas enfermas y desinfectar los objetos que haya tocado una persona enferma.

Lavarse las manos correctamente es una de las mejores cosas que usted y sus hijos pueden hacer para protegerse contra las enfermedades. Lávese las manos:

  • antes de tocar alimentos;
  • después de ir al baño, sonarse la nariz, cambiar los pañales del bebé o de tocar un animal, o sus alimentos, su caca o su orina;
  • y antes y después de atender a una persona enferma o de curar un corte o una herida.

Si su hijo tiene dificultad para caminar o ponerse de pie o si presenta debilidad repentina en los brazos o las piernas, debe comunicarse inmediatamente con un médico.

¿Qué están haciendo los CDC, los departamentos de salud, los médicos y el personal de enfermería para averiguar por qué se están enfermando los niños?

Los CDC están trabajando estrechamente con socios en Colorado y otros lugares para descubrir por qué los niños hospitalizados están enfermos.

Los médicos y el personal de enfermería que atienden en consultorios, centros médicos u hospitales a pacientes con debilidad muscular o parálisis sin causa aparente en los brazos o las piernas les están haciendo pruebas para determinar si podrían tener esta enfermedad. También están reportando esta información a los departamentos de salud locales y estatales.

¿Desea obtener más información? Lea Directrices de los CDC para departamentos de salud, médicos y personal de enfermería.*

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.