Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Salud cardiaca y depresión: Lo que deben saber los hombres

La depresión y las enfermedades cardiacas afectan a millones de hombres en Estados Unidos, y muchos de ellos sufren de ambas al mismo tiempo. En el Mes de la Salud de los Hombres, aprenda qué relación hay entre la salud del corazón y la salud mental, cuáles son los síntomas de la depresión y qué medidas puede tomar para mantener la salud tanto de su corazón como de su mente.

Casi 1 de cada 10 hombres dice sentir algo de depresión o ansiedad cada día,1 y casi 1 de cada 3 ha pasado por un período de depresión grave en algún momento de su vida.2

Todos podemos sentirnos tristes o abatidos en algún momento. Pero nos encontramos frente a una depresión cuando los sentimientos de desesperanza, tristeza, pérdida o frustración interfieren con la vida cotidiana. Cuando se presenta, la depresión puede durar semanas, meses o incluso años.

Aproximadamente 1 de cada 13 hombres adultos vive con una enfermedad cardiaca, la cual también constituye la principal causa de muerte.3,4

Enfermedades cardiacas y depresión: ¿cuál es la conexión?

Es posible tener depresión y enfermedades cardiacas al mismo tiempo.

Algunas conexiones entre la depresión y las enfermedades cardiacas son:

  • Cuando la depresión dura más de un par de semanas, puede llevar a adoptar determinadas conductas, como abusar del alcohol o no dormir, que ponen en riesgo la salud del corazón. La depresión también aumenta los niveles de determinadas hormonas y proteínas en el cuerpo que pueden causar inflamación (hinchazón) y presión arterial alta, las principales causas de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular.5,6
  • Las personas con depresión son más propensas a tener otras enfermedades que contribuyen a las enfermedades cardiacas, como la obesidad y la diabetes.7
  • Las hombres con una enfermedad cardíaca corren más riesgo de tener depresión que los hombres sin problemas cardíacos. Los hombres podrían sentirse ansiosos o tristes al pensar en cómo la enfermedad cardíaca afectará sus vidas y sus finanzas. Podrían sentir dolor o no sentirse preparados para adoptar hábitos saludables que podrían mejorar la salud de su corazón y aliviar la depresión.8

La depresión ocurre cuando los sentimientos de desesperanza, tristeza, pérdida o frustración causan problemas en la vida cotidiana. Casi 1 de cada 10 hombres dicen sentir algo de depresión o ansiedad todos los días.

¿Cómo afectan a los hombres la depresión y las enfermedades cardiacas?

Si bien tanto los hombres como las mujeres pueden tener depresión, con frecuencia los hombres tienen síntomas diferentes, que incluyen:2

  • Sentirse enojado
  • Actuar con agresividad
  • Abusar del alcohol o las drogas
  • Tener dificultad para dormir9

Estos síntomas pueden hacer que los hombres corran riesgo de tener problemas cardiacos, ya que aumentan la presión arterial y el esfuerzo del corazón. Los hombres también podrían estar menos inclinados que las mujeres a buscar ayuda para enfrentar la depresión.9 Cuanto más tiempo los hombres están deprimidos, sin buscar tratamiento, peor es para su corazón.

Si tiene algún síntoma de depresión, hable con su médico o con un profesional de la salud mental, como un siquiatra o un consejero. Más información* sobre los síntomas de la depresión en los hombres.

Proteger su corazón y su mente: un espiral positivo

La buena noticia es que mantenerse mentalmente sano puede ayudar a su corazón. Y mantener un corazón sano, gracias a la alimentación, la actividad física y otras conductas, puede ayudar a prevenir o reducir la depresión.

Para tener una buena salud mental y cardiaca durante toda la vida, pruebe lo siguiente:

Consulte a un profesional. Si tiene depresión pero no tiene un problema cardiaco, hable con un profesional de la salud mental sobre maneras de tratar su depresión. Tratar la depresión puede ayudar a cuidar la salud de su corazón en el largo plazo y mejorar su calidad de vida.

Si le han diagnosticado un problema cardiaco, hable con su médico sobre cualquier sentimiento de depresión que tenga. El médico podrá hablarle sobre medicamentos y hábitos saludables que pueden ayudar a mejorar tanto la salud de su corazón como su salud mental.

Haga actividad física. La actividad física mejora el estado de ánimo y mantiene los vasos sanguíneos fuertes y saludables. Los estudios muestran que el ejercicio podría ser tan efectivo como los medicamentos para reducir los síntomas de depresión.7 Más información* sobre actividad física.

Cuide lo que come y bebe. Coma abundantes frutas y verduras frescas. Evite los alimentos que podrían hacer subir su presión arterial o impedirle dormir de noche, como la cafeína, los alimentos con alto contenido de sodio* (sal) y el alcohol. Más información* sobre cómo reducir la presión arterial con una dieta especial llamada DASH (Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión).

No fume. El hábito de fumar se relaciona tanto con la depresión como con las enfermedades cardiacas.10 Si fuma, aprenda cómo dejar de hacerlo.*

Reciba apoyo de sus seres queridos. Hable sobre sus sentimientos con familiares o amigos en los que confíe. Los seres queridos pueden ayudarlo a tener hábitos saludables, por ejemplo al acompañarlo a comprar comestibles, hacer ejercicio juntos o recordarle que tome los medicamentos.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información (en inglés)

Referencias (en inglés)

  1. Blumberg SJ, Clarke TC, Blackwell DL. (2015). Racial and ethnic disparities in men’s use of mental health treatments. NCHS data brief, no. 206. Hyattsville, MD: National Center for Health Statistics.
  2. Martin LA, Neighbors HW, Griffith DM. The experience of symptoms of depression in men vs women: analysis of the National Comorbidity Survey Replication. JAMA Psychiatry. 2013;70(10):1100–6. doi:10.1001/jamapsychiatry.2013.1985.
  3. National Center for Health Statistics. (2016). Health, United States, 2015: with special feature on racial and ethnic disparities.
  4. Benjamin EJ, Blaha MJ, Chiuve SE, Cushman M, Das SR, Deo R, et al. Heart disease and stroke statistics—2017 update: a report from the American Heart Association. Circulation. 2017;135:e1–458.
  5. Prossin AR, Koch AE, Campbell PL, Barichello T, Zalcman SS, Zubieta JK. Acute experimental changes in mood state regulate immune function in relation to central opioid neurotransmission: a model of human CNS-peripheral inflammatory interaction. Mol Psychiatry. 2016;21:243–51. doi:10.1038/mp.2015.110.
  6. American Heart Association (AHA). (2017). How does depression affect the heart?
  7. Knapen J, Vancampfort D, Moriën Y, Marchal Y. Exercise therapy improves both mental and physical health in patients with major depression. Disabil Rehabil. 2015. doi: 10.3109/09638288.2014.972579.
  8. Ziegelstein RC. (s/f). Depression and heart disease.
  9. National Institute of Mental Health (NIMH). (2013). Men and depression.
  10. Stafford L, Berk M, Jackson HJ. (2013). Tobacco smoking predicts depression and poorer quality of life in heart disease. BMC Cardiovascular Disorders. 2013;13:35.
TOP
window.pageOptions.navigation = window.pageOptions.navigation || { pathToSelect: "/Spanish/EspecialesCDC/enfermedades.html", showFourthLevel: false };