Prevenga la exposición de los niños al plomo

La intoxicación por plomo se puede prevenir. La clave es evitar que los niños entren en contacto con el plomo. Si los niños tienen intoxicación por plomo, deben recibir tratamiento. Sepa cómo prevenir la exposición de los niños al plomo.

Hay muchas maneras en que los padres pueden reducir la exposición de los niños al plomo antes de que sufran daños. Los peligros relacionados con el plomo en el ambiente de los niños deben ser identificados y controlados o eliminados de manera segura. El plomo es invisible a simple vista y no tiene olor.

Maneras comunes en que los niños pueden entrar en contacto con plomo

Los niños pequeños a menudo se llevan a la boca los juguetes, los dedos y otros objetos, como parte de su desarrollo normal. Pero esto los puede poner en contacto con pintura o polvo con plomo.

Una manera común en que los niños pueden exponerse al plomo es al entrar en contacto con partículas o pedacitos de pintura vieja descascarada que contiene plomo. También pueden exponerse directamente al plomo de la pintura si tragan esos pedacitos de pintura. Sin embargo, la exposición ocurre con más frecuencia al tragar polvo de la casa o tierra contaminados con pintura con plomo. Esto sucede cuando pedacitos de pintura con plomo se pulverizan y se convierten en diminutas partículas que se vuelven parte del polvo y la tierra que hay dentro y alrededor de las casas; por ejemplo, cuando la pintura con plomo es vieja o se ha desgastado, o es sometida al roce constante (como en las puertas, los alféizares [windowsills] y las paredes de las escaleras). Además, el plomo puede esparcirse cuando la pintura se altera durante labores de demolición y remodelación, así como al quitar la pintura de una superficie o al preparar una superficie para volver a pintarla.

La pintura o el polvo con plomo no son la única manera a través de la cual los niños pueden entrar en contacto con el plomo. El 30 % de los niños con intoxicación por plomo en ciertas áreas de los Estados Unidos puede haberse intoxicado por medio de otras fuentes. Estas fuentes incluyen:

  • remedios caseros tradicionales, como el azarcón y la greta, los cuales se usan para tratar el malestar estomacal o la indigestión en la comunidad hispana;
  • dulces importados;
  • juguetes y joyas de juguete importados;
  • cosméticos importados;
  • cerámicas;
  • agua potable contaminada con plomo que se filtra de tuberías de plomo, soldaduras, accesorios o válvulas de latón; y
  • productos para el consumidor, incluidas teteras y minipersianas de vinilo.

Los adultos están expuestos al plomo en una variedad de actividades laborales y de pasatiempos, como al usar un campo de tiro cubierto, al hacer reparaciones en la casa, al remodelar una casa y al hacer cerámicas. Cuando los adultos que están expuestos al plomo en su trabajo usan su ropa de trabajo en la casa o la lavan con la de la familia, su familia puede ser expuesta al plomo. Las familias también pueden ser expuestas cuando los adultos llevan sobras o material de desecho de su trabajo a la casa.

Busque tratamiento si cree que su hijo ha estado en contacto con plomo

Si cree que su hijo ha estado en contacto con plomo, comuníquese con el proveedor de atención médica del niño. Él o ella puede ayudarlo a decidir si hay que hacerle una prueba de sangre a su hijo para determinar si tiene altos niveles de plomo.

Las pruebas de plomo en sangre son la única manera de saber si su hijo tiene un alto nivel de plomo. La mayoría de los niños con altos niveles de plomo en la sangre no tienen síntomas.

El proveedor de atención médica de su hijo puede recomendar darle tratamiento si el niño ha estado expuesto al plomo.

Vea las preguntas más frecuentes* acerca del plomo y la posible exposición al plomo.

Para obtener más información sobre las fuentes de exposición al plomo y consejos para prevenir la exposición, visite nuestra página web* o llame a CDC-INFO al 1-800-CDC-INFO (232-4636).

Niños libres de plomo para un futuro saludable

Se considera que la intoxicación por plomo en la infancia es la enfermedad ambiental en niños pequeños que más se puede prevenir. Aproximadamente, medio millón de niños de 1 a 5 años en los EE. UU. tienen niveles de plomo en la sangre por encima del valor al que los CDC recomiendan iniciar medidas de salud pública.

La Semana Nacional de Prevención de la Intoxicación por Plomo se conmemora todos los años durante la última semana completa de octubre. Muchos estados y comunidades ofrecen pruebas de plomo en sangre gratuitas y realizan eventos educativos y de concientización. Para obtener más información sobre las actividades de la Semana Nacional de Prevención de la Intoxicación por Plomo en su área, comuníquese con su departamento de salud estatal o local.*

Vea el kit de la campaña de la Semana Nacional de Prevención de la Intoxicación por Plomo* que fue creado por los CDC y sus socios federales para fomentar la difusión de información, la colaboración y la promoción de actividades para prevenir la intoxicación por plomo.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.