Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Cómo proteger a los niños de las exposiciones ambientales

Una niña que está bebiendo agua

El rápido desarrollo de los niños durante la etapa de gestación y la primera infancia los hace más vulnerables a las exposiciones ambientales. Comuníquese con la Unidad Especial de Salud Medioambiental Pediátrica (PEHSU, por sus siglas en inglés)* más cercana para saber cómo proteger a su hijo de la exposición a los peligros para la salud en el ambiente.

¿Qué tienen en común estas situaciones?

  • Usted está renovando una casa vieja. Mientras lija los marcos de las ventanas, algunos pedacitos de pintura seca caen al suelo. Su hijo pequeño se los lleva a la boca.
  • Usted vive cerca de un antiguo sitio industrial. A su hija le encanta jugar en la tierra y usted la ha pillado comiendo pasteles de barro.
  • A usted le gusta trabajar en el jardín y usa pesticidas para protegerlo. Pero está embarazada y se pregunta si la exposición al pesticida podría causarle daño al bebé.

Si usted pensó que en cada una de las situaciones los niños estaban expuestos a sustancias nocivas en el ambiente, ¡está en lo cierto!

Padre e hijo

Desde antes de nacer hasta la pubertad, los niños son más vulnerables a las exposiciones ambientales.

Mayor riesgo de exposición

Los niños son particularmente vulnerables a los contaminantes del ambiente desde antes de que nacen hasta la primera infancia debido a su rápido desarrollo. Los comportamientos de los niños típicos de su edad también los exponen a peligros. Gatean y juegan en el piso o el jardín, donde pueden entrar en contacto con sustancias dañinas; y se llevan todo a la boca.

Tan solo su tamaño físico los pone en mayor riesgo de exposición. Desde que nacen, respiran más aire, beben más agua y comen más alimentos por libra de peso corporal que los adultos. La frecuencia respiratoria de los bebés es más de dos veces mayor que la de los adultos.

Los niños siguen siendo vulnerables al pasar por los cambios del desarrollo de la pubertad.

En el 2008, la exposición ambiental de niños en los Estados Unidos tuvo un costo económico estimado de 76 600 millones de dólares.1 Pero, ¿le ha hablado el pediatra de su hijo alguna vez acerca de exposiciones ambientales? ¿Le ha preguntado su obstetra alguna vez sobre sus antecedentes de exposición ambiental?

A los médicos les incomoda hablar de salud ambiental

Para que los proveedores de atención médica sepan los riesgos ambientales a los que están expuestos sus pacientes y los ayuden a reducirlos es esencial que recojan información acerca de sus antecedentes de exposición ambiental. Sin embargo, a la mayoría de los médicos y otros proveedores de atención médica no se les enseña durante su formación académica acerca de la importancia de recoger esta información. Por ejemplo, las respuestas de una encuesta realizada a miembros del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos en el 2014 indicaron lo siguiente:2

  • Solo 1 de cada 15 médicos había recibido capacitación en exposiciones ambientales.
  • La mitad de los encuestados raramente preguntaba sobre los antecedentes de exposición ambiental.
  • Menos del 20 % asesoraba a sus pacientes acerca de las exposiciones ambientales comunes en las mujeres embarazadas en los Estados Unidos.

Sin embargo, el 78 % de los encuestados estuvo de acuerdo en que asesorar a los pacientes acerca de los peligros ambientales para la salud podría prevenir exposiciones.

Mujer embarazada en una consulta médica

Proteger a las mujeres embarazadas de las exposiciones ambientales también protege los bebés por nacer.

Los médicos que no asesoraban a sus pacientes sobre este tema indicaron que no sabían lo suficiente y que no tenían certeza sobre la evidencia. También indicaron que les preocupaba que los pacientes no pudieran reducir sus exposiciones o que se alarmaran.

En el 2015 se envió otra encuesta a pediatras especializados en hematología y cáncer. La mayoría señaló que las familias de sus pacientes con cáncer preguntaban acerca de la relación entre el ambiente y la enfermedad de sus hijos; pero los médicos no se sentían cómodos tratando el tema. Más del 77 % sospechaba que sus casos tenían un origen ambiental, pero los métodos que usaban para recoger información sobre los antecedentes ambientales variaban ampliamente.3

Los resultados de estas dos encuestas indicaron que existe la necesidad de que se enseñe más a los médicos sobre la relación entre las exposiciones ambientales y los efectos en la salud, cuando están en la facultad de medicina, cuando están haciendo sus residencias y después de que comienzan el ejercicio de la profesión.

El trabajo de las PEHSU

Ubicaciones de las PEHSU

La buena noticia es que los expertos en salud ambiental de las Unidades Especiales de Salud Pediátrica Ambiental (PEHSU) de toda Norteamérica pueden satisfacer esa necesidad. Las PEHSU tienen el compromiso de proteger a los niños contra la exposición a sustancias dañinas, desde que están en las primeras etapas del desarrollo (antes de nacer) y a lo largo de la infancia.

Las PEHSU han abordado la salud ambiental de los niños por más de 15 años. Los hallazgos en investigaciones emergentes indican que las exposiciones ambientales en la niñez (que comienzan antes de la concepción con las exposiciones de los padres y durante el embarazo con las exposiciones de la madre) pueden afectar la salud a lo largo de la vida. Por lo tanto, en los últimos años las PEHSU han ampliado su alcance a fin de llegar tanto a los médicos de salud reproductiva como a los pediatras.

Los profesionales de las PEHSU proporcionan asesoría a médicos, enfermeros, padres y a proveedores de cuidado de niños que prestan servicios en escuelas y guarderías. También ofrecen educación profesional a médicos, enfermeros, enfermeros especializados, auxiliares médicos y a otros en el campo de la medicina ambiental pediátrica y reproductiva, y también dentro de las facultades de medicina y enfermería.

Las PEHSU luchan contra la exposición al mercurio y a pesticidas

  • La PEHSU de Nueva Inglaterra recibió una llamada de un proveedor de atención médica primaria acerca de una mujer embarazada y su hijo de 15 meses, quienes habían estado expuestos al mercurio de un calefactor de mercurio. El personal investigó los niveles de exposición y proporcionó recomendaciones de seguimiento y monitoreo médico a los pacientes y sus médicos.
  • Luego de dormir en un condominio vacacional en donde se habían usado pesticidas de manera incorrecta, una familia sufrió intoxicación por bromuro de metilo. La PEHSU de la Región 2 ayudó a la familia, y para prevenir intoxicaciones futuras, su personal creó hojas informativas para el sector de la industria hotelera acerca de cómo usar pesticidas de manera segura. También redactaron una propuesta de control de plagas integrado y capacitación en pesticidas para la industria hotelera, los proveedores de atención médica y los dueños de condominios.
  • Centrada en proporcionar atención médica a los pacientes subatendidos con probabilidades de exposición a sustancias peligrosas, la PEHSU del sudeste llevó a un grupo de enfermeros especializados y de estudiantes de enfermería al condado de Colquitt en Georgia, para atender a trabajadores migrantes y sus hijos. Debido a que el año anterior habían detectado quemaduras por pesticidas, el personal distribuyó botas entre los trabajadores para que se protegieran contra las exposiciones en el campo. También educaron a los trabajadores acerca de la exposición a pesticidas y sobre las medidas de seguridad que debían seguir cuando regresaran a sus casas después del trabajo, y atendieron a 628 hijos de trabajadores migrantes.

Infórmese más

Muchas de las exposiciones ambientales en los niños y las mujeres embarazadas se pueden prevenir, —y usted puede aprender cómo prevenirlas. Comuníquese con la PEHSU más cercana o visite el sitio web de las unidades regionales o nacionales.

Los CDC y la ATSDR también proporcionan información sobre la prevención de exposiciones ambientales. En los sitios web de los CDC y de la ATSDR puede buscar información sobre temas específicos, como la exposición al plomo en la niñez. Otro recurso es la página del NCEH para niños*.

Afiliaciones académicas de las PEHSU

  • Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington
  • Universidad de California en San Francisco
  • Universidad de California en Irvine
  • Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado
  • Facultad de Medicina de la Universidad de Misuri
  • Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica de Texas, El Paso
  • Facultad de Salud Pública de la Universidad de Illinois
  • Universidad de Cincinnati
  • Facultad de Medicina y Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard
  • Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de Mount Sinai
  • Universidad de Georgetown
  • Departamento de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory

Referencias

  1. Trasande L, Liu Y. Reducing The Staggering Costs Of Environmental Disease In Children, Estimated At $76.6 Billion In 2008. Health Affairs, 30, no.5 (2011):863-870
  2. Stotland NE, Sutton P, Trowbridge J, Atchley DS, Conry J, et al. (2014) Counseling Patients on Preventing Prenatal Environmental Exposures – A Mixed Methods Study of Obstetricians. PLoS ONE 9(6): e98771. doi:10.1371/journal.pone.0098771
  3. Zachek CM, Miller MD, Hsu C, Schiffman JD, Sallan S, et. al. Children’s Cancer and Environmental Exposures: Professional Attitudes and Practices. J Pediatr Hematol Oncol 2015;37:491–497.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 13 de noviembre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 13 de noviembre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP