Prevención de la intoxicación por monóxido de carbono (CO)

manos reemplazando batería en detector de humo

La intoxicación por monóxido de carbono es totalmente prevenible. Protéjase y proteja a su familia al informarse sobre los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono y cómo prevenirla.

Cuando las temperaturas invernales se desploman y los sistemas de calefacción de las casas funcionan durante horas, el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono (CO) aumenta.

Cada año, al menos 430 personas mueren en los Estados Unidos por intoxicación accidental por monóxido de carbono. Alrededor de 50 000 personas van a la sala de emergencias cada año en los EE. UU. debido a intoxicaciones accidentales por CO. Hay medidas que puede tomar para protegerse y proteger a todos en su hogar de las intoxicaciones por CO.

El CO se encuentra en los gases que producen las calderas, los calentadores de kerosén, los vehículos cuyo motor “se calienta” en el garaje, las estufas, las linternas, las estufas de gas, los generadores portátiles, o la quema de carbón o madera. El monóxido de carbono de esas fuentes puede acumularse en espacios cerrados o semicerrados. Las personas y los animales que estén en estos espacios pueden intoxicarse y morir al inhalar el CO.

Cómo reconocer la intoxicación por CO

Los síntomas más comunes de la intoxicación por monóxido de carbono son dolor de cabeza, mareo, debilidad, náuseas, vómitos, dolor en el pecho y confusión. Las personas que están durmiendo o que han estado tomando bebidas alcohólicas pueden morir de la intoxicación por monóxido de carbono antes de presentar algún síntoma.

hombre con linterna mientras inspecciona el interior del horno

La intoxicación por CO es totalmente prevenible. Protéjase y proteja a su familia al informarse sobre los síntomas de intoxicación por CO y cómo prevenirla.

Consejos para prevenir la intoxicación por CO

  • Cambie las pilas en su detector de CO cada seis meses. Si no tiene un detector de CO que funcione con pilas o que tenga pilas de reserva, compre uno pronto.
  • Haga que todos los años un técnico calificado le dé mantenimiento a su sistema de calefacción, calentador de agua y a cualquier otro aparato que funcione con gas, petróleo o carbón.
  • Mantenga las salidas de aire y chimeneas libres de desechos. Los desechos pueden obstruir las líneas de ventilación.
  • Nunca deje en marcha el motor de un vehículo estacionado en un lugar cerrado o parcialmente cerrado como, por ejemplo, un garaje.
  • Nunca haga funcionar un vehículo a motor, un generador, una máquina de lavado a presión ni ningún motor de gasolina a menos de 20 pies de una ventana o puerta abierta o salida de aire por donde los gases del escape puedan penetrar en un área cerrada.
  • Nunca use una parrilla a carbón o de tipo hibachi, un farol o una estufa portátil (de las que se usan para acampar) dentro de la casa, tienda de campaña (carpa) o casa rodante.
  • Nunca haga funcionar un generador, una máquina de lavar a presión ni cualquier motor que funcione con gasolina dentro de un sótano, garaje u otra estructura cerrada, incluso si las puertas o ventanas están abiertas.
  • Si sospecha que ha ocurrido una intoxicación por monóxido de carbono llame al 911 o a un profesional de atención médica inmediatamente.

Las intoxicaciones por CO son totalmente prevenibles. Usted puede protegerse y proteger a su familia al informarse sobre los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono y cómo prevenirla.

Para obtener más información, visite el sitio web Intoxicación por monóxido de carbono

Esta página fue revisada el: 22 de febrero de 2019