Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Elija un estilo de vida saludable

Mujer comiendo una ensaladaEn honor al Mes Nacional de Prevención de los Defectos de Nacimiento, haga un PACTO para estar sana —física y mentalmente— antes de quedar embarazada y durante el embarazo para aumentar sus probabilidades de tener un bebé sano.

Una de las mejores maneras en que las mujeres se pueden preparar para tener un embarazo normal y un bebé sano es adoptar hábitos saludables mucho antes de quedar embarazadas. Aunque no todos los defectos de nacimiento (congénitos) se pueden prevenir, las mujeres pueden disminuir el riesgo de que su bebé nazca con un defecto de nacimiento al seguir algunas recomendaciones de salud básicas durante su edad fértil. Esto es importante porque muchos defectos de nacimiento se producen en las primeras etapas del embarazo, a veces incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada. Este año, en el Mes Nacional de Prevención de los Defectos de Nacimiento, alentamos a todas las mujeres y a sus seres queridos a que hagan un PACTO para la prevención que implica lo siguiente:

Planear con anticipación.
Evitar las sustancias nocivas.
Elegir un estilo de vida saludable.
Hablar con su proveedor de atención médica

Esta semana nos concentramos en elegir un estilo de vida saludable.

Tres mujeres haciendo ejercicioCómo prepararse para tener una vida y un embarazo saludables

Tener un estilo de vida saludable antes de quedar embarazada es solo una de las medidas que puede tomar para estar sana antes de concebir. La salud antes de la concepción se refiere a la salud de las mujeres y los hombres durante sus años fértiles, aquellos en que pueden tener hijos. Al adoptar hábitos saludables antes de quedar embarazadas, las mujeres pueden disminuir las probabilidades de tener problemas durante el embarazo, como diabetes gestacional, o de tener un aborto espontáneo o un parto prematuro. También pueden ayudar a prevenir problemas para el bebé, tales como nacimiento prematuro, bajo o excesivo peso al nacer, defectos de nacimiento o muerte fetal. Mejorar la salud implica tomar las siguientes medidas:

  • Alcanzar y mantener un peso saludable: La clave para lograr y mantener un peso saludable no está relacionada con hacer cambios en la alimentación a corto plazo. Se trata de tener un estilo de vida que incluya una alimentación saludable y actividad física regular.
    • Alimentación saludable*: Aliméntese de manera saludable con abundantes frutas, verduras, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasas y proteínas magras. Tener una alimentación saludable antes de quedar embarazada y durante el embarazo es importante para que su bebé reciba la nutrición que necesita para crecer y desarrollarse.
    • Actividad física*: Intente hacer al menos 150 minutos (es decir, 2 horas y 30 minutos) de actividad aeróbica moderada a la semana, como una caminata rápida. La actividad física puede continuar durante el embarazo para ayudarla a mantener el corazón y los pulmones sanos.
  • Controlar la diabetes: Si usted tiene diabetes y quiere quedar embarazada, es importante que logre y mantenga el nivel de azúcar en la sangre bajo control (esto significa que el nivel de hemoglobina A1c esté dentro de los límites fijados por su proveedor de atención médica). Si nunca le han hecho las pruebas de detección de diabetes, hable con su médico. Para obtener más información, visite http://www.cdc.gov/pregnancy/Spanish/diabetes-types.html.
  • Estar mentalmente sana: La salud mental tiene que ver con la manera en que pensamos, sentimos y actuamos al enfrentar la vida. Todas las personas se sienten preocupadas, ansiosas, tristes o estresadas en algunas ocasiones. Sin embargo, si estos sentimientos no se van e interfieren con su vida cotidiana, busque ayuda. Si le preocupa la manera en que se ha estado sintiendo, es importante que se lo diga a un médico o enfermero. Su médico puede ayudar a determinar si usted tiene depresión o no y a encontrar el mejor tratamiento para usted. Para obtener más información, visite http://www.cdc.gov/reproductivehealth/Depression/Treatments.htm*.

Si está embarazada o está pensando en quedar embarazada, ahora es un buen momento para fijarse metas y elegir un estilo de vida saludable. Para ayudarla a planificar y tomar medidas, use esta lista de verificación* a fin de mejorar la salud antes del embarazo.

Actividades de los CDC: Defectos de nacimiento

Los CDC trabajan para identificar las causas de los defectos de nacimiento, encontrar oportunidades para prevenirlos y mejorar la salud de aquellos que viven con estas afecciones.

  • Seguimiento: Es importante hacer un seguimiento preciso de los defectos de nacimiento para prevenirlos. Los CDC proveen fondos a 14 estados para que les hagan seguimiento a los principales defectos de nacimiento por medio de métodos basados en la población*. Los sistemas estatales utilizan los datos del seguimiento basado en la población para ayudar a orientar las actividades de prevención de defectos de nacimiento y remitir a los niños afectados a los servicios necesarios.
  • Investigaciones: Los CDC proveen fondos a los Centros de Investigación y Prevención de Defectos Congénitos* que colaboran con estudios a gran escala como el Estudio Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento (nacimientos de 1997 a 2011) y el Estudio sobre Defectos de Nacimiento para Evaluar las Exposiciones durante el Embarazo*, también llamado BD-STEPS, por sus siglas en inglés (comenzó en el 2014). Estos estudios intentan identificar lo que podría aumentar o reducir el riesgo de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Otras investigaciones de los CDC se centran en el uso de los servicios de salud y los costos asociados a los defectos de nacimiento, que son consideraciones importantes para ayudar a los niños con defectos de nacimiento a alcanzar su máximo potencial.
  • Prevención: Los CDC y sus socios pueden usar lo que aprenden a través de la investigación para prevenir defectos de nacimiento.
    • Ácido fólico: Aprendimos hace tiempo que consumir ácido fólico antes del embarazo y durante las primeras semanas de este reduce en gran medida el riesgo de presentar defectos de nacimiento graves en el cerebro y la columna vertebral (p. ej., espina bífida y anencefalia). Una norma de 1996 para agregar ácido fólico a muchos alimentos ayuda a prevenir muchos de estos defectos de nacimiento.
    • Cuidados antes de la concepción: Los CDC y sus socios también trabajan para educar a las mujeres sobre la importancia que tiene su salud antes de la concepción, mediante una campaña llamada Quiérete (Show Your Love*).
  • Mejorar la vida de las personas con defectos de nacimiento: Los bebés que tienen defectos de nacimiento a menudo necesitan cuidados y tratamientos especiales para sobrevivir y desarrollarse bien. Los sistemas de seguimiento de defectos de nacimiento proporcionan una manera de identificar a los niños afectados y remitirlos a los servicios que necesitan lo antes posible. La intervención temprana (el tratamiento de los retrasos en el desarrollo físico, mental, de la comunicación, socioemocional y de la adaptación) es vital para mejorar los resultados de los bebés nacidos con un defecto de nacimiento.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Más información

Más información

Podcasts

Arriba