Día Mundial de la Tuberculosis

Día Mundial de la Tuberculosis

El Día Mundial de la Tuberculosis se conmemora el 24 de marzo de cada año. Sepa cómo los CDC están trabajando para liberar al mundo de la tuberculosis.

El Día Mundial de la Tuberculosis conmemora la fecha en que el Dr. Robert Koch anunció, en 1882, su descubrimiento de la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que es la causante de la tuberculosis (o TB, según su abreviatura). El lema del Día Mundial de la Tuberculosis de este año, “Es hora de actuar. Pon fin a la tuberculosis”, resalta la importancia de renovar el compromiso para abordar la tuberculosis y la necesidad de realizar pruebas de detección y darle tratamiento a la infección de TB latente de manera más amplia.

Pese a que es prevenible y curable, la tuberculosis es la principal enfermedad infecciosa mortal en el mundo. Dos mil millones de personas —una cuarta parte de la población mundial— tienen la infección de tuberculosis latente, y más de 10 millones se enferman con la enfermedad de tuberculosis activa cada año, incluidos 1 100 000 niños y más de 500 000 personas con TB resistente a los medicamentos.

La tuberculosis afecta a millones de personas en todo el mundo y acá en los Estados Unidos: en cada estado; en áreas rurales y ciudades; en escuelas, lugares de trabajo, casas y muchos otros lugares donde las personas tienen contacto cercano. La resistencia a los medicamentos continúa amenazando nuestra capacidad para tratar y manejar la enfermedad de tuberculosis. Para acelerar el progreso hacia su eliminación, se necesitan diagnósticos mejores, regímenes de tratamiento más breves y alianzas nacionales y mundiales fuertes. Sepa qué están haciendo los CDC en los Estados Unidos y en todo el mundo para eliminar esta enfermedad devastadora.

detección de la infección de tuberculosis latente

Los CDC están trabajando para que se realicen pruebas de detección de la infección de tuberculosis latente y se le dé tratamiento más ampliamente en los Estados Unidos

Los Estados Unidos han logrado un gran progreso hacia la meta de eliminar la tuberculosis. En el 2019, se reportó una cifra total provisional de 8920 casos de enfermedad de tuberculosis en el país, la menor cantidad que se haya registrado. La cantidad de casos ha disminuido en los Estados Unidos gracias al trabajo que los programas estatales y locales de control de la TB* han hecho para encontrar y tratar a las personas con la enfermedad de TB a fin de detener el ciclo de transmisión. Sin embargo, todavía sufren demasiadas personas en los Estados Unidos a causa de esta enfermedad. Para llegar a nuestra meta nacional para la eliminación de la tuberculosis, debemos prevenir la enfermedad realizando pruebas de detección de la infección de TB latente y dándole tratamiento más ampliamente.

Hasta 13 millones de personas en este país tienen la infección de tuberculosis latente. Las personas con esta infección no se sienten enfermas, no presentan síntomas y no pueden transmitir las bacterias de tuberculosis a otras personas. Sin tratamiento, corren el riesgo de que esa infección se convierta en la enfermedad de TB en algún momento de su vida. Los CDC recomiendan que las personas que están en riesgo de contraer la infección se hagan la prueba y, en caso de que dé positivo, reciban tratamiento a fin de prevenir que la infección progrese a enfermedad. Los CDC y la Asociación Nacional de Controladores de Tuberculosis publicaron nuevas directrices en las que se recomiendan tratamientos más cortos, de 3 o 4 meses, para el tratamiento de la infección de TB. Los tratamientos cortos son eficaces, seguros, y tienen tasas más altas de compleción que los más largos. Los CDC están trabajando con organizaciones socias para ayudar a hacer que la realización de pruebas de la infección de TB latente y su tratamiento sean una parte rutinaria e integral de la atención médica primaria de los pacientes que están en riesgo.

Los CDC, en asociación con programas estatales y locales para el control de la tuberculosis y con médicos e investigadores de todos los Estados Unidos, están trabajando para que la eliminación de la tuberculosis sea una realidad. Los sistemas de atención médica tanto públicos como privados tendrán un papel crucial en ponerle fin a la tuberculosis en los Estados Unidos. Los CDC apoyan estos esfuerzos al hacer vigilancia de la tuberculosis, proveer fondos y asistencia técnica a los programas de control de la tuberculosis estatales y locales* y al apoyar el desarrollo profesional mediante los Centros de Excelencia para la Capacitación, Educación e Interconsultas Relacionadas con la Tuberculosis.*

tuberculosis en el mundo

Los CDC están trabajando para transformar la lucha para ponerle fin a la tuberculosis en el mundo

La comunidad global ha logrado avances e inversiones sustanciales para apoyar a las iniciativas globales para ponerle fin a la tuberculosis. Entre el 2000 y el 2018, se salvaron más de 58 millones de vidas mediante los esfuerzos globales contra esta enfermedad.

Hoy, nos encontramos en un punto crucial de la lucha para ponerle fin a la tuberculosis en todo el mundo. Han pasado casi dos años desde que tuvo lugar la histórica Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Fin de la Tuberculosisexternal icon, en la que los Estados Miembros se comprometieron a cumplir los siguientes objetivos para el 2022: tratar a 40 millones de personas, incluidos 3.5 millones de niños con tuberculosis y 1.5 millones de personas con TB resistente a los medicamentos; y proveer tratamiento preventivo contra la tuberculosis (TPT, por sus siglas en inglés) a 30 millones de personasexternal icon.

En los CDC estamos ayudando a cumplir estos objetivos y ponerle fin a la epidemia global de tuberculosis pdf iconpdf icon[1.08 MB]* para el 2030 al aplicar una singular combinación de liderazgo científico; relaciones de pares con los ministerios de salud; conocimientos técnicos y una trayectoria sólida en la creación de programas sostenibles contra la tuberculosis y el VIHpdf iconpdf icon[437 KB];* y conocimientos y experiencia en el uso estratégico de datos para incrementar el impacto pdf iconpdf icon[437 KB].* Estamos en la vanguardia, ayudando a países a encontrar, curar y prevenir la tuberculosis y la TB multirresistente (MDR-TB, por sus siglas en inglés)pdf iconpdf icon[618 KB],* incluido entre personas que tienen el VIH (PLHIV), niños y otras personas vulnerables a esta enfermedad. Los CDC están en el campo, ayudando a países a implementar y ampliar a escala el tratamiento preventivo contra la tuberculosis en las personas con mayor riesgo de presentar la enfermedad. En el 2017, menos de un millón de personas con el VIH recibían el tratamiento preventivo contra la tuberculosis en todo el mundo. Como parte del Plan Presidencial de Emergencia para el Alivio del Sida (PEPFAR), los CDC han sido instrumentales en el inicio del tratamiento preventivo contra la tuberculosis de 1 135 330 personas, solo en el 2019.

Los CDC están colaborando con Gobiernos y otras partes interesadas en todo el mundo para fortalecer la atención médica y los sistemas de vigilancia de la enfermedad y laboratorio pdf iconpdf icon[130 KB]* a fin de acelerar y sustentar estos esfuerzos globales contra la tuberculosis. A través de acuerdos de cooperación y alianzas con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con las organizaciones STOP TB Partnership, International Union Against TB and Lung Disease (The Union) y Civilian Research and Development Foundation (CRDF), EE. UU., los CDC están brindando su experiencia técnica para el desarrollo de directrices normativas orientadas a la mejora de la prevención, la detección y el tratamiento de la tuberculosis; fomentando el desarrollo de un Centro de Excelencia (COE) contra la Tuberculosis para Niños y Adolescentes para los niños y adolescentes en África subsahariana; y catalizando el lanzamiento rápido de tecnologías emergentes en las áreas con alta carga de tuberculosis. Quedan solo dos años para cumplir con los objetivos de la ONU y 10 para cumplir con los objetivos globales para ponerle fin a la TB para el 2030: el momento para la acción es ahora.

Dada la urgencia de ponerle fin a la tuberculosis durante nuestra vida, es apropiado que el lema del Día Mundial de la Tuberculosis de este año sea “Es hora de actuar. Pon fin a la tuberculosis”. Hasta que esta enfermedad no sea eliminada, el Día Mundial de la Tuberculosis no será motivo de celebración. Sin embargo, es una oportunidad valiosa para educar al público sobre los devastadores efectos de la enfermedad de tuberculosis y la forma en que podemos trabajar juntos para prevenirla.

Es hora de ponerle fin a la tuberculosis en los Estados Unidos y en todo el mundo.*

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.