Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Mes Nacional de la Diabetes

Hombre montando bicicleta

Noviembre es el Mes Nacional de la Diabetes. Nuestro deseo es que maneje bien su diabetes para que tenga una vida más larga y saludable.

Todavía no existe una cura para la diabetes, pero un estilo de vida saludable puede realmente reducir el impacto de esta enfermedad en su vida. Las cosas que hace diariamente marcan la diferencia: comer alimentos saludables, hacer actividad física, tomarse los medicamentos que le receten y cumplir con las citas médicas para mantenerse en curso.

Información básica

Más de 30 millones de personas en los Estados Unidos tienen diabetes, pero 1 de cada 4 de ellas no sabe que tiene la enfermedad.
Hay tres tipos principales de diabetes: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (la diabetes durante el embarazo, que puede poner en riesgo el embarazo y al bebé, y causar diabetes tipo 2 más adelante).

Con la diabetes tipo 1, su cuerpo no puede producir insulina (una hormona que actúa como una llave que abre la puerta para que el azúcar en la sangre entre a las células para que estas la usen como energía). Por esta razón, necesita recibirla todos los días. La diabetes tipo 1 es menos común que la diabetes tipo 2; cerca del 5 % de las personas que tienen diabetes tienen tipo 1. En la actualidad, nadie sabe cómo prevenir la diabetes tipo 1.

La mayoría de las personas con diabetes (9 de cada 10) tienen tipo 2. Con la diabetes tipo 2, su cuerpo no usa la insulina bien y no puede mantener el azúcar en la sangre a los niveles normales. Si usted tiene alguno de los factores de riesgo que se indican a continuación, pregúntele a su médico si debe hacerse una prueba de diabetes. Mientras más pronto sepa si tiene diabetes, más pronto podrá empezar a hacer cambios saludables que lo beneficiarán ahora y en el futuro.

Cifras sobre la diabetes

  • Más de 30 millones de adultos en los Estados Unidos tienen diabetes y 1 de cada 4 de ellos no sabe que tiene la enfermedad.
  • Al menos 1 de cada 3 personas tendrá diabetes en algún momento de su vida.
  • Los costos médicos de las personas con diabetes son el doble de los de las personas sin diabetes.
  • El riesgo de muerte de los adultos con diabetes es 50 % más alto que el de los adultos sin diabetes.

Obtenga más información sobre la diabetes.*

Los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 incluyen los siguientes:

  • Tener prediabetes (niveles de azúcar en la sangre más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para que se puedan diagnosticar como diabetes).
  • Tener sobrepeso.
  • Tener 45 años de edad o más.
  • Tener uno de los padres, un hermano o una hermana con diabetes tipo 2.
  • Realizar actividad física menos de tres veces a la semana.
  • Haber tenido alguna vez diabetes gestacional o haber dado a luz a un bebé que pesó más de 9 libras.

La raza y el grupo étnico también influyen: los afroamericanos, los hispanos o latinoamericanos, los indoamericanos o nativos de Alaska, los nativos de las islas del Pacífico y algunos asiaticoamericanos tienen un mayor riesgo de presentar diabetes tipo 2.

Usted puede disminuir su riesgo de tener diabetes tipo 2 si pierde una pequeña cantidad de peso (en caso de tener sobrepeso) y si hace actividad física con regularidad. Una pequeña pérdida de peso significa perder entre el 5 y el 7 % del peso corporal, lo que equivale a unas 10 a 14 libras en una persona que pese 200 libras. Hacer actividad física regular significa caminar rápidamente o realizar una actividad similar durante por lo menos 150 minutos a la semana. Eso equivale solamente a 30 minutos al día, cinco días a la semana.

Mujer comiendo frutas

Coma saludable al escoger productos frescos como frutas, verduras, carnes magras y productos lácteos.

Le diagnosticaron diabetes… ¿Y ahora qué?

Es cuestión de equilibrio —alimentos, actividad física, medicamentos y niveles de azúcar en la sangre—, pero usted puede lograrlo. Hablar con un educador sobre la diabetes es una muy buena manera de obtener apoyo y orientación, por ejemplo, acerca de cómo hacer lo siguiente:

  • Seguir un plan de alimentación saludable.
  • Hacer actividad física.
  • Medirse el nivel de azúcar en la sangre.
  • Administrarse insulina con una jeringa, una pluma o una bomba si fuera necesario.
  • Revisarse los pies,* la piel [134 KB]* y los ojos* para detectar temprano los problemas.
  • Conseguir suministros para el cuidado de la diabetes y guardarlos según las instrucciones que contenga el paquete.
  • Manejar el estrés y ocuparse de los cuidados diarios que requiere la diabetes.

Pregúntele a su médico acerca de educación y apoyo para el automanejo de la diabetes,* y pídale que le recomiende a un educador sobre la diabetes. Usted también puede consultar el directorio nacional* de la Asociación Estadounidense de Educadores sobre la Diabetes para ver una lista de educadores en su comunidad.

Conozca los factores clave de la diabetes (el ABC de la diabetes)

Trabaje con su médico para manejar los niveles de la presión arterial, el colesterol y la prueba de A1C, y mantenga un registro de los números. Los resultados ayudarán a determinar si su plan de tratamiento está funcionando y si puede mantenerse en su nivel meta (por ejemplo, un nivel de A1C de 7 % o menos) o si es necesario hacer ajustes. Mantenerse en los niveles adecuados lo ayudará a disminuir su riesgo de tener otros problemas de salud.

  • La prueba A1C mide el promedio de azúcar en la sangre durante 2 a 3 meses.
  • La presión arterial es la fuerza que ejerce el torrente sanguíneo dentro de los vasos sanguíneos.
  • El colesterol es un grupo de grasas en la sangre que afectan el riesgo de tener un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular.
  • Deje de fumar o no comience.

Prevenga las complicaciones

Las personas con diabetes tipo 1 o 2 tienen un riesgo más alto de sufrir complicaciones graves como las siguientes:

  • Enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares: Las personas con diabetes tienen el doble de probabilidad de tener enfermedades del corazón o accidentes cerebrovasculares que las personas que no tienen diabetes, y de tenerlos a una edad más temprana.
  • Ceguera y problemas de los ojos: La retinopatía diabética (daño a los vasos sanguíneos de la retina), las cataratas (opacidad del cristalino o lente del ojo) y el glaucoma (aumento de la presión del líquido en el ojo) pueden causar pérdida de la visión.
  • Enfermedades del riñón: Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar los riñones con el transcurso del tiempo, mucho antes de que se empiece a sentir mal.
  • Amputaciones: Esto quiere decir que pueden quitarle un pie o una pierna. La diabetes causa daños a los vasos sanguíneos y nervios, especialmente en los pies, y puede causar infecciones graves difíciles de tratar. Puede que sea necesario hacer una amputación para evitar que la infección se propague.

Pero controlar sus niveles de azúcar en la sangre puede ayudar a evitar o retrasar estas complicaciones graves para la salud, y tratar las complicaciones tan pronto sea posible puede ayudar a prevenir que empeoren.

Anote los cuidados en su calendario

Todos los días: Manténgase activo, coma alimentos saludables y tómese los medicamentos que le receten; revísese los pies para ver si tiene partes enrojecidas, inflamadas, con dolor o llagas.
En cada visita médica (varias veces al año): Haga que le chequeen la presión y los pies.
Dos veces al año: Hágase una prueba de A1C y un chequeo dental.
Una vez al año: Hágase una prueba del colesterol y del funcionamiento de los riñones; visite al podólogo (médico de los pies) y al médico de los ojos; póngase la vacuna contra la influenza o gripe (y otras vacunas recomendadas por su médico).

La vida con diabetes tiene altibajos, pero tomar decisiones de estilo de vida saludables le puede dar más control sobre ellos. Y más control significa menos problemas de salud más adelante y una mejor calidad de vida ahora.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

TOP