Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Cómo manejar la diabetes cuando hace calor

Una mujer sosteniendo un molinillo fuera de la ventana de van en la playa

Cómo mantenerse fresco durante la temporada más cálida del año.

¿Sabía que las personas con diabetes, tanto de tipo 1 como de tipo 2, sienten el calor más que las personas que no la tienen? Estas son algunas de las razones:

  • Ciertas complicaciones de la diabetes, como el daño a los vasos sanguíneos y a los nervios, pueden afectar las glándulas del sudor  de modo que el cuerpo no se puede enfriar con la misma eficacia. Eso puede causar agotamiento por calor y golpe de calor, lo cual es una emergencia médica.
  • Las personas con diabetes se deshidratan (pierden demasiada agua de sus cuerpos) más rápidamente. No tomar suficientes líquidos puede elevar el azúcar en la sangre y el nivel alto de azúcar en la sangre puede hacer que una persona orine más, lo cual causa deshidratación. Algunos medicamentos de uso común como los diuréticos (“píldoras para orinar” para tratar la presión arterial alta) también pueden deshidratarlo.
  • Las temperaturas altas pueden cambiar la forma en que su cuerpo usa la insulina. Quizás necesite medirse los niveles de azúcar en la sangre con más frecuencia y ajustar su dosis de insulina y lo que come y bebe.

Lista de verificación para el verano

  • Tome mucha agua.
  • Mídase el nivel de azúcar en la sangre con frecuencia.
  • Mantenga los medicamentos, suministros y equipos lejos del calor.
  • Quédese adentro con aire acondicionado cuando haga más calor.
  • Use ropa suelta y de color claro.
  • Busque atención médica para enfermedades relacionadas con el calor.
  • Haga un plan en caso de que se corte la electricidad.
  • Tenga una bolsa lista para emergencias.

Es el calor y la humedad

Aun cuando no parezca que afuera hace mucho calor, la combinación de calor y humedad (humedad en el aire) puede ser peligrosa. Cuando el sudor se evapora (se seca) sobre su piel, elimina el calor y lo refresca. Es más difícil mantenerse fresco cuando la humedad es alta porque el sudor no se evapora tan bien.

Sea que esté haciendo ejercicio o simplemente pasando el rato, es buena idea ver cuál es el índice de calor,* una medida que combina la temperatura y la humedad. Tome medidas para mantenerse fresco (vea la barra lateral) cuando la temperatura llega a 80 °F a la sombra con un 40 % o más de humedad. Es importante saber lo siguiente: El índice de calor puede ser hasta 15 °F más alto a plena luz del sol, así que quédese a la sombra cuando haga calor.

La actividad física es clave para manejar la diabetes, pero no haga actividades afuera durante la parte más calurosa del día o cuando el índice de calor sea alto. Salga por la mañana temprano o al atardecer cuando las temperaturas son más bajas, o vaya a un centro comercial o a un gimnasio con aire acondicionado para hacer actividades.

Preste atención a su nivel de azúcar en la sangre

Niños fuera de la escuela, vacaciones, reuniones de amigos y de familia. La temporada de verano puede alterar su rutina y posiblemente su plan de manejo de la diabetes. Revísese el azúcar en la sangre con más frecuencia para asegurarse de que esté dentro de su margen, independientemente de lo que le traiga el verano. Es particularmente importante reconocer cómo se siente el  nivel bajo de azúcar en la sangre y tratarlo tan pronto como sea posible.

un hombre sentado en una mesa y revisando su teléfono

Manténgase seguro en el sol con un sombrero y lentes de sol.

Consejos para la temporada de calor:

  • Beba mucha agua, aunque no tenga sed, para no deshidratarse.
  • Evite el alcohol y las bebidas con cafeína, como el café y las bebidas energizantes o deportivas, que pueden causar pérdida de agua y elevar sus niveles de azúcar en la sangre.
  • Revísese el azúcar en la sangre antes, durante y después de realizar actividades. Puede que deba cambiar la cantidad de insulina que usa. Hable con su médico si quiere ayuda para ajustar su dosis.
  • Use ropa suelta, ligera y de color claro.
  • Use filtro solar y un sombrero cuando esté afuera. Las quemaduras solares pueden aumentar sus niveles de azúcar en la sangre.
  • No ande descalzo, incluso en la playa o la piscina.
  • Use su aire acondicionado o vaya a un edificio o centro comercial con aire acondicionado para mantenerse fresco. Cuando hace mucho calor, un ventilador de sala no lo refrescará lo suficiente.

Demasiado caliente

¿Sabe qué más siente el calor? Los medicamentos,* los suministros y equipos para la diabetes:

  • No almacene la insulina ni los medicamentos orales para la diabetes a la luz directa del sol o en un automóvil caliente. Revise la información en el envase acerca de cómo las temperaturas altas pueden afectar la insulina y otros medicamentos.
  • Si está viajando, mantenga la insulina y otros medicamentos en una neverita portátil. No ponga la insulina directamente sobre hielo ni sobre un paquete de gel frío.
  • El calor puede dañar el monitor de azúcar en la sangre, la bomba de insulina y otros equipos para la diabetes. No los deje en un automóvil caliente, alrededor de la piscina, a la luz directa del sol o la playa. Lo mismo se aplica para los suministros como las tiras reactivas.

Pero no deje que el calor del verano le impida llevar consigo sus medicamentos y suministros para la diabetes cuando esté afuera. Necesitará revisarse el azúcar en la sangre y tomar medidas si el nivel es demasiado alto o demasiado bajo. Simplemente asegúrese de proteger del calor sus equipos para la diabetes.

Mal tiempo

El 1 de junio marca el inicio de la temporada de huracanes. Las tormentas con granizo, vientos fuertes y tornados también tienen más probabilidades de ocurrir cuando hace calor. Las personas con diabetes enfrentan desafíos adicionales si una tormenta provoca un corte eléctrico o si tienen que buscar refugio fuera de su casa. Haga un plan sobre cómo manejará medicamentos que requieren refrigeración, como la insulina. Y prepárese empacando una bolsa de emergencia, un kit de suministros que pueda agarrar rápidamente si necesita dejar su casa.

¡Así que manténgase fresco, seguro y disfrute los largos días de verano!

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

TOP
window.pageOptions.navigation = window.pageOptions.navigation || { pathToSelect: "/Spanish/EspecialesCDC/enfermedades.html", showFourthLevel: false };