Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Lucha contra la influenza en establecimientos de cuidados a largo plazo

Una enfermera que camina con mujer mayor

Los CDC recomiendan que los proveedores de atención médica se pongan la vacuna contra la influenza antes de que termine el mes de octubre, o lo antes posible después de esa fecha. La prevención de la influenza entre proveedores de atención médica podría ayudar a reducir la propagación de esta enfermedad en las poblaciones vulnerables de residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo.

Vacunación de los proveedores de atención médica de establecimientos de cuidados a largo plazo

La influenza (gripe) es una infección viral contagiosa que afecta el aparato respiratorio, o sea, la nariz, la garganta y los pulmones. La influenza puede ser una amenaza grave para la salud de las personas de 65 años o mayores y las personas de cualquier edad que tengan ciertas afecciones crónicas como asma, diabetes, enfermedad cardiaca y trastornos de los riñones o el hígado. Los proveedores de atención médica que trabajan en establecimientos de cuidados a largo plazo (LTC, por sus siglas en inglés) tienen contacto directo o indirecto con los residentes, que a menudo son adultos mayores, personas con discapacidades y personas con afecciones crónicas que están recibiendo atención médica.

Además de vacunar a los residentes para protegerlos contra la influenza, es muy importante que los trabajadores de salud también se vacunen. La vacunación anual reduce la cantidad de casos de enfermedad por la influenza y las consecuencias más graves, que pueden causar hospitalizaciones e incluso la muerte. Las personas que trabajen en estos entornos, que estén vacunadas, podrían proteger tanto a los residentes como a los empleados mismos.

Algunos estudios* indican que las tasas altas de cobertura por la vacunación contra la influenza de los proveedores de atención médica se asocian con una mayor protección contra la influenza entre las personas que están en establecimientos de cuidados a largo plazo y hospitales. Prevenir la influenza en los proveedores de atención médica podría ayudar a reducir la propagación de esta enfermedad en las poblaciones vulnerables de residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo. A pesar de los beneficios de la vacunación en estos entornos, las tasas de vacunación entre las personas que trabajan allí son las más bajas entre todos los proveedores de atención médica.

Los proveedores de atención médica que no se vacunan tienen un mayor riesgo* de infectarse con la influenza en el lugar de trabajo. Si se infectan, podrían transmitir la influenza a otras personas a su alrededor, incluidos los residentes de los establecimientos de cuidados a largo plazo y los otros proveedores de atención médica. Esto puede suceder incluso antes de que tengan síntomas, ya que las personas infectadas pueden transmitir los virus desde un día antes de que presenten síntomas hasta 5-7 días después de enfermarse. La vacunación de los proveedores de atención médica es particularmente importante si atienden a ciertas poblaciones de pacientes, como las de adultos de 65 años o mayores con salud frágil o las de pacientes con el sistema inmunitario debilitado. Los proveedores de atención médica enfermos deberían mantenerse alejados de los residentes de estos establecimientos.

Todos los años, la vacunación contra la influenza previene millones de casos de influenza y decenas de miles de hospitalizaciones relacionadas con esta enfermedad. Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad en adelante, incluidos los proveedores de atención médica, se pongan la vacuna contra la influenza antes de que termine el mes de octubre, o lo antes posible después de esa fecha. Debido a que después de la vacunación le toma al cuerpo aproximadamente 2 semanas producir los anticuerpos y proveer protección, los CDC recomiendan que las personas estén vacunadas antes de que termine el mes de octubre para que estén protegidas cuando la influenza se haga prevalente en la comunidad y en los establecimientos de cuidados a largo plazo. No obstante, los esfuerzos de vacunación continúan después del mes de octubre y durante toda la temporada de influenza para que se vacunen tantas personas como sea posible.

Mejorar la cobertura de la vacunación contra la influenza de los proveedores de atención médica que trabajan en establecimientos de cuidados a largo plazo

Durante la temporada de influenza 2017-2018, la cobertura de la vacunación* de los proveedores de atención médica de los establecimientos de cuidados a largo plazo se mantuvo baja (67.4 %). Esto pone en mayor riesgo de infección por la influenza y de posibles complicaciones graves a cualquiera que esté en esos entornos. En comparación, la cobertura de la vacunación de los proveedores de atención médica en los entornos hospitalarios fue de cerca del 92 %.

Entonces, ¿qué se puede hacer para mejorar las tasas de cobertura entre los trabajadores de atención médica en los entornos de cuidados a largo plazo? Hay algunas intervenciones comprobadas* a tener en cuenta. Algunas estrategias que los empleadores pueden usar para reducir los obstáculos para la vacunación incluyen ofrecer la vacuna contra la influenza:

  • en el lugar de trabajo, durante varios días y turnos de trabajo;
  • gratis;
  • haciendo una buena promoción del servicio y con frecuencia.

Kit de herramientas de vacunación contra la influenza para empleadores de personal de establecimientos de cuidados a largo plazo

Para ayudar a quienes emplean personal en establecimientos de cuidados a largo plazo a aumentar la vacunación contra la influenza, la Oficina del Programa Nacional de Vacunación* y los CDC crearon un kit de herramientas de vacunación contra la influenza para empleadores de personal de cuidados a largo plazo.* Este kit de herramientas integral puede ayudar a los dueños y administradores de estos establecimientos a comprender la importancia de la vacunación y guiarlos para brindar acceso a la vacuna a sus empleados. Este kit de herramientas incluye información sobre lo siguiente:

Fomente la vacunación anual contra la influenza para asegurarse de que tanto sus proveedores de atención médica como los residentes de su establecimiento de cuidados a largo plazo estén protegidos.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 27 de noviembre de 2018
  • Esta página fue modificada el: 27 de noviembre de 2018
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP