Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Prevenga enfermedades causadas por C. perfringens

Carne asada con verduras

La bacteria Clostridium perfringens (C. perfringens) es una de las causas más comunes de intoxicación alimentaria en los Estados Unidos. Los CDC estiman que cada año la C. perfringens causa cerca de 1 millón de casos de enfermedades transmitidas por alimentos en los Estados Unidos.

Sepa más acerca de esta bacteria y de las medidas que puede tomar para prevenir enfermedades.

¿Qué es C. perfringens?

C. perfringens son bacterias que se pueden encontrar en la carne y aves crudas, en los intestinos de animales y seres humanos, y en el medioambiente. Algunas cepas producen una toxina que causa diarrea.

¿Cuáles alimentos comunes pueden tener C. perfringens?

Las carnes y las aves son fuentes comunes de infecciones por C. perfringens. La infección por C. perfringens puede darse cuando ciertos alimentos, como asados grandes o guisos en ollas grandes, no se mantienen a temperaturas adecuadas hasta que se sirvan. Los brotes tienden a presentarse en lugares que sirven a grupos grandes, como hospitales, comedores escolares, prisiones y hogares de ancianos, o en eventos con servicio de alimentos.

Una pila de envases de vidrio con comida en el refrigerador

Refrigere las sobras y recaliéntelas de manera adecuada.

¿Quién tiene riesgo de intoxicación alimentaria por C. perfringens?

Cualquier persona puede presentar intoxicación alimentaria a causa de la C. perfringens.

¿Cuáles son los síntomas de la intoxicación alimentaria por C. perfringens?

Las personas con intoxicación alimentaria por C. perfringens presentan diarrea y cólicos abdominales de 6 a 24 (generalmente de 8 a 12) horas después de haber consumido alimentos contaminados. La enfermedad por lo general comienza de manera repentina y dura menos de 24 horas. Puede que se presente deshidratación. Esta infección no causa fiebre o vómitos y no puede transmitirse de una persona a otra.

¿Cómo se puede prevenir la intoxicación alimentaria por C. perfringens?

Cocine y mantenga los alimentos a la temperatura correcta.

Los alimentos, en particular los asados de carne o aves, deben cocinarse a una temperatura segura y luego mantenerse a 140 °F (60 °C) o más, o a 40 °F (4.4 °C) o menos. Estas temperaturas evitan que se multipliquen las bacterias que podrían haber sobrevivido a la cocción. Los platos con carne deben servirse calientes, dentro de las 2 horas de haberse cocinado.

Refrigere las sobras y recaliéntelas de manera adecuada.

Las sobras deben refrigerarse a 40 °F o menos tan pronto como sea posible y no más de 2 horas después de prepararlas. Está bien poner los alimentos calientes directamente en el refrigerador. Las ollas grandes de alimentos, como sopas, guisos y grandes trozos de carne (asados), deben dividirse en porciones pequeñas para la refrigeración, de modo que se enfríen lo suficientemente rápido para prevenir la multiplicación de bacterias. Las sobras deben recalentarse a por lo menos 165 °F (74 °C) antes de servirse.

Si tiene dudas, bótelos.

Es probable que los alimentos que contienen bacterias peligrosas no tengan sabor, olor o apariencia diferente. Puede ser peligroso ingerir cualquier alimento que haya quedado fuera del refrigerador durante demasiado tiempo, aun cuando parezca en buen estado.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 21 de noviembre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 21 de noviembre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP