Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Lea el testimonio de una mujer con TEAF

Una mujer embarazada mirando un sonograma

Los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF) son discapacidades físicas, conductuales e intelectuales que duran toda la vida. Comúnmente, una persona con un TEAF tiene una combinación de estos problemas. Los TEAF son completamente prevenibles si no se expone al bebé en gestación al alcohol antes del nacimiento.

La historia de Frances

“Los TEAF han afectado mi vida en muchas formas. Nací seis semanas antes de tiempo y pesé 3 libras y 11 onzas (1.65 kilos). Cuando era niña, nunca supe a qué se debía, pero me costaba trabajo hacer amistades y empecé a tenerles miedo a los demás. La escuela fue muy difícil para mí, especialmente matemáticas e inglés. No entendía esas materias. Terminé la escuela secundaria superior y traté de estudiar en la universidad pero no me fue bien. Luego conseguí un trabajo.

Frances

“Quiero que la gente sepa que hay esperanza. Siempre pienso que si yo puedo sobrevivir, otros pueden también”.

Trabajar fue difícil. No sabía lo que quería hacer y constantemente cambiaba de trabajo. No podía conservar un empleo. Fue difícil para mí porque empecé a padecer ansiedad, depresión y un trastorno alimentario. Todavía tengo que lidiar con eso actualmente. Estoy viendo a un terapeuta con frecuencia y tomo medicamentos. Aun así, es difícil.

Escribo mucho para expresar mis sentimientos. Eso me ayuda. También observo a la gente con mucha atención para aprender cómo hacer ciertas cosas. Tiendo a leer todo dos veces para entender lo que estoy leyendo. Como sufro de ansiedad, trato de no ir a lugares ruidosos o muy concurridos. Siempre me rodeo de personas con las que me siento cómoda y segura.

Participo en una organización llamada Al-Anon porque crecí en una familia alcohólica. Hablo sobre mi historia de los TEAF en las reuniones de Al-Anon. Siempre pienso que si hay una joven que planea tener un bebé y está bebiendo, si cuento mi historia y ella me escucha, entonces vale la pena.

Quiero que la gente sepa que hay esperanza. Siempre pienso que si yo puedo sobrevivir, otros pueden también. Los TEAF conllevan mucha vergüenza y muchos desafíos. Siempre les pido a las personas que se detengan y piensen antes de tomar ese trago. Las mujeres embarazadas deben recordar que no están tomando solas”.

Los CDC extienden su  agradecimiento a  Frances y a la Organización Nacional sobre el Síndrome Alcohólico Fetal (NOFAS, por sus siglas en inglés) por compartir esta historia con nosotros. Lea más testimonios personales en la página web de la NOFAS.*

Actividades de los CDC

Los CDC realizan actividades de investigación, identificación y prevención de los TEAF desde 1991. A continuación, algunas de las actividades clave que se realizan en la actualidad:

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

  • Esta página fue revisada el: 5 de septiembre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 5 de septiembre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP