Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Calidad de las pruebas en el recién nacido

Muestras de gotas de sangre.

Infórmese acerca de uno de los programas de salud pública más exitosos del país para las pruebas de detección en el recién nacido: el Programa de Calidad para Laboratorios, del Centro Nacional de Salud Ambiental de los CDC.

La División de Ciencias de Laboratorio del Centro Nacional de Salud Ambiental de los CDC cumple una función importante en las pruebas de detección en el recién nacido al ofrecer el Programa de Garantía de la Calidad de las Pruebas de Detección en el Recién Nacido (NSQAP, por sus siglas en inglés) a laboratorios locales, estatales e internacionales, y garantizar que los resultados de estas pruebas sean lo más precisos posible.

Poco después del nacimiento, un profesional de la salud toma unas gotitas de sangre del talón del bebé. La muestra de sangre se envía a un laboratorio estatal donde se hacen pruebas de detección de varios trastornos graves. Este proceso, que se conoce como pruebas de detección en el recién nacido, es uno de los programas de salud pública más exitosos del país porque la detección temprana de trastornos graves ha llevado a la intervención y a tratamientos vitales oportunos en niños recién nacidos. Gran parte del éxito de las pruebas de detección en el recién nacido realizadas en los laboratorios se debe al programa NSQAP de los CDC. Este programa voluntario, no reglamentario, ayuda a los departamentos de salud estatales y a sus laboratorios a mantener y mejorar la calidad de los resultados de las pruebas.

Joanne Mei está trabajando con gotas de sangre seca en el laboratorio.

Joanne Mei está trabajando con gotas de sangre seca en el laboratorio del Programa de Garantía de la Calidad de las Pruebas de Detección en el Recién Nacido (NSQAP), de los CDC.

Joanne Mei lidera este programa en la Subdivisión de Pruebas de Detección en el Recién Nacido y Biología Molecular de la División de Ciencias de Laboratorio del Centro Nacional de Salud Ambiental de los CDC. Ella dice que la función del programa es simple: “Existimos para ayudar a los laboratorios de pruebas de detección en recién nacidos a minimizar el riesgo de cometer errores”.

“Preparamos aproximadamente un millón de gotas de sangre seca cada año”, dice Mei. “Este trabajo comienza temprano por la mañana, con la preparación de las tarjetas de papel secante. Desplegamos las tarjetas en un estante y un robot les pone las gotas de sangre. Agregamos diferentes marcadores bioquímicos o incluimos marcadores moleculares específicos según el trastorno de la prueba de detección en el recién nacido que queramos imitar”, explica.

Más de 650 laboratorios de pruebas de detección en el recién nacido en todos los Estados Unidos y el mundo dependen de estas tarjetas de papel secante que se preparan de manera especial y se conocen como muestras de gotas de sangre seca de garantía de calidad, a fin de proporcionar una “confirmación externa” de su trabajo.

Las muestras de garantía de calidad se envían a los laboratorios participantes para determinar si obtienen la respuesta prevista, o si identifican el marcador bioquímico o molecular asociado a uno de los trastornos de las pruebas de detección en el recién nacido. Si un laboratorio participante no obtiene la respuesta correcta, el NSQAP trabaja inmediatamente con él para identificar y resolver el problema.

“Los laboratorios usan nuestros materiales de manera habitual”, dice Mei. “Por ejemplo, enviamos muestras enmascaradas cada tantos meses y los laboratorios analizan esas muestras y nos envían los resultados. Con la realización de estas pruebas en los recién nacidos, los laboratorios intentan identificar a todos los bebés que podrían tener un trastorno en particular”, agrega.

Cuando se recomienda la inclusión de un trastorno en estas pruebas de detección, puede llevar años desarrollar las muestras adecuadas para garantizar la calidad de las gotas de sangre secas. “Trabajamos con los estados [que deseen hacer las pruebas del trastorno nuevo] y con los fabricantes que estén elaborando nuevas pruebas de detección”, dice Mei. “Debemos asegurarnos de que el marcador bioquímico o molecular para esa enfermedad sea detectado en el papel secante y que se mantenga estable en ese papel a lo largo del tiempo”, agrega. La meta esencial es “fabricar gotas de sangre seca con niveles de biomarcadores que se asemejen a los de un bebé con enfermedad.

Si se trata de una prueba recomendada de detección en el recién nacido en gotas de sangre secas, tenemos los materiales para hacerla”, dice Mei. Ninguna otra entidad en el mundo puede igualar en nivel de apoyo que el equipo de los CDC proporciona.

Resumen de las pruebas de detección en el recién nacido

Poco después del nacimiento, un profesional de la salud toma unas gotitas de sangre del talón del bebé. La muestra de sangre se envía a un laboratorio estatal donde se hacen pruebas de detección de varios trastornos graves. Este proceso, que se conoce como pruebas de detección en el recién nacido, es uno de los programas de salud pública más exitosos del país porque la detección temprana de trastornos graves ha llevado a la intervención y a tratamientos vitales oportunos en niños recién nacidos.

  • Esta página fue revisada el: 13 de noviembre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 13 de noviembre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP