Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

¿Le preocupa que su dolor de garganta sea una amigdalitis estreptocócica?

Doctor que examina la garganta del niño

La amigdalitis estreptocócica es una causa común de dolor de garganta en los niños, pero no es muy común en los adultos. Los profesionales de atención médica pueden hacer una prueba rápida para determinar si un dolor de garganta es una amigdalitis estreptocócica. Si es así, los antibióticos pueden ayudar a la persona a sentirse mejor más rápido y a prevenir el contagio a los demás.

Muchas cosas pueden causar esa incómoda y algunas veces dolorosa afección que causa comezón y que conocemos como dolor de garganta. Los virus, las bacterias, los alérgenos, los irritantes ambientales (como el humo del cigarrillo) y el goteo posnasal crónico pueden causar dolor de garganta. Si bien muchos dolores de garganta mejoran sin tratamiento, algunas infecciones de garganta —incluida la amigdalitis estreptocócica— pueden requerir un tratamiento con antibióticos.

Cómo se contrae la amigdalitis estreptocócica

La amigdalitis estreptocócica es una infección de la garganta y las amígdalas causada por las bacterias Streptococcus del grupo A (también llamadas “estreptococos del grupo A”). Las bacterias estreptocócicas del grupo A también pueden vivir en la nariz y la garganta de las personas sin que causen enfermedad. Estas bacterias se propagan mediante el contacto con las gotitas de la tos o el estornudo de una persona infectada. Si usted se toca la boca, la nariz o los ojos después de haber tocado algo que tenga estas gotitas, se podría enfermar. Si bebe del mismo vaso o come del mismo plato que una persona enferma, también se podría enfermar. Asimismo, es posible contraer una amigdalitis estreptocócica al tocar llagas en la piel causadas por estreptococos del grupo A.

Mujer que toma la temperatura del niño

La fiebre es un síntoma común de la amigdalitis estreptocócica.

Los síntomas más comunes de la amigdalitis estreptocócica incluyen:

  • Dolor de garganta que generalmente comienza rápido y puede causar dolor al tragar.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento e inflamación de las amígdalas, que a veces tienen manchas blancas o pus.
  • Pequeños puntitos rojos (petequias) en la bóveda de la boca (el paladar blando o el duro).
  • Inflamación de los ganglios linfáticos en la parte delantera del cuello.

Otros síntomas pueden incluir dolor de cabeza o de estómago, náuseas o vómitos. Puede que una persona con amigdalitis estreptocócica tenga además un sarpullido conocido como fiebre escarlata (también llamada escarlatina).

Los síntomas de la amigdalitis estreptocócica por lo general no incluyen:

  • Tos
  • Moqueo
  • Ronquera (cambios en la voz que hacen que suene entrecortada, áspera o fatigada)
  • Conjuntivitis (también llamada pink eye en inglés)

Estos síntomas parecen indicar que un virus es la causa de la enfermedad.

Una prueba simple da los resultados rápido

Nadie podrá diagnosticarle amigdalitis estreptocócica con solo ver su garganta. Los profesionales de atención médica usan dos pruebas para determinar si lo que está causando el dolor de garganta son bacterias estreptocócicas del grupo A. Una “prueba de estreptococos rápida” incluye tomar una muestra de la garganta con un hisopo y da los resultados pronto. Si la prueba resulta positiva, su profesional de atención médica puede recetarle antibióticos. Si la prueba resulta negativa, pero su profesional de atención médica todavía tiene fuertes sospechas de que sea amigdalitis estreptocócica, entonces ordenará hacer un cultivo con una muestra de la garganta. Este cultivo implica enviar un hisopado de la garganta a un laboratorio para ver si hay multiplicación de bacterias de la muestra. Por esa razón, un cultivo de una muestra de la garganta se demora más tiempo para dar resultados.

Farmacéutico que sostiene la botella de píldoras

Los antibióticos reducen la cantidad de tiempo que estará enfermo y sus síntomas.

Los antibióticos hacen que se sienta mejor rápido

Los resultados de la prueba ayudarán al profesional de atención médica a decidir si usted necesita antibióticos. Estos medicamentos pueden:

  • Reducir la cantidad de tiempo que estará enfermo.
  • Aliviar sus síntomas.
  • Ayudar a prevenir el contagio de la infección a los demás.
  • Prevenir complicaciones más graves, como infecciones de las amígdalas y de los senos paranasales, y fiebre reumática aguda (una rara enfermedad inflamatoria que puede afectar el corazón, las articulaciones, la piel y el cerebro).

Usted debería comenzar a sentirse mejor en tan solo uno o dos días después de iniciar el tratamiento con antibióticos. Llame a su profesional de atención médica si no se siente mejor después de tomar antibióticos por 48 horas. Las personas con amigdalitis estreptocócica no deben ir al trabajo, a la escuela o a la guardería hasta que ya no tengan fiebre y lleven al menos 24 horas tomando antibióticos, para no trasmitirles la infección a los demás.

Tome el antibiótico recetado exactamente como se lo indique su proveedor de atención médica. Siga tomando el medicamento, incluso si se siente mejor, a menos que su profesional de la salud le indique lo contrario.

Más consejos de prevención: Lávese las manos

La mejor manera de evitar contraer la amigdalitis estreptocócica es lavarse las manos frecuentemente. Además, evite compartir los utensilios para comer, como tenedores o vasos. Toda persona con dolor de garganta debe lavarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca al toser o estornudar. No hay una vacuna para prevenir la amigdalitis estreptocócica.

  • Esta página fue revisada el: 31 de octubre de 2017
  • Esta página fue modificada el: 31 de octubre de 2017
  • Fuente del contenido:
  • Centro a cargo del mantenimiento de esta página: Oficina del Director Adjunto de Comunicaciones, Subdivisión de Medios Digitales, División de Asuntos Públicos
TOP