Saltar directamente a búsqueda Saltar directamente al índice A-Z de los CDC Saltar directamente al menú de navegación Saltar directamente a la página de opciones Saltar directamente al contenido del sitio

Celebre este Día del Veterano de Guerra libre de tabaco

Foto de primer plano del soldado uniformado con su esposa y su hija de 10 años. Hija entre sus padres y abrazándolos mejilla a mejilla. Todos están sonriendo.

Si en la actualidad forma parte de las Fuerzas Armadas, usted tiene más probabilidad de fumar cigarrillos que la población civil. Protéjase y proteja a sus seres queridos al dejar de consumir productos de tabaco por completo.

Deje de consumir tabaco en honor al Día del Veterano de Guerra

El Día del Veterano de Guerra honramos a los valientes hombres y mujeres que han prestado servicios en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Reconocemos los difíciles sacrificios que usted y su familia han hecho para proteger nuestro país. Su salud no debería ser uno de esos sacrificios. Si en la actualidad forma parte de las Fuerzas Armadas, usted tiene más probabilidad de fumar cigarrillos que la población civil. Fumar es aún más común en aquellos que han sido enviados a áreas de combate. Protéjase y proteja a sus seres queridos al dejar de consumir productos de tabaco por completo.

Recursos para dejar de consumir tabaco dirigidos al personal militar en servicio activo, veteranos y familias

Cómo el consumo de tabaco le hace daño a usted y a sus seres queridos

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad y muerte prevenibles* en los Estados Unidos. Si fuma cigarrillos o consume otros productos de tabaco, usted tiene un alto riesgo de enfermarse gravemente e incluso de morir. Consumir productos de tabaco aumenta su riesgo de presentar problemas graves de salud que pueden afectar considerablemente su vida y su familia, como cáncer, enfermedades cardiacas y pulmonares, accidentes cerebrovasculares y diabetes.

El humo que exhalan los fumadores y el proveniente de los productos de tabaco encendidos, conocido como humo de segunda mano,* también provoca enfermedad y muerte. Los niños que inhalan humo de segunda mano tienen más probabilidad de presentar problemas pulmonares, infecciones de oído y ataques de asma más frecuentes y graves. En los adultos no fumadores, el humo de segunda mano puede provocar un ataque al corazón y causar enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares y cáncer de pulmón.

En comparación con el resto de las personas en los Estados Unidos, hay más veteranos y personal militar en servicio activo que consumen tabaco. Alrededor de tres de cada diez veteranos reportan que consumen productos de tabaco.* Casi el 40 % de las personas en las Fuerzas Armadas que fuman cigarrillos reportan que comenzaron a consumir tabaco después de alistarse en el servicio militar. Los altos niveles de estrés, la influencia de los compañeros y el fácil acceso a productos de tabaco a bajo precio son algunos de los factores que llevan al consumo de tabaco en las Fuerzas Armadas.

Llame a una línea de ayuda para dejar de fumar

  • Línea de ayuda para dejar de fumar del Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA) (para los veteranos que reciben atención a través del VA): 1-855-QUIT-VET (1-855-784-8838)
  • Freedom Quitline (para beneficiarios de TRICARE): 1-844-I-AM-FREE (1-844-426-3733)
  • Español: 1-855-DÉJELO-YA (1-855-335-3569)
  • Inglés: 1-800-QUIT-NOW* (1–800-784-8669)

Dejar de consumir tabaco le puede salvar la vida

La buena noticia es que dejar de consumir tabaco reduce en gran medida su riesgo de presentar enfermedades, infertilidad y muerte prematura.*

  • Tan solo un año después de dejar de fumar, su riesgo de tener un ataque cardiaco se reduce significativamente.
  • A los 5 años de haber dejado de fumar, su riesgo de presentar cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga se reduce a la mitad.
  • Diez años después de haber dejado de fumar, su riesgo de presentar cáncer de pulmón se reduce a la mitad.

Los beneficios para la salud son mayores cuando se deja de fumar a una edad más temprana, pero hay beneficios a cualquier edad. Uno nunca es demasiado viejo para dejar de fumar.

Dejar el consumo de tabaco para siempre

Dejar de consumir tabaco puede ser difícil. Pero millones de personas han logrado dejar de consumirlo para siempre. De hecho, tres de cada cinco personas adultas que fumaron alguna vez dejaron de hacerlo. Usted también puede conseguirlo.

La mayoría de los fumadores tratan de dejar de fumar varias veces antes de tener éxito. Cada vez que intente dejar de fumar estará más cerca de lograrlo para siempre. Al saber qué funcionó y qué no funcionó en los intentos pasados, usted aumentará sus probabilidades conseguirlo la próxima vez. Una forma de dejar de fumar con éxito es buscando apoyo. Por ejemplo, usted puede:

Ayudar a los veteranos y a sus familias a dejar de consumir tabaco es una de las formas en que podemos agradecerles por sus servicios. Visite la página web de los CDC Cómo dejar de fumar, que incluye una guía para dejar de fumar y recursos para dejar de fumar adicionales.

Consejos del ex participante de la campaña Smokers® Mark, sentado en un sofá en su casa y mirando directamente a la cámara.

Mark consumía tabaco cuando estaba en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y finalmente dejó de hacerlo después de que le diagnosticaron cáncer colorrectal.

La historia de Mark

Mark ya fumaba cigarrillos cuando ingresó a la Fuerza Aérea a los 19 años. Él se acuerda de haber cambiado al rapé, un tabaco molido muy fino, debido al peligro potencial que representaba encender un cigarrillo en el campo de batalla. “Tú no quieres que la luz del cigarrillo le indique al enemigo tu posición”, dijo Mark.

Mark prestó servicio por dos periodos en el Golfo Pérsico apoyando la Operación Escudo del Desierto y la Operación Tormenta del Desierto. Durante este periodo fumó cigarrillos y consumió tabaco sin humo. Fumaba un paquete por día hasta que le diagnosticaron cáncer rectal en el 2009. El cáncer rectal es un tipo de cáncer colorrectal. Todos los cánceres en este grupo son más comunes en los fumadores de cigarrillos que en los no fumadores.

Mark intentó dejar de consumir cigarrillos y tabaco sin humo varias veces. Finalmente los dejó por completo después de recibir el diagnóstico de cáncer. Mark comentó que, si bien las dos primeras semanas sin tabaco fueron difíciles, esto lo ayudó a verse a sí mismo como un no fumador. “En vez de luchar contra las ansias de fumar, me decía a mí mismo: ‘Sí, sería fantástico tener un poco de nicotina, pero ya no consumes drogas’, y las ansias desaparecían en poco tiempo”.

* Los enlaces a sitios web pueden llevar a páginas en inglés o español.

Próximos eventos (en inglés y español)

TOP